English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Caída del pie

Lesión del nervio peroneo - caída del pie; Parálisis del pie caído; Neuropatía peroneal; Pie caído

Se presenta cuando tiene dificultades para levantar la parte de adelante del pie. Esto puede causar que arrastre el pie cuando camina. La caída del pie, también llamada pie caído, puede ser causada por un problema con los músculos, los nervios o la anatomía de su pie o su pierna.

Causas

La caída del pie no es una afección por sí misma. Es un síntoma de otro trastorno. La caída del pie es causada por varias afecciones.

La causa más común de la caída del pie es la lesión del nervio peroneo. El nervio peroneo es una división del nervio ciático. Este le da movimiento y sensación a la parte baja de la pierna, el pie y los dedos.

Las afecciones que afectan los nervios y los músculos del cuerpo pueden causar la caída del pie. Estas incluyen:

Los trastornos cerebrales y de la médula espinal pueden causar debilidad y parálisis, estos incluyen:

Síntomas

La caída del pie puede causar problemas para caminar. Debido a que no puede levantar la parte frontal del pie, necesitará elevar la pierna más alto de lo normal para dar el paso y evitar arrastrar los dedos del pie o tropezar. El pie puede hacer un sonido de zapatazo al golpear el suelo. Esto se conoce como marcha en estepaje.

Dependiendo de la causa de la caída del pie, puede sentir adormecimiento u hormigueo en la parte superior del pie o en la espinilla. La caída del pie se puede presentar en uno o en ambos pies, dependiendo de la causa.

Pruebas y exámenes

Su proveedor de atención médica le realizará un examen físico, que mostrará:

  • Pérdida de control muscular en la parte baja de las piernas y los pies
  • Atrofia de los músculos del pie o la pierna
  • Problemas para levantar el pie y los dedos

Su proveedor puede solicitar uno o más de los siguientes exámenes para evaluar sus músculos y nervios y para determinar la causa:

Tratamiento

El tratamiento de la caída del pie depende de la causa. En algunos casos, tratar la causa también curará la caída del pie. Si la causa es crónica o por una enfermedad en curso, la caída del pie puede ser permanente.

Ciertas personas pueden beneficiarse de la terapia física y ocupacional.

Los posibles tratamientos incluyen:

  • Aparatos, férulas o plantillas para el zapato para ayudar a dar apoyo al pie y mantenerlo en una posición más normal.
  • La terapia física puede ayudar a estirar y fortalecer los músculos y ayudar a caminar mejor.
  • La estimulación nerviosa puede ayudar a reentrenar los nervios y músculos del pie.

Puede necesitar cirugía para aliviar la presión en el nervio o tratar de repararlo. Para la caída del pie prolongada, su proveedor puede sugerirle la fusión de los huesos del pie o el tobillo. O puede realizarse una cirugía de tendones. En esta cirugía, un tendón funcional y el músculo adjunto se trasfieren a una parte diferente del pie.

Expectativas (pronóstico)

El éxito de su recuperación depende de la causa de la caída del pie. Con frecuencia, la caída del pie desaparece totalmente. Si la causa es más grave, como un accidente cerebrovascular, es posible que no se recupere totalmente. 

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención médica si tiene problemas para caminar o controlar el pie:

  • Arrastra los dedos de sus pies al caminar.
  • Tiene marcha en estepaje (un patrón de marcha en la cual el pie hace un sonido de zapatazo).
  • No puede mantener levantada la parte frontal del pie.
  • Tiene disminución de sensación, adormecimiento u hormigueo en el pie o los dedos del pie.
  • Tiene debilidad en el tobillo o el pie.

Referencias

Del Toro DR, Seslija D, King JC. Fibular (peroneal) neuropathy. In: Frontera WR, Silve JK, Rizzo TD, eds. Essentials of Physical Medicine and Rehabilitation. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap75.

Katirji B. Disorders of peripheral nerves. In: Daroff RB, Jankovic J, Mazziotta JC, Pomeroy SL, eds. Bradley's Neurology in Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 107.

Thompson PD, Nutt JG. Gait disorders. In: Daroff RB, Jankovic J, Mazziotta JC, Pomeroy SL, eds. Bradley's Neurology in Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 24.

Volver arriba Sólo texto

 

Actualizado: 6/7/2019

Versión en inglés revisada por: Alireza Minagar, MD, MBA, Professor, Department of Neurology, LSU Health Sciences Center, Shreveport, LA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos