English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Atención postratamiento para una distensión muscular de los flexores de la cadera

Flexores de la cadera estirados - atención postratamiento; Lesión de los flexores de la cadera - atención postratamiento; Desgarro de los flexores de la cadera - atención postratamiento; Distensión del iliopsoas - atención postratamiento; Músculo iliopsoas distendido - atención postratamiento; Músculo iliopsoas desgarrado - atención postratamiento; Distensión del psoas - atención postratamiento

Los flexores de la cadera son un grupo de músculos hacia el frente de la cadera. Ellos ayudan a mover o flexionar la pierna y la rodilla hacia el cuerpo.

La distensión muscular de los flexores de la cadera se produce cuando uno o más de estos músculos resulta distendido o desgarrado.

Más respecto a su lesión

Los flexores de la cadera permiten flexionar la cadera y doblar la rodilla. Los movimientos bruscos, como correr a gran velocidad, patear y cambiar de dirección al correr o moverse, pueden estirar y provocar un desgarro en los flexores de la cadera.

Los corredores, las personas que practican artes marciales y los jugadores de fútbol americano, balompié y hockey son más propensas a tener este tipo de lesión.

Otros factores que pueden llevar a la distensión muscular de los flexores de la cadera incluyen:

  • Músculos débiles
  • No hacer calentamiento
  • Rigidez muscular
  • Traumatismos o caídas

Qué se debe esperar

Usted sentirá una distensión de los flexores de la cadera en el área frontal donde el muslo se encuentra con la cadera. Según la gravedad de la distensión muscular, usted puede notar:

  • Dolor leve y un tirón en la parte frontal de la cadera.
  • Calambre o dolor agudo. Puede ser difícil caminar sin cojear.
  • Dificultad para levantarse de una silla o luego de ponerse en cuclillas.
  • Dolor intenso, espasmos, moretones e hinchazón. La parte superior del músculo del muslo puede sobresalir. Será difícil caminar. Estos son signos de un desgarro completo, que es menos común. Usted puede tener algunos moretones en la parte frontal del muslo durante unos días después de la lesión.

Es posible que necesite usar muletas en caso de una distensión muscular grave.

Alivio de los síntomas

Siga estos pasos durante los primeros días o semanas después de su lesión:

  • Descanse. Suspenda cualquier actividad que le cause dolor.
  • Aplique hielo en la zona durante 20 minutos cada 3 a 4 horas por 2 o 3 días. NO aplique el hielo directamente sobre su piel. Envuelva el hielo en un paño limpio antes de aplicarlo.

Puede utilizar ibuprofeno (Advil, Motrin) o naproxeno (Aleve, Naprosyn) para reducir el dolor y la inflamación. El paracetamol (Tylenol) ayuda con el dolor, pero no con la inflamación. Usted puede comprar estos analgésicos en la tienda.

  • Hable con su médico antes de usar estos medicamentos si tiene enfermedad del corazón, presión arterial alta, enfermedad renal o ha tenido úlceras gástricas o sangrado interno en el pasado.
  • NO tome más de la cantidad recomendada en el envase o por su médico.

Actividad

El médico puede recomendar que mientras descansa la zona, haga ejercicios que no tensionen los flexores de cadera, como la natación.

Para una distensión muscular grave, puede acudir a un fisioterapeuta. Él colaborará con usted para:

  • Estirar y fortalecer los músculos flexores de la cadera y otros músculos que rodean y brindan soporte.
  • Guiarlo en el aumento de su nivel de actividad para que usted pueda regresar a sus actividades.

Cuidados personales en el hogar

Siga las recomendaciones de su proveedor en cuanto al reposo, la aplicación de hielo y los medicamentos para aliviar el dolor. Si está acudiendo a un fisioterapeuta, asegúrese de hacer los ejercicios como se le indica. Seguir un plan de cuidados ayudará a que sus músculos sanen y probablemente a prevenir una lesión en el futuro.

Cuándo llamar al médico

Llame a su proveedor si no se siente mejor en unas cuantas semanas con el tratamiento.

Referencias

Hansen PA, Henrie AM, Deimel GW, Willick SE. Musculoskeletal disorders of the lower limb. In: Cifu DX, ed. Braddom's Physical Medicine & Rehabilitation. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016: chap 36.

McMillan S, Busconi B, Montano M. Hip and thigh contusions and strains. In: Miller MD, Thompson SR, eds. DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine: Principles and Practice. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 87.

Volver arriba Sólo texto

Los conceptos básicos

 
 

Actualizado: 4/21/2019

Versión en inglés revisada por: C. Benjamin Ma, MD, Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery, San Francisco, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos