INICIO

Cirugía reproductiva

Cirugía reproductiva

Cuando una pareja busca ayuda para tratar la infertilidad, descubre un amplio rango de tratamientos y exámenes disponibles. Aunque la idea de una cirugía puede ser atemorizante, la cirugía reproductiva es una de las muchas opciones que pueden ayudar a lograr un embarazo.

¿Cómo puede ayudar la cirugía?

A veces, un problema anatómico impide a una pareja tener hijos. Cuando hay trompas cicatrizadas o la cavidad uterina tiene forma anormal, una cirugía puede ayudar a corregir estos problemas. En los hombres, las varicoceles (venas varicosas en el escroto) pueden ser un problema frecuente. A los hombres y mujeres que se han sometido a esterilización (vasectomía o ligadura de trompas), una cirugía puede ayudarles a recuperar la fertilidad.

Endometriosis
Tumores fibroides

¿Cirugías para mejorar la fertilidad?

Si hay cicatrización de las trompas de Falopio, cualquiera de estas cirugías puede realizarse.

La cicatrización o anormalidades dentro del útero pueden ser tratadas con una histeroscopia. En este procedimiento, el cirujano introduce una pequeña cámara de fibra óptica a través del cuello uterino hasta el útero. Esta cámara permite al cirujano ver el interior del útero. El cirujano puede entonces reparar la cicatrización y remover pólipos y fibromas que se encuentran justo debajo del revestimiento uterino.

Los médicos pueden recomendar un tratamiento quirúrgico específico para cada paciente, su problema de fertilidad, y el tipo de cirugía que realiza el cirujano. En la mayoría de los procedimientos, usted puede regresar a casa el mismo día.

Endometriosis

Para mujer con endometriosis, la cirugía se puede realizar para remover o reducir la cantidad de tejido anormal en la pelvis. Esto puede hacerse a través de las siguientes cirugías:

  • Laparoscopia. El cirujano hace un pequeño corte (incisión) en el ombligo y ubica una cámara de fibra óptica. Esto permite al médico ver cualquier cicatriz o tejido anormal. Se hacen otros cortes pequeños para los instrumentos requeridos para hacer la cirugía.
  • Mini-laparotomía. El cirujano hace un corte en la pared abdominal para llegar al área afectada. La mini-laparotomía se hace a través de un pequeño corte localizado justo arriba del hueso púbico. El cirujano explora la pelvis y corrige el problema.
  • Laparotomía. El cirujano hace un corte más largo, ya sea justo arriba del hueso púbico o desde el ombligo hasta el área del vello púbico. La laparotomía puede ser necesaria en caso de una cicatrización severa de la pelvis. Es probable que deba permanecer en el hospital después de este procedimiento.

Cicatrización, obstrucción o daño por infección u otras razones

Si hay cicatrización de las trompas de Falopio, cualquiera de estas cirugías puede realizarse.

La cicatrización o anormalidades dentro del útero pueden ser tratadas con una histeroscopia. En este procedimiento, el cirujano introduce una pequeña cámara de fibra óptica a través del cuello uterino hasta el útero. Esta cámara permite al cirujano ver el interior del útero. El cirujano puede entonces reparar la cicatrización, remover pólipos y fibromas que se encuentran justo debajo del revestimiento uterino. Algunos cirujanos también pueden intentar reparar las trompas de Falopio bloqueadas haciendo una histeroscopia, al introducir una cámara en ellas.

Fibromas (tumores benignos del musculo uterino)

Los fibromas pueden removerse con alguno de los siguientes procedimientos.

  • Laparotomía
  • Histeroscopia
  • Laparoscopia
  • Colpotomía (poco frecuente) que conlleva una incisión a través de la vagina

Reversión de la ligadura de trompas

Para mujeres que desean revertir una esterilización previa, el cirujano puede realizar una laparoscopia o laparotomía con microcirugía.

Para hombres estériles, las afecciones que requieren cirugía son más reducidas:

Reparación de varicocele (también conocidas como venas varicosas en el escroto)

El cirujano hace una pequeña incisión, liga la vena varicosa y restaura la fertilidad. Otra alternativa es tratar las venas varicosas sin cirugía. Se hace una pequeña incisión en la pierna o el cuello del paciente donde se inserta un catéter luego el médico libera unos gránulos que bloquean el flujo sanguíneo a la vena varicosa.

Reversión de la vasectomía

Esta cirugía debe ser realizada por un cirujano con experiencia en microcirugía.

¿Cuáles son los riesgos?

Como en todas las cirugías, existen riesgos para los pacientes. Algunos pueden presentar reacciones adversas a la anestesia, pero esto ocurre en pocas ocaciones. El procedimiento en sí puede causar sangrado, infección, o lesiones en otros órganos. Si hay complicaciones, es posible que el paciente deba permanecer en el hospital durante unos días.

¿Cubrirá mi seguro estas cirugías?

La cobertura del tratamiento de la infertilidad, ya sea quirúrgico o médico, depende del estado en el que viva y del seguro médico que tenga. Antes del procedimiento, confirme en el consultorio del médico si algún procedimiento está cubierto. La cirugía para tratar problemas diferentes a la infertilidad, como el dolor pélvico en pacientes con endometriosis, puede estar cubierta. Este procedimiento puede ayudarle a mejorar su fertilidad. Frecuentemente, la cirugía para revertir una esterilización previa, no está cubierta por el seguro médico.

Programe una cita

Actualizado : 8/20/2019

Versión en inglés revisada por : LaQuita Martinez, MD, Department of Obstetrics and Gynecology, Emory Johns Creek Hospital, Alpharetta, GA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.


La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.