English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Alta después de procedimientos urinarios percutáneos

Nefrostomía percutánea - alta; Nefrostolitotomía percutánea - alta; PCNL - alta; Nefrolitotomía - alta; Litotricia percutánea - alta; Litotricia endoscópica - alta; Colocación de stent en el riñón - alta; Colocación de stent ureteral - alta; Cálculos renales - nefrostomía; Nefrolitiasis - nefrostomía; Cálculos y riñón - cuidados personales; Cálculos de calcio - nefrostomía; Cálculos de oxalato - nefrostomía; Cálculos de ácido úrico - nefrostomía

Usted se sometió a un procedimiento para drenar la orina de su riñón o eliminar los cálculos renales. Este artículo le proporciona asesoría acerca de qué esperar después del procedimiento y qué pasos debería tomar para cuidar de sí mismo.

Cuando usted estuvo en el hospital

Le practicaron procedimientos urinarios percutáneos (a través de la piel) para ayudar a drenar la orina de su riñón y eliminar los cálculos renales.

Si le hicieron una nefrostomía percutánea, el proveedor de atención médica le insertó un pequeño catéter (sonda) flexible a través de la piel hasta el riñón para drenar la orina.

Si también le practicaron una nefrostolitotomía (o nefrolitotomía) percutánea, el proveedor introdujo un instrumento médico pequeño a través de la piel hasta el riñón. Esto se hizo para deshacer o eliminar los cálculos renales.

Cuando está en el hospital

Usted puede tener un poco de dolor en la espalda durante la primera semana después de que se insertara el catéter en el riñón. Los analgésicos de venta libre como Tylenol pueden ayudar con el dolor. Otros analgésicos como ácido acetilsalicílico (aspirin) o ibuprofeno (Advil) también pueden ayudar, pero es posible que el proveedor le recomiende que no los tome debido a que aumentan el riesgo de sangrado.

Usted puede presentar un poco de supuración amarilla de clara a transparente alrededor del sitio de inserción del catéter durante los primeros 1 a 3 días. Esto es normal.

Una sonda que viene del riñón atravesará la piel de la espalda. Esto ayuda a que la orina fluya desde el riñón hasta una bolsa que se adhiere a la pierna. Usted puede ver algo de sangre en la bolsa al principio. Esto es normal y debe desaparecer con el tiempo.

Cuidar de sus sondas y catéteres

El cuidado apropiado de su catéter de nefrostomía es importante para que no contraiga una infección.

  • Durante el día, puede usar una pequeña bolsa urinaria que se fija a la pierna.
  • Use una bolsa de drenaje más grande por la noche si su médico se lo recomienda.
  • Mantenga siempre la bolsa urinaria por debajo del nivel de los riñones.
  • Vacíe la bolsa antes de que esté completamente llena.
  • Lave su bolsa de drenaje una vez por semana usando una solución de mitad de vinagre blanco y mitad de agua. Enjuáguela bien con agua y déjela secar al aire.

Tome muchos líquidos (2 a 3 litros) todos los días, a menos que el proveedor le recomiende no hacerlo.

Evite cualquier actividad que cause una sensación de tirón, dolor alrededor de la sonda o retorcimiento de esta. NO nade cuando tenga esta sonda.

El proveedor le recomendará que tome baños de esponja para que el apósito permanezca seco. Usted puede tomar una ducha si cubre el apósito con una envoltura de plástico y lo reemplaza si se humedece. NO se sumerja en una bañera o jacuzzi (hidromasaje).

Cambios de apósito

El proveedor le mostrará cómo colocar un nuevo apósito. Usted podría necesitar ayuda ya que el apósito se colocará en su espalda.

Cambie su apósito cada 2 a 3 días durante la primera semana. Cámbielo con más frecuencia si se ensucia, se moja o se afloja. Después de la primera semana, cambie su apósito una vez por semana o con mayor frecuencia si es necesario.

Usted necesitará algunos suministros cuando cambie su apósito. Estos incluyen: Telfa (el material del apósito), Tegaderm (la cinta plástica transparente), tijeras, esponjas de gasa partidas, esponjas de gasa de 4 x 4 pulgadas (10 x 10 centímetros), cinta, sonda de conexión, agua oxigenada y agua caliente (y un recipiente limpio en donde mezclarlos), al igual que una bolsa de drenaje (de ser necesario).

Lávese siempre bien las manos con jabón y agua antes de quitar el apósito viejo. Láveselas de nuevo antes de colocar el apósito nuevo.

Tenga cuidado cuando quite el apósito viejo:

  • NO hale de la sonda de drenaje.
  • Si tiene un anillo plástico, manténgalo contra su piel.
  • Verifique para ver que las suturas (puntos) o el dispositivo que sostiene la sonda contra la piel estén seguros.

Cuando haya desprendido el apósito viejo, limpie suavemente la piel alrededor de la sonda. Use un hisopo de algodón empapado con una solución de mitad de agua oxigenada y mitad de agua caliente. Séquelo dando palmaditas con un trapo limpio.

Examine la piel alrededor de la sonda para ver si hay un aumento de enrojecimiento, sensibilidad o supuración. Llame a su proveedor si observa cualquiera de estos cambios.

Ponga un apósito limpio de la manera como el proveedor le mostró.

Si es posible, haga que un familiar o amigo cambie el apósito por usted. Esto facilita el proceso.

Cuándo llamar al médico

Llame a su proveedor si tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Dolor en la espalda o el costado que no desaparece o está empeorando
  • Sangre en la orina después de los primeros días
  • Fiebre y escalofríos
  • Vómitos
  • Orina que huele mal o luce turbia
  • Empeoramiento del enrojecimiento o del dolor de la piel alrededor de la sonda

También llame si:

  • El anillo plástico se está despegando de la piel.
  • La sonda se ha salido.
  • La sonda deja de drenar la orina hacia la bolsa.
  • La sonda está retorcida.
  • La piel bajo la cinta está irritada.
  • La orina está filtrándose alrededor de la sonda o del anillo plástico.
  • Presenta enrojecimiento, hinchazón o dolor donde la sonda sale de la piel.
  • Hay más supuración de lo normal en los apósitos.
  • El drenaje tiene sangre o contiene pus.

Referencias

Bushinsky DA. Nephrolithiasis. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 126.

Wolf JS. Percutaneous approaches to the upper urinary tract collecting system. In: Wein AJ, Kavoussi LR, Partin AW, Peters CA, eds. Campbell-Walsh Urology. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 8.

Volver arriba Sólo texto

 

Actualizado: 7/17/2018

Versión en inglés revisada por: Sovrin M. Shah, MD, Assistant Professor, Department of Urology, The Icahn School of Medicine at Mount Sinai, New York, NY. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos