English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Tomar narcóticos para el dolor de espalda

Narcóticos - el dolor de espalda inespecífico; Narcóticos - el dolor de espalda crónico; Narcóticos - el lumbago crónico; Opiáceos - el dolor de espalda crónico; Opiáceos - el dolor lumbar crónico

Los narcóticos son medicamentos fuertes que a veces se usan para tratar el dolor. También se denominan opiáceos. Usted los toma sólo cuando el dolor es tan fuerte que no puede trabajar o hacer sus tareas diarias. También se pueden utilizar si otros tipos de analgésicos no alivian el dolor.

Los narcóticos pueden proporcionar alivio a corto plazo del dolor de espalda intenso, lo cual puede permitir que usted regrese a su rutina diaria normal.

Los narcóticos actúan al fijarse a los receptores del dolor en el cerebro. Los receptores del dolor reciben señales químicas enviadas a su cerebro y ayudan a crear la sensación de dolor. Cuando los narcóticos se fijan a los receptores del dolor, la droga puede bloquear la sensación de dolor. Aunque los narcóticos pueden bloquear el dolor, no pueden curar su causa.

Nombres de narcóticos

Los narcóticos incluyen:

  • Codeína
  • Fentanilo (Duragesic). Viene como un parche que se pega a la piel.
  • Hidrocodona (Vicodin)
  • Hidromorfona (Dilaudid)
  • Meperidina (Demerol)
  • Morfina (MS Contin)
  • Oxicodona (Oxycontin, Percocet, Percodan)
  • Tramadol (Ultram)

Tomar narcóticos

Los narcóticos se conocen como "sustancias controladas" o "medicamentos controlados". Esto significa que su uso está regulado por ley. Una de las razones es que son adictivos. Para evitar la adicción a los narcóticos, tómelos exactamente como su proveedor de atención médica o farmacéutico se los recete.

NO tome narcóticos para el dolor de espalda por más de 3 a 4 meses a la vez. (Esta cantidad de tiempo puede incluso ser demasiado prolongada para algunas personas). Existen muchas otras intervenciones o medicamentos y tratamientos que ofrecen buenos resultados para el dolor de espalda prolongado.

La forma de tomar los narcóticos dependerá de su dolor. Su proveedor le puede aconsejar que los tome solo cuando tenga dolor o le pueden recomendar que los tome en un horario regular si su dolor es difícil de controlar.

Algunas pautas importantes a seguir mientras esté tomando narcóticos incluyen:

  • NO comparta su medicamento narcótico con nadie.
  • Si está consultando a más de un proveedor de atención, dígale a cada uno que está tomando narcóticos para el dolor. Tomar demasiado puede causar una sobredosis o adicción. Este medicamento debe recetarlo un médico.
  • Cuando el dolor empiece a disminuir, hable con el proveedor de atención que atiende su dolor respecto a cambiar por otro tipo de analgésico.
  • Guarde sus medicamentos narcóticos de manera segura. Manténgalos fuera del alcance de los niños y de otras personas en su hogar.

Efectos secundarios comunes de los narcóticos

Los narcóticos pueden causarle somnolencia y confusión. La alteración del juicio es común. Cuando usted esté tomando narcóticos, NO beba alcohol, no consuma drogas ni conduzca o maneje maquinaria pesada.

Estos medicamentos pueden hacerle sentir picazón en la piel. Si esto es un problema para usted, hable con su proveedor para reducir la dosis o probar con otro medicamento.

Algunas personas se estriñen cuando toman narcóticos. Si esto pasa, su proveedor puede recomendarle que beba más líquidos, haga más ejercicio, consuma alimentos con más fibra o use laxantes. Otros medicamentos a menudo pueden ayudar con el estreñimiento.

Si los narcóticos lo enferman del estómago o le provocan vómito, intente tomarlos con alimento. Otros medicamentos con frecuencia también pueden ayudar con las náuseas.

Volver arriba Sólo texto

Los conceptos básicos

 
 

Actualizado: 9/7/2017

Versión en inglés revisada por: C. Benjamin Ma, MD, Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery, San Francisco, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos