INICIO

Relaciones sexuales

Relaciones sexuales

Las parejas a menudo se preocupan acerca de tener relaciones sexuales durante el embarazo. Es posible que sientan miedo de que se pueda ocasionar un aborto espontáneo o se dañe al bebé. Con un embarazo normal, el sexo es seguro durante las últimas semanas. De hecho, algunos estudios sugieren que tener relaciones sexuales durante el embarazo se asocia con un riesgo menor de tener un parto muy premature!

El bebé está bien acolchonado por el líquido amniótico y los músculos fuertes del útero. También hay un tapón de moco grueso que sella el cérvix y lo protege de las infecciones.

Hable con su médico para asegurarse de que tiene poco riesgo de sufrir complicaciones, tales como un parto prematuro o un aborto espontáneo. Su médico puede indicarle que reduzca su actividad sexual si hay signos o complicaciones durante el embarazo. Las mujeres que no deberían tener relaciones sexuales durante el embarazo son aquellas:

  • Cuyo cérvix parece que se está abriendo muy pronto
  • Que presentan sangrado
  • Con una placenta ubicada de manera inusual (placenta previa)

Cambios en el deseo sexual

Usted y su pareja pueden experimentar cambios en el deseo sexual durante el embarazo. Esto es común durante las diferentes etapas del embarazo. Durante el PRIMER trimestre muchas mujeres experimentan:

  • Sensibilidad extrema en las mamas
  • Fatiga
  • Náuseas y vómitos
  • Incremento en la necesidad de orinar

Estos factores pueden disminuir su apetito sexual.

Algunas parejas tienen una sensación de mayor cercanía que puede influenciar sus deseos sexuales.

Muchas mujeres encuentran que durante el SEGUNDO trimestre los síntomas iniciales han desaparecido y tienen un mayor deseo de tener relaciones sexuales. Una teoría para esto indica que el suministro sanguíneo se ha incrementado en la región pélvica. Algunas mujeres se sienten libres del uso de anticonceptivos y esto se suma a la sensación de una cercanía especial con su pareja.

El deseo de tener relaciones sexuales puede cambiar otra vez en el TERCER trimestre. Su abdomen está muy grande, lo que puede ocasionar que sea extraño para usted tener relaciones sexuales. Algunas mujeres se sienten físicamente poco atractivas. Pero, otras se sienten más deseadas.

La mejor manera de lidiar con estos cambios es comunicarse con su pareja. Si bien el deseo sexual puede ir y venir durante el embarazo, algunas mujeres quieren afecto físico, caricias suaves y abrazos.

Posiciones

Tener relaciones sexuales más adelante en su embarazo puede ser difícil o incómodo. Hay una variedad de posiciones que parecen funcionar con más comodidad. Estas incluyen:

  • Ambas personas se acuestan de costado, ya sea cara a cara o en posición de cuchara
  • La mujer se posiciona en la parte de arriba
  • Posición trasera
  • La mujer se recuesta sobre su espalda, flexiona las rodillas y se posiciona cerca del extremo de la cama

Prácticas sexuales de riesgo

Si practica sexo oral, no se debe soplar aire dentro de la vagina. Esto puede causar embolia gaseosa o una burbuja de aire en el torrente sanguíneo y bloquear los vasos sanguíneos. Esto es extremadamente inusual, pero puede ser fatal para usted y su bebé.

Cuando se necesitan límites

Ciertas afecciones o complicaciones pueden impactar durante el acto sexual. Su proveedor de atención médica puede indicarle que reduzca o evite tener relaciones sexuales si tiene una de las siguientes afecciones:

  • Antecedentes de aborto espontáneo
  • Antecedentes de parto prematuro
  • Sangrado vaginal o calambres
  • Goteo de líquido amniótico o ruptura de la fuente
  • Cuello uterino incompetente (el cérvix o la abertura del útero está débil y se abre prematuramente, lo que incrementa el riesgo de un aborto espontáneo o un parto prematuro)
  • Placenta previa (la estructura que proporciona alimento al bebé está enfrente del cérvix o en la parte baja del útero, en lugar de en su posición usual en la parte superior del útero)
  • Dolor durante el acto sexual
  • Infeciión

Debe llamar a su proveedor si no está segura acerca de si el sexo es seguro para usted. Póngase en contacto con el médico si tiene síntomas acerca de los cuales está insegura, tales como dolor, sangrado, secreción o contracciones después de tener relaciones sexuales.

A algunas mujeres se les pide que dejen de tener relaciones sexuales en las últimas semanas del embarazo. Consulte con su proveedor para obtener recomendaciones específicas.

Recuerde que es importante hablar con su pareja acerca de sus sentimientos y deseos sexuales durante el embarazo. Estas conversaciones le ayudarán a sentar las bases para los grandes cambios que les esperan a ambos...¡la paternidad!

Programe una cita

Actualizado : 7/4/2019

Versión en inglés revisada por : John D. Jacobson, MD, Professor of Obstetrics and Gynecology, Loma Linda University School of Medicine, Loma Linda Center for Fertility, Loma Linda, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.


La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.