English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Diabetes y alcohol

Alcohol - diabetes; Diabetes - consumo de alcohol

Si usted tiene diabetes, puede preguntarse si es seguro tomar alcohol. Aunque muchas personas con diabetes pueden tomar alcohol con moderación, es importante comprender los posibles riesgos del consumo de alcohol y lo que puede hacer para reducirlos. El alcohol puede interferir con la manera en que su cuerpo utiliza el azúcar en la sangre (glucosa). El alcohol también puede interferir con ciertos medicamentos para la diabetes. Usted también debe hablar con su proveedor de atención médica para saber si es seguro tomar alcohol.

La diabetes y los riesgos de tomar alcohol

En las personas con diabetes, tomar alcohol puede reducir o aumentar el nivel de azúcar en la sangre, afectar los medicamentos para la diabetes y posiblemente causar otros problemas.

NIVEL BAJO DE AZÚCAR EN LA SANGRE

El hígado libera glucosa al torrente sanguíneo según sea necesario para ayudar a mantener el azúcar en la sangre a un nivel normal. Cuando usted toma alcohol, su hígado necesita descomponerlo. Mientras su hígado lo procesa, deja de liberar glucosa. Como resultado, su nivel de azúcar en la sangre puede caer velozmente, lo cual lo pone en riesgo de sufrir una reducción de azúcar en sangre (hipoglicemia). Si usted se inyecta insulina o toma ciertos tipos de medicamentos para la diabetes, esto puede causar una reducción grave del nivel de azúcar. Tomar sin comer al mismo tiempo también puede incrementar este riesgo.

El riesgo de bajo nivel de azúcar en sangre permanece durante horas después de tomar el último trago. Entre más tome, mayor es el riesgo. Es por esto que usted solo debe tomar alcohol con moderación y comer al mismo tiempo.

ALCOHOL Y MEDICAMENTOS PARA LA DIABETES

Algunas personas que toman medicamentos orales para la diabetes deben hablar con su proveedor para saber si es seguro tomar alcohol. El alcohol puede interferir con los efectos de algunos medicamentos para la diabetes, lo cual lo pone en riesgo de tener un nivel bajo o alto (hiperglicemia) de azúcar en la sangre, dependiendo de cuánto alcohol tome y el medicamento que toma.

OTROS RIESGOS PARA LAS PERSONAS CON DIABETES

Tomar alcohol conlleva los mismos riesgos para la salud en las personas con diabetes como en las personas que son saludables. Pero hay algunos riesgos relacionados con la diabetes que es importante conocer.

  • Las bebidas alcohólicas como la cerveza y las bebidas mezcladas azucaradas son ricas en carbohidratos, lo que puede causar un aumento en los niveles de azúcar en la sangre.
  • El alcohol tiene muchas calorías, lo que puede producir un aumento de peso. Esto hace que la diabetes sea más difícil de controlar.
  • Las calorías del alcohol se almacenan en el hígado como grasa. La grasa del hígado hace que las células del hígado se vuelvan más resistentes a la insulina y puede incrementar su nivel de azúcar en la sangre con el tiempo.
  • Los síntomas de un nivel bajo de azúcar en la sangre son similares a los síntomas de intoxicación por alcohol. Si se desmaya, las personas a su alrededor pueden pensar que solo está embriagado.
  • Estar embriagado hace que sea más difícil reconocer los síntomas de un nivel bajo de azúcar en la sangre e incrementa el riesgo.
  • Si usted tiene complicaciones de la diabetes, como daño neurológico, ocular o renal, su proveedor puede recomendarle que no tome nada de alcohol. Hacerlo podría empeorar estas complicaciones.

¿Cuál es la cantidad segura de alcohol?

Para tomar alcohol de manera segura, usted debe estar seguro de los siguiente:

  • Que su diabetes esté bien controlada.
  • De comprender cómo lo puede afectar el alcohol y las medidas que debe tomar para prevenir problemas.
  • Que su proveedor de atención médica confirme que es seguro para usted.

Cualquier persona que elija tomar alcohol debe hacerlo con moderación:

  • Las mujeres no deben tomar más de 1 trago al día.
  • Los hombres no deben tomar más de 2 tragos al día.

Un trago se define como:

  • 12 onzas o 360 mililitros (mL) de cerveza (5% de contenido de alcohol).
  • 5 onzas o 150 mL de vino (12% de contenido de alcohol).
  • 1.5 onzas o 45-mL de un trago de licor (80 grados o 40% de contenido de alcohol).

Hable con su proveedor acerca de qué cantidad de alcohol es segura para usted.

Cosas que debe tener en cuenta si decide tomar

Si decide tomar alcohol, seguir estos pasos le ayudará a mantenerse seguro.

  • No tome alcohol con el estómago vacío o cuando su glucosa en sangre esté baja. En cualquier momento que tome alcohol, habrá riesgo de un nivel bajo de azúcar en la sangre. Tomar alcohol con una comida o con un refrigerio rico en carbohidratos le ayudará a mantener normales los niveles de azúcar en la sangre.
  • Nunca omita comidas o tome alcohol en lugar de una comida.
  • Tome despacio. Si consume licor, mézclelo con agua, soda, agua tónica dietética o un refresco dietético.
  • Lleve una fuente de azúcar, como tabletas de glucosa, en caso de que se le baje el azúcar.
  • Si cuenta los carbohidratos como parte de su plan de comidas, hable con su proveedor acerca de cómo debe incluir el alcohol.
  • No haga ejercicio si ha estado bebiendo alcohol, ya que esto incrementa el riesgo de que el nivel de azúcar en la sangre disminuya.
  • Lleve una identificación médica visible en la que figure que usted tiene diabetes. Esto es importante porque los síntomas del consumo abundante de alcohol y de una baja en el nivel de azúcar en la sangre son similares.
  • Evite tomar solo. Tome con alguien que sepa que usted tiene diabetes. Esta persona sabrá qué hacer si usted presenta síntomas de un tener bajo el nivel de azúcar en la sangre.

Ya que el alcohol lo pone en riesgo de disminuir su nivel de azúcar, incluso horas después de haber tomado, usted debe verificar sus niveles de glucosa en la sangre:

  • Antes de empezar a tomar
  • Mientras está tomando
  • Unas pocas horas después de tomar
  • Hasta las próximas 24 horas

Asegúrese de que su glucosa en sangre esté a un nivel seguro antes de dormir.

Cuando llamar al médico

Hable con su proveedor si usted o alguien que conoce y que padece diabetes tiene un problema con el alcohol. Dígale también a su proveedor si sus hábitos de consumo de alcohol cambian.

Llame a su proveedor si presenta síntomas de un nivel bajo de azúcar en la sangre como:

  • Visión doble o borrosa
  • Latidos cardíacos rápidos o fuertes
  • Sentirse irritado o actuar de manera agresiva
  • Sentirse nervioso
  • Dolor de cabeza
  • Hambre
  • Estremecimientos o temblores
  • Sudoración
  • Hormigueo o entumecimiento de la piel
  • Cansancio o debilidad
  • Problemas para dormir
  • Pensamiento confuso

Referencias

American Diabetes Association website. Standards of Medical Care in Diabetes-2019. Diabetes Care. January 01 2019; volume 42 issue Supplement 1. care.diabetesjournals.org/content/42/Supplement_1.

Pearson ER, McCrimmon RJ. Diabetes mellitus. In: Ralston SH, Penman ID, Strachan MWJ, Hobson RP, eds. Davidson's Principles and Practice of Medicine. 23rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 20.

Polonsky KS, Burant CF. Type 2 Diabetes mellitus. In: Melmed S, Polonsky KS, Larsen PR, Kronenberg HM, eds. Williams textbook of Endocrinology. 13th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 31.

Centers for Disease Control and Prevention website. National Diabetes Education Program (NDEP). Eat well! Updated March 20, 2019. Accessed June 21, 2019. www.cdc.gov/diabetes/managing/eat-well.html.

Volver arriba Sólo texto

Los conceptos básicos

 
 

Actualizado: 6/18/2019

Versión en inglés revisada por: Brent Wisse, MD, Associate Professor of Medicine, Division of Metabolism, Endocrinology & Nutrition, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team. 08-13-19: Editorial update.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos