INICIO

Guardería y regreso al trabajo

Guardería y regreso al trabajo

Si usted tiene que reintegrarse al trabajo después del parto, probablemente haya pensado en qué tipo de preparativos serán necesarios para el cuidado infantil. Seleccionar un proveedor de cuidado infantil y dilucidar cuándo reintegrarse al trabajo pueden ser decisiones difíciles, y usted (junto con su pareja y su médico) debe sentirse satisfecha con cualquier decisión que se tome.

¿Cuándo es el momento apropiado para regresar al trabajo?

La transición del permiso de maternidad al regreso al trabajo puede ser difícil, es posible que experimente muchas emociones. Usted debe adaptarse a un nuevo horario lleno de desafíos que no había enfrentado antes. Incluso para madres experimentadas, trabajar y cuidar a un nuevo bebé requiere una planificación cuidadosa.

Es posible que haya decidido regresar al trabajo debido a sus metas profesionales, necesidades económicas u otras razones. Una buena comunicación familiar puede ayudarla a calmar la ansiedad o la culpa y a trabajar en conjunto para enfrentar estos nuevos cambios.

Al decidir cuándo regresar al trabajo, estas son algunas preguntas que podría hacerse:

  • ¿Mi hijo estará seguro o se sentirá cómodo con alguien más?
  • ¿Cómo será no ver a mi hijo mientras estoy en el trabajo?
  • ¿Mi hijo se sentirá abandonado?
  • ¿Cómo continuaré la lactancia?
  • ¿Cuánto tiempo me tomará estar lista en las mañanas?

Es normal sentir culpa o ansiedad por separarse de su bebé. Hable con su pareja, su empleador, su proveedor de cuidado infantil, y su médico sobre las posibles opciones que podrían facilitar su regreso al trabajo.

Estas son algunas formas que pueden facilitar la transición:

  • Investigue opciones de trabajo de tiempo parcial, horario flexible, trabajo compartido o trabajo a distancia.
  • Almuerce con su bebé.
  • Pídale a su pareja u otro miembro de su familia que le ayude con sus actividades diarias.
  • Haga que su niñera se quede con su hijo en períodos de tiempo graduales.
  • Traiga una foto o una prenda de la ropa de su bebé al trabajo.
  • Inicie su jornada laboral a mitad de semana, así tendrá más tiempo para adaptarse.
  • Pregunte acerca de actualizaciones electrónicas en la guardería. Algunos proveedores de cuidado infantil ofrecen actualizaciones diarias con fotos o videos, de manera que usted esté al tanto de lo que su pequeñito está haciendo durante el día.

Durante este período de adaptación, también es importante tener algún "tiempo a solas" con su pareja. Para organizarlo, pida a miembros de la familia, amigos o niñeras que cuiden al bebé. Considere ir al cine, hacer ejercicio, ir de compras o simplemente relajarse en casa. Recuerde, este es un nuevo desafío, incluso para una madre experimentada. Debe darse tiempo para rejuvenecerse. Usted y su familia se beneficiarán.

Pensar fuera de la caja

Sea creativa a medida que toma decisiones sobre el trabajo y el cuidado de los niños. ¿Su pareja puede tomar algún tiempo libre para cuidar al bebé cuando usted regrese al trabajo por primera vez? ¿El padre está de acuerdo en quedarse en casa mientras la madre trabaja? ¿Puede cada uno de los padres trabajar 4 días a la semana, y llevar a su bebé a una guardería de tiempo parcial? Las guarderías son costosas, y que ambos padres trabajen tiempo completo mientras pagan una guardería no siempre es el enfoque más económico. Piense en lo que los hará más felices como familia.

También considere opciones diferentes a las guarderías tradicionales. ¿Qué tal si comparte una niñera con otra familia? Algunos padres encuentran guarderías pequeñas en sus vecindarios que son dirigidas desde la casa de alguien. Si su horario es flexible, los estudiantes de una escuela preparatoria o universidad local pueden ser excelentes niñeros. Abuelos, tías, tíos y primos también pueden ser una excelente opción mientras encuentra la manera de combinar maternidad, trabajo y vida personal.

Guardería infantil

Es importante encontrar una guardería que esté altamente calificada, que le haga sentirse cómoda y le dé tranquilidad. Tómese el tiempo necesario para investigar a fondo las opciones de guarderías disponibles.

Muchas guarderías tienen información que usted puede llevar a casa o sitios web que puede visitar. Hable con amigos, vecinos, o parientes para obtener recomendaciones. Visite sus 3 opciones principales, y hable con los proveedores de cuidado infantil, entreviste a otros padres y pida referencias.

Algunas familias prefieren que la guardería se encuentre más cerca de su hogar o de su lugar de trabajo. Sin embargo, hay muchos otros factores que debe considerar:

  • La cantidad de niños por profesor
  • El horario diario
  • La política de seguridad
  • El número de juguetes y artículos de estimulación sensorial disponibles
  • Las políticas y el acceso a instalaciones de emergencia
  • Las políticas de higiene y limpieza general
  • Si la guardería está acreditada por la Asociación Nacional para la Educación Infantil (National Association for Education of Young Children)
  • Política y requisitos de vacunación

Según el lugar donde viva, puede ser difícil encontrar un lugar disponible para su hijo en una buena guardería. Empiece a planificar el cuidado de su hijo mucho antes de regresar al trabajo. En algunos casos, las familias se inscriben en las listas de espera tan pronto como se enteran de que están esperando un bebé.

Las decisiones que usted debe tomar sobre la guardería y el regreso al trabajo son difíciles, pero no imposibles. Tómese su tiempo, planee con anticipación y pida ayuda a personas en las que confíe. Las primeras semanas serán difíciles pero ¡usted y su bebé se adaptarán y encontrarán un ritmo que funcione para toda la familia!

Programe una cita

Actualizado : 8/22/2019

Versión en inglés revisada por : LaQuita Martinez, MD, Department of Obstetrics and Gynecology, Emory Johns Creek Hospital, Alpharetta, GA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.


La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.