English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Alta tras embolización de las arterias uterinas

Embolización de miomas uterinos - alta; UFE - alta; UAE - alta

Descripción

La embolización de las arterias uterinas (UAE, por sus siglas en inglés) es un procedimiento para el tratamiento de los miomas sin necesidad de realizar una cirugía. Los miomas uterinos son tumores no cancerosos (benignos) que se desarrollan en el útero (matriz). Este artículo le dice lo que necesita saber para cuidarse después del procedimiento.

Cuando usted estuvo en el hospital

A usted le practicaron una embolización de las arterias uterinas (UAE). Este es un procedimiento para tratar los miomas usando radiología en lugar de la cirugía. Durante el procedimiento, se bloqueó el suministro de sangre de los miomas. Esto provoca que se reduzcan. El procedimiento tarda de 1 a 3 horas aproximadamente.

A usted le dieron un sedante y le aplicaron un medicamento local para el dolor (anestésico). Un radiólogo intervencionista hizo una incisión (corte) de 1/4 de pulgada (0.64 centímetros) de largo en la piel sobre la ingle. Se colocó un catéter (una sonda delgada) dentro de la arteria femoral en la parte superior de la pierna. El radiólogo luego pasó el catéter hasta la arteria que suministra sangre al útero (arteria uterina).

Se inyectaron pequeñas partículas de plástico o de gelatina dentro de los vasos sanguíneos que llevan sangre a los miomas. Estas partículas bloquean el sumistro de sangre a los miomas. Sin este suministro de sangre, los miomas se encogen y luego mueren.

Qué esperar en el hogar

Se puede presentar fiebre baja y síntomas durante aproximadamente una semana después del procedimiento. Un hematoma pequeño donde se introdujo el catéter también es normal. También se puede presentar dolor de tipo cólico de moderado a fuerte durante 1 a 2 semanas después del procedimiento. El proveedor de atención médica le dará una receta para analgésicos.

La mayoría de las mujeres necesita de 1 a 2 semanas para recuperarse después de una UAE antes de volver a trabajar. Pueden pasar de 2 a 3 meses para que los miomas se encojan lo suficiente, de manera que los síntomas disminuyan y el ciclo menstrual regrese a la normalidad. Los miomas pueden seguir encogiéndose durante el siguiente año.

Cuidados personales

Tómelo con calma cuando regrese a la casa.

  • Desplácese lentamente, solo durante cortos períodos de tiempo apenas llegue a la casa.
  • Evite la actividad extenuante como los quehaceres domésticos, el trabajo en el jardín y alzar niños durante al menos 2 días. Usted debe ser capaz de retornar a sus actividades ligeras y normales en 1 semana.
  • Pregúntele al proveedor cuánto tiempo debe esperar antes de tener relaciones sexuales. Puede ser alrededor de un mes.
  • NO maneje durante 24 horas después de llegar a casa.

Pruebe utilizando compresas calientes o una almohadilla térmica para el dolor en la pelvis. Tome el analgésico de la manera como el proveedor le indicó. Verifique que tenga un buen abastecimiento de toallas sanitarias en la casa. Pregúntele al proveedor por cuánto tiempo debe evitar el uso de tampones o duchas vaginales.

Usted puede reanudar una alimentación normal y sana cuando llegue a la casa.

  • Tome de 8 a 10 vasos (2 a 2.5 litors) de agua o jugo sin endulzar al día.
  • Pruebe consumir alimentos que contengan mucho hierro mientras esté sangrando.
  • Coma alimentos ricos en fibra para evitar el estreñimiento. El analgésico y el hecho de estar inactiva pueden causar estreñimiento.

El baño

Puede tomar duchas cuando llegue a casa.

NO tome baños en la tina, ni se moje en un jacuzzi (hidromasaje) ni vaya a nadar durante 5 días.

Control

Visite a su proveedor para programar exámenes y ultrasonidos de la pelvis.

Cuándo llamar a su proveedor de atención médica

Llame a su proveedor si usted tiene:

  • Dolor intenso que el analgésico no está controlando
  • Fiebre superior a 101°F (38.3°C)
  • Náuseas o vómitos
  • Sangrado donde se introdujo el catéter
  • Cualquier dolor inusual donde se colocó el catéter o en la pierna donde estaba puesto el catéter
  • Cambios del color o la temperatura de cualquiera de las piernas

Referencias

Dolan MS, Hill C, Valea FA. Benign gynecologic lesions. In: Lobo RA, Gershenson DM, Lentz GM, Valea FA, eds. Comprehensive Gynecology. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 18.

Spies JB, Czeyda-Pommersheim F. Uterine fibroid embolization. In: Mauro MA, Murphy KPJ, Thomson KR, Venbrux AC, Morgan RA, eds. Image-Guided Interventions. 2nd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 76.

Zagoria RJ, Dyer R, Brady C. Interventional genitourinary radiology. In: Zagoria RJ, Dyer R, Brady C, eds. Genitourinary Imaging: The Requisites. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 10.

Volver arriba Sólo texto

 

Actualizado: 9/25/2018

Versión en inglés revisada por: John D. Jacobson, MD, Professor of Obstetrics and Gynecology, Loma Linda University School of Medicine, Loma Linda Center for Fertility, Loma Linda, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos