INICIO

Bienvenida a la semana 37

Bienvenida a la semana 37

Feto de 37 semanas

Su bebé: Creciendo cada día

Justo unas semanas antes de la fecha de alumbramiento, el bebé pesa alrededor de 6 1/2 libras (3 kg) y mide cerca de 20 a 21 pulgadas (de 50 a 53 cm). Durante estos últimos días dentro del útero, su bebé continúa creciendo y madurando. ¡Algunos retoques sutiles se llevan a cabo ahora para preparar el viaje al nuevo mundo!

Aunque esté ansiosa por ver a su bebé cara a cara, aún tiene un poco de tiempo para sentirlo moverse dentro de usted. Cada vez que patee o empuje con el codo, deténgase y ponga la mano en su estómago. Recuerde el movimiento y grábelo en la cabeza. Es un momento precioso, y, ¿quién sabe si volverá a suceder y cuándo?

Su cuerpo: Preparándose para el parto

A medida que se acerca el fin del embarazo, usted puede empezar a sentir señales y síntomas de trabajo de parto falso. Pueden suceder un mes o el día antes del parto real -- solo el tiempo lo dirá. Lo fundamental es, ¿cómo sabrá si se trata del parto real o no?

Por lo general, al revisar su cuello uterino para determinar si está delgado o dilatado, su proveedor de atención médica podrá establecer si ha entrado en trabajo de parto. A menudo, puede ser difícil de saber si se trata de un verdadero trabajo de parto o no. A continuación, encontrará algunas pautas que le ayudarán a reconocer si se trata de un trabajo de parto real o falso.

Lo real (trabajo de parto verdadero)

  • Después de medir el tiempo de las contracciones, usted notará que se presentan de manera consistente y cada vez más seguidas.
  • Cada contracción dura de 30 a 70 segundos y se hacen cada vez más largas.
  • Las contracciones no desaparecen, incluso si cambia su nivel de actividad.
  • La sensación de las contracciones durante el trabajo de parto se extiende a la zona lumbar y el abdomen superior.
  • La intensidad de las contracciones aumenta con el paso del tiempo. Incluso, pueden impedirle continuar con una conversación.

Falsa alarma (trabajo de parto falso)

  • Las contracciones continúan siendo irregulares o tienen un patrón variado. Las contracciones empiezan a disminuir o están bastante espaciadas.
  • La duración o intensidad de las contracciones no es consistente y no se desarrollan patrones.
  • No hay un cambio claro o incremento en la intensidad de las contracciones.
  • Puede sentir la contracción en la zona lumbar, pero sin sentir que se extiende a la espalda.
  • El cambio de actividad afecta las contracciones.

Estas son las diferencias más comunes entre un trabajo de parto verdadero y uno falso, pero cada mujer es diferente. En algunos casos, es difícil saber si se ha entrado en trabajo de parto real. Siempre es mejor llamar a su proveedor o ir al hospital para recibir orientación.

Sobre un tema: En escala del 1 al 10

Si usted aún no ha experimentado el trabajo de parto y el alumbramiento, entonces debe ver este simulador de los cambios en el cuello uterino durante el trabajo de parto. Las dos imágenes muestran un corte transversal del sistema reproductivo femenino y una vista frontal del cuello uterino. A medida que mueve la barra al final de la escala, usted verá cómo el cuello uterino se dilata de 1 a 10 centímetros.

Consejo semanal

Tener un bebé es una de las experiencias más íntimas y privadas de una pareja. Es decir, que probablemente habrá muchas personas en la sala de espera o alrededor del país esperando ansiosamente escuchar las buenas noticias. Cuando esté tranquila y desocupada, haga una lista de los amigos y familiares que desea llamar desde el hospital, para que usted y su cónyuge no tengan que salir a buscar los números.

Programe una cita

Actualizado : 8/20/2019

Versión en inglés revisada por : LaQuita Martinez, MD, Department of Obstetrics and Gynecology, Emory Johns Creek Hospital, Alpharetta, GA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.


La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.