English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Cuidados paliativos para la dificultad respiratoria

Disnea - terminal; Cuidados paliativos - dificultad para respirar

Alguien que está muy enfermo puede tener problemas para respirar o sentir que no está recibiendo suficiente aire. Esta afección se denomina dificultad respiratoria. El término médico para esto es disnea.

Cuidados paliativos

Los cuidados paliativos son un acercamiento integral al cuidado que se enfoca en tratar el dolor y los síntomas y mejorar la calidad de vida en personas con enfermedades graves.

Cuando se tienen problemas para respirar

La dificultad respiratoria puede ser solo un problema al subir escaleras. O puede ser tan intensa que presenta dificultad para hablar o comer.

La dificultad respiratoria tiene muchas causas posibles, como las siguientes:

Con una enfermedad grave o al final de la vida, es común sentir dificultad para respirar. Usted puede o no experimentar esto. Hable con su equipo de atención médica para que sepa qué esperar.

Lo que podría sentir

Con la dificultad respiratoria, usted podría sentir:

  • Incomodidad
  • Que no está recibiendo suficiente aire
  • Problemas para respirar
  • Cansancio
  • Que está respirando más rápido
  • Miedo, ansiedad, enojo, tristeza, impotencia

Usted podría notar que su piel tiene una coloración morada en los dedos de las manos y de los pies, en la nariz, las orejas o la cara.

Lo que puede hacer

Si usted siente que le cuesta respirar, coméntele a alguien en el equipo de cuidados paliativos, incluso si es leve. Encontrar la causa le ayudará al equipo a decidir el tratamiento. El personal de enfermería puede verificar cuánto oxígeno hay en la sangre, poniendo su dedo en una máquina llamada oxímetro de pulso. Una radiografía de tórax o un ECG (electrocardiograma) pueden ayudarle al equipo de cuidados paliativos a localizar un posible problema cardíaco o pulmonar.

Para ayudar con la dificultad para respirar, pruebe:

  • Sentándose erguido
  • Sentándose o durmiendo en una silla reclinable
  • Elevando la cabecera de la cama o usando almohadas para sentarse erguido
  • Inclinándose hacia delante

Encuentre maneras de relajarse:

  • Escuche música tranquilizadora.
  • Reciba un masaje.
  • Póngase un paño frío sobre el cuello o la cabeza.
  • Tome respiraciones lentas a través de la nariz y exhale a través de la boca. Puede ayudar el hecho de fruncir los labios como si fuera a silbar. Esto se llama respiración con los labios fruncidos.
  • Reciba consuelo de un amigo calmado, un miembro de la familia o un miembro del equipo del centro de cuidados paliativos.
  • Reciba la brisa de una ventana abierta o un ventilador.

Para respirar con más facilidad, comprenda cómo utilizar:

  • El oxígeno
  • Los medicamentos para ayudar con la respiración

Cuándo llamar al médico

En cualquier momento que usted no pueda controlar la dificultad para respirar:

  • Llame al médico, al personal de enfermería o al equipo de cuidados paliativos en busca de asesoría.
  • Llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) para obtener ayuda urgente.

Hable con su proveedor de atención médica acerca de si es necesario que acuda al hospital cuando su dificultad para respirar se vuelva grave.

Aprenda más acerca de:

Referencias

Leigh AE, Tucker RO. What can be done for patients with crisis dyspnea? In: Goldstein NE, Morrison RS, eds. Evidence-Based Practice of Palliative Medicine. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2013:chap 69.

Rakel RE, Trinh TH. Care of the dying patient. In: Rakel RE, Rakel DP, eds. Textbook of Family Medicine. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 5.

Volver arriba Sólo texto

Los conceptos básicos

 
 

Actualizado: 2/18/2018

Versión en inglés revisada por: Laura J. Martin, MD, MPH, ABIM Board Certified in Internal Medicine and Hospice and Palliative Medicine, Atlanta, GA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos