INICIO

Cambios en los pezones y la piel al amamantar

Pezón invertido; Secreción del pezón; Lactancia - cambios en los pezones; Amamantamiento - cambios en los pezones

Descripción

Aprender sobre los cambios en la piel y los pezones al amamantar le puede ayudar a cuidar de sí misma y saber cuándo debe consultar a su proveedor de atención médica.

Esté atenta para detectar cambios en sus mamas y pezones

Los cambios en sus mamas y pezones pueden incluir:

  • Pezones invertidos. Esto es normal si sus pezones siempre han estado hundidos y pueden fácilmente apuntar hacia afuera cuando los toca. Si sus pezones están apuntando hacia adentro y esto es nuevo, hable con el proveedor de inmediato.
  • Hoyuelos o arrugas en la piel. Esto puede ser causado por tejido cicatricial de una cirugía o una infección. A menudo, no hay una razón conocida. Debe consultar a su proveedor, pero la mayoría de las veces esto no necesita tratamiento.
  • Mamas calientes al tacto, rojas o que duelen. Esto es causado por una infección en la mama. Consulte a su proveedor para recibir tratamiento.
  • Descamación y picazón en la piel. Generalmente se trata de eccema o una infección bacteriana o fúngica. Consulte a su proveedor para recibir tratamiento. Los pezones que presentan descamación y picazón pueden ser un signo de la enfermedad de Paget. Esa es una rara forma de cáncer de mama que compromete al pezón.
  • Engrosamiento de la piel con poros grandes. Esto se conoce como piel de naranja porque la piel se ve como una cáscara de naranja. Una infección en la mama o cáncer de mama inflamatorio pueden causar este problema. Consulte a su proveedor inmediatamente.
  • Pezones hundidos. Su pezón estaba elevado por encima de la superficie, pero comienza a retraerse hacia adentro y no sale cuando se estimula. Consulte a su proveedor si esto es nuevo.

Cuide sus pezones

Sus pezones producen de manera natural un lubricante para evitar secarse, agrietarse o que se presenten infecciones. Para mantener sus pezones saludables:

  • Evite los jabones y el lavado o secado fuerte de los senos y de los pezones. Esto puede causar resequedad y agrietamiento.
  • Frote un poco de leche materna sobre el pezón después de amamantar para protegerlo. Mantenga los pezones secos para evitar el agrietamiento y la infección.
  • Si tiene pezones agrietados, aplique lanolina 100% pura después de cada toma del bebé.

Cuándo llamar al médico

Consulte con su proveedor si nota que:

  • Su pezón se retrae o se hunde cuando no estaba así antes.
  • Su pezón ha cambiado de forma.
  • Su pezón se torna sensible y no está relacionado con el ciclo menstrual.
  • Su pezón tiene cambios en la piel.
  • Presenta una secreción del pezón nueva.

Su proveedor hablará con usted acerca de su historia clínica y los cambios recientes que se han notado en sus mamas y pezones. El proveedor también le realizará un examen de las mamas y puede sugerirle que consulte a un dermatólogo o un especialista en las mamas.

Le pueden hacer estos exámenes:

  • Mamografía (utiliza radiografías para producir imágenes de la mama)
  • Ultrasonido de las mamas (utiliza ondas de sonido para examinar la mama)
  • Resonancia magnética de la mama (utiliza poderosos imanes y ondas de radio para crear imágenes detalladas del tejido de la mama)
  • Biopsia (extracción de una pequeña porción del tejido de la mama para examinarlo)

Referencias

Newton ER. Lactation and breastfeeding. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, et al, eds. Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 24.

Valente SA, Grobmyer SR. Mastitis and breast abscess. In: Bland KI, Copeland EM, Klimberg VS, Gradishar WJ, eds. The Breast: Comprehensive Management of Benign and Malignant Diseases. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 6.

Programe una cita

Actualizado : 9/25/2018

Versión en inglés revisada por : John D. Jacobson, MD, Professor of Obstetrics and Gynecology, Loma Linda University School of Medicine, Loma Linda Center for Fertility, Loma Linda, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.


La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.