English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Alta tras diverticulitis y diverticulosis

Enfermedad diverticular - alta

Usted estuvo en el hospital para tratar su diverticulitis. Esta es la inflamación de una bolsa anormal (llamado divertículo) en la pared intestinal. Este artículo le dice cómo cuidarse cuando salga del hospital.

Cuando usted estuvo en el hospital

Le pueden haber hecho una tomografía computarizada u otros exámenes que le ayudaron al médico a evaluar el colon. Usted puede haber recibido líquidos y fármacos para combatir infecciones a través de una sonda intravenosa puesta en la vena. Probablemente llevó una dieta especial para ayudarle al colon a descansar y sanar.

Si la diverticulitis era muy intensa o era una repetición de una inflamación pasada, usted puede necesitar cirugía.

Su proveedor de atención médica también puede recomendar que se someta a más pruebas para observar su colón (intestino grueso) como una colonoscopía. Es importante dar seguimiento a estos exámenes.

Qué esperar en el hogar

El dolor y otros síntomas deben desaparecer después de unos pocos días de tratamiento. Si no mejoran, o si empeoran, será necesario que llame a su proveedor.

Una vez que estas bolsas se hayan formado, las tendrá de por vida. Si usted hace unos cuantos cambios simples en su estilo de vida, es posible que no tenga diverticulitis de nuevo.

Cuidados personales

Su proveedor le puede haber dado antibióticos para tratar cualquier infección. Tómelos como se le indicó. Asegúrese de terminar toda la receta. Llame a su proveedor si tiene cualquier efecto secundario.

NO posponga una deposición. Esto puede llevar a que se presenten heces más firmes que lo harán esforzarse más para evacuarlas.

Consuma una alimentación saludable y bien equilibrada. Haga ejercicio de manera regular.

Dieta

Apenas llegue a su casa o después de un ataque, su proveedor puede pedirle que al principio solo tome líquidos y luego aumente lentamente la dieta. En un principio, posiblemente necesite evitar alimentos integrales, frutas y verduras. Esto le ayudará a descansar el colon.

Después de que esté mejor, su proveedor le sugerirá que le agregue más fibra a su dieta y que evite ciertos alimentos. Comer más fibra puede ayudar a prevenir ataques futuros. Si tiene distensión o gases, reduzca la cantidad de fibra que come durante unos días.

Los alimentos altos en fibra son:

  • Frutas, como mandarinas, ciruelas, manzanas, bananos, melocotones y peras
  • Verduras tiernas cocidas, como espárragos, remolachas, champiñones, nabos, calabaza, brócoli, alcachofas, habas, calabaza, zanahorias y batatas
  • Lechuga y patatas (papas) peladas
  • Jugos de verduras
  • Cereales ricos en fibra (como Shredded wheat) y panecillos
  • Cereales calientes, como avena, Farina y Cream of Wheat
  • Panes integrales (trigo integral o centeno integral)

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si usted tiene:

  • Sangre en las heces
  • Fiebre por encima de 100.4°F (38°C) que no desaparece
  • Náuseas, vómitos o escalofríos
  • Dolor súbito en el abdomen o la espalda, o dolor que empeora o es muy intenso
  • Diarrea continua

Referencias

Bhuket TP, Stollman NH. Diverticular disease of the colon. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 121.

Kuemmerle JK. Inflammatory and anatomic diseases of the intestine, peritoneum, mesentery, and omentum. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 142.

Volver arriba Sólo texto

 

Actualizado: 10/29/2018

Versión en inglés revisada por: Michael M. Phillips, MD, Clinical Professor of Medicine, The George Washington University School of Medicine, Washington, DC. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos