English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Cuidados personales - varices y otros problemas de las venas

Insuficiencia venosa - cuidados personales; Úlceras por estasis venosa - cuidados personales; Lipodermatoesclerosis - cuidados personales

La sangre fluye lentamente desde las venas de las piernas de vuelta. Debido a la gravedad, la sangre tiende a acumularse en las piernas, especialmente al estar de pie. Como resultado, usted puede tener:

  • Varices
  • Hinchazón en las piernas
  • Cambios en la piel o incluso una úlcera (llaga) cutánea en la parte inferior de las piernas

Estos problemas suelen empeorar con el tiempo. Aprenda los cuidados personales que usted puede implementar en casa para:

  • Frenar la aparición de varices
  • Disminuir cualquier molestia
  • Prevenir úlceras cutáneas

Use medias de compresión

Las medias de compresión ayudan con la hinchazón en las piernas. Estas medias aprietan suavemente las piernas para hacer subir la sangre.

Su proveedor de atención médica le ayudará a encontrar dónde comprarlas y cómo usarlas.

Reserve tiempo para hacer ejercicio

Haga ejercicios suaves para fortalecer el músculo y hacer circular la sangre pierna arriba. Las siguientes son algunas sugerencias:

  • Acuéstese boca arriba. Mueva las piernas como si estuviera montando una bicicleta. Extienda una pierna hacia arriba y doble la otra pierna. Luego, cambie de pierna.
  • Párese en un escalón sobre la región metatarsiana. Mantenga los talones sobre el borde del escalón. Párese en los dedos para elevar los talones, luego déjelos caer por debajo del escalón. Estire la pantorrilla. Haga de 20 a 40 repeticiones de este estiramiento.
  • Realice una caminata suave. Camine durante 30 minutos 4 veces a la semana.
  • Practique natación suave. Nade durante 30 minutos 4 veces a la semana.

Eleve los pies

Elevar las piernas ayuda con el dolor y la hinchazón. Usted puede:

  • Elevar las piernas sobre una almohada cuando esté descansando o durmiendo.
  • Elevar las piernas por encima del nivel del corazón 3 o 4 veces al día durante 15 minutos cada vez.

NO se siente ni se pare por períodos de tiempo prolongados. Cuando se siente o se pare flexione y estire las piernas cada par de minutos para mantener la sangre en las piernas circulando de vuelta al corazón.

Cuídese la piel

Mantener la piel bien humectada ayuda a conservarla saludable. Hable con su proveedor antes de usar cualquier tipo de lociones, cremas o ungüentos antibióticos. NO utilice:

  • Antibióticos tópicos, como neomicina
  • Lociones de secado, como la calamina
  • Lanolina, un humectante natural
  • Benzocaína u otras cremas que insensibilizan la piel

Tenga cuidado con las úlceras cutáneas en la pierna, especialmente alrededor de los tobillos. Atienda las úlceras de inmediato para prevenir una infección.

Cuándo llamar al médico

Solicite una cita con su proveedor si:

  • Las varices son dolorosas.
  • Las varices están empeorando.
  • Elevar las piernas o no estar de pie durante mucho tiempo no está ayudando.
  • Tiene fiebre o enrojecimiento en la pierna.
  • Experimenta un aumento súbito del dolor o la hinchazón.
  • Presenta úlceras en la pierna.

Referencias

Ginsberg JS. Peripheral venous disease. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 81.

Hafner A, Sprecher E. Ulcers. In: Bolognia JL, Schaffer JV, Cerroni L, eds. Dermatology. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 105.

Pascarella L, Shortell CK. Chronic venous disorders: nonoperative management. In: Sidawy AN, Perler BA, eds. Rutherford's Vascular Surgery and Endovascular Therapy. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 157.

Volver arriba Sólo texto

Los conceptos básicos

 
 

Actualizado: 10/13/2018

Versión en inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos