English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Reemplazo de disco - columna lumbar

Artroplastia de disco lumbar; Artroplastia de disco torácico; Reemplazo de disco artificial; Reemplazo total de disco; TDR; Artroplastia de disco; Reemplazo de disco; Disco artificial

El reemplazo de disco de la columna lumbar es una cirugía de la zona de la espalda baja (lumbar). Se realiza para tratar la estenosis espinal o los problemas de disco y permite el movimiento normal de la columna vertebral. 

La estenosis espinal se presenta cuando:

  • El espacio para la columna vertebral es estrecho.
  • Las aberturas para las raíces nerviosas dejan estrecha a la columna vertebral, ejerciendo presión en el nervio. 

Descripción

Durante el reemplazo total de disco (TDR, por sus siglas en inglés), la porción interna de un disco vertebral dañado se reemplaza con un disco artificial para restaurar el movimiento normal de la columna vertebral.

Casi siempre la cirugía se realiza solamente para un disco, pero a veces, se pueden reemplazar dos niveles uno al lado del otro.

La cirugía se realiza bajo anestesia general. Usted estará dormido y no sentirá ningún dolor. 

Durante la cirugía:

  • Se acostará sobre su espalda en la mesa de operaciones.
  • Sus brazos se posicionan sobre un área acolchonada en la zona del codo y se doblan frente a su pecho. 
  • Su cirujano hace una incisión horizontal (corte) en su abdomen. Hacer la operación a través del abdomen le permite al cirujano tener acceso a la columna sin afectar los nervios espinales.
  • Los órganos y los vasos sanguíneos en el abdomen son movidos al costado para obtener acceso a la columna vertebral.
  • Su cirujano remueve la porción dañada del disco y coloca el nuevo disco artificial en su lugar.
  • Todos los órganos se colocan de regreso en su lugar.
  • Se cierra la incisión con puntos de sutura.

La cirugía generalmente toma alrededor de 2 horas para completarse.

Por qué se realiza el procedimiento

Los discos que parecen amortiguadores ayudan a que la columna permanezca móvil. Los nervios en la zona inferior de la columna se comprimen debido a:

  • Estrechamiento del disco debido a lesiones pasadas
  • Abultamiento del disco (protrusión)

La cirugía para la estenosis espinal se puede considerar si usted tiene síntomas graves que interfieren con su vida diaria y no mejoran con otra terapia. Los síntomas con mucha frecuencia incluyen:

  • Dolor que se puede sentir en su muslo, pantorrilla, espalda baja, hombro, brazos o manos. El dolor a menudo es profundo y constante.
  • Dolor cuando realiza ciertas actividades o mueve su cuerpo de cierta manera.
  • Adormecimiento, hormigueo y debilidad muscular.

Hable con su proveedor de atención médica acerca de si la cirugía es apropiada para usted. No todas las personas con dolor en la espalda baja necesitan cirugía. La mayoría de las personas se tratan primero con medicamentos, terapia física y ejercicio para aliviar el dolor de espalda.

Durante la cirugía de columna tradicional para estenosis espinal, el cirujano necesitará fusionar algunos de los huesos en su columna para hacerla más estable. Como resultado, es probable que otras partes de su columna por debajo y encima de la fusión tengan problemas de disco en el futuro.

Con la cirugía de reemplazo de disco, no se necesita fusión. Como resultado, la columna por encima y debajo del sitio de la cirugía todavía ha preservado la movilidad. Este movimiento puede ayudar a evitar más problemas de disco.

Usted puede ser un candidato para la cirugía de reemplazo de disco si lo siguiente es verdadero:

  • No tiene mucho sobrepeso.
  • Solamente uno o dos niveles de su columna tienen este problema y otras áreas no.
  • No tiene mucha artritis en las articulaciones de su columna.
  • No ha tenido cirugía de la columna en el pasado.
  • No tiene exceso de presión sobre los nervios de su columna.

Riesgos

Los riesgos de la anestesia y la cirugía en general son:

  • Reacción alérgica a los medicamentos
  • Problemas respiratorios
  • Sangrado, coágulos de sangre e infección

Los riesgos para TDR son:

  • Incremento del dolor de espalda
  • Dificultad con el movimiento
  • Lesión en las entrañas
  • Coágulos de sangre en las piernas
  • Formación ósea anormal en los músculos y tendones que rodean la columna vertebral
  • Disfunción sexual (más común en los hombres)
  • Daño al uréter y la vejiga
  • Infección en el sitio quirúrgico
  • Ruptura del disco artificial
  • El disco artificial se puede salir de su lugar
  • Aflojamiento del implante
  • Parálisis

Antes del procedimiento

Su proveedor ordenará un examen por imágenes, tal como una IRM, TC o radiografía para verificar si usted necesita cirugía.  

Su proveedor querrá saber si usted:

  • Está embarazada
  • Está tomando algunos medicamentos, suplementos o hierbas
  • Tiene diabetes, presión arterial alta y alguna otra afección médica
  • Es un fumador 

Coméntele a su proveedor de atención médica qué medicamentos está tomando. Esto incluye medicamentos, suplementos o hierbas que compró sin una receta. 

Durante los días antes de la cirugía:

  • Prepare su casa para cuando salga del hospital.
  • Si es un fumador, debe dejar de fumar. Es posible que las personas que tienen TDR y continúan fumando no sanen tan bien. Pídale ayuda a su médico para dejar de fumar.
  • Una semana antes de la cirugía, su proveedor puede pedirle que deje de tomar medicamentos que dificultan la coagulación de la sangre. Estos incluyen ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil, Motrin), naproxeno (Aleve, Naprosyn).
  • Si tiene diabetes, enfermedad cardíaca y otros problemas médicos, su cirujano le pedirá que vea a su médico regular.
  • Hable con su médico si ha estado bebiendo mucho alcohol.
  • Pregúntele a su médico qué medicamentos debería tomar todavía el día de la cirugía.
  • Déjele saber a su médico de inmediato si tiene un resfriado, gripe, fiebre, brote de herpes u otras enfermedades que pueda tener.
  • Es posible que quiera visitar a un terapista físico para aprender ejercicios para hacer antes de la cirugía.

El día de la cirugía:

  • Siga las instrucciones acerca de no beber ni comer nada antes del procedimiento. Esto puede ser de 6 a 12 horas antes de la cirugía.
  • Tome los medicamentos que su médico le dijo con un pequeño sorbo de agua.
  • Su proveedor le dirá cuándo llegar al hospital. Asegúrese de llegar a tiempo.

Después del procedimiento

Usted permanecerá en el hospital de 2 a 3 días después de la cirugía. Su proveedor le animará a pararse y empezar a caminar tan pronto como pase el efecto de la anestesia. Es posible que tenga que usar una faja de soporte para apoyar y acelerar la curación. En el inicio, le darán líquidos claros. Después, progresará a una dieta líquida y semisólida.

Su proveedor le pedirá que no:

  • Realice ninguna actividad que estire demasiado su columna
  • Forme parte de actividades que involucren moverse, agacharse o girar, tales como conducir y levantar objetos pesados por al menos 3 meses después de la cirugía

Siga las instrucciones acerca de cómo cuidar de su espalda en casa.

Es probable que pueda volver a sus actividades normales 3 meses después de la cirugía.

Expectativas (pronóstico)

El riesgo de complicaciones es bajo después de un reemplazo de disco lumbar. La cirugía usualmente mejora el movimiento de la columna vertebral mejor que otras (cirugías de columna). Es un procedimiento seguro y el alivio del dolor ocurre pronto después de la cirugía. El riesgo de lesión del músculo espinal (músculo paravertebral) es menor que con otros tipos de cirugías de la columna.

Referencias

Duffy MF, Zigler JE. Lumbar total disk arthroplasty. In: Baron EM, Vaccaro AR, eds. Operative Techniques: Spine Surgery. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 42.

Gardocki RJ, Park AL. Degenerative disorders of the thoracic and lumbar spine. In: Azar FM, Beaty JH, Canale ST, eds. Campbell's Operative Orthopaedics. 13th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 39.

Johnson R, Guyer RD. Lumbar disc degeneration: Anterior lumbar interbody fusion, degeneration, and disc replacement. In: Garfin SR, Eismont FJ, Bell GR, Fischgrund JS, Bono CM, eds. Rothman-Simeone and Herkowitz's The Spine. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 49.

Vialle E, Santos de Moraes OJ. Lumbar arthroplasty. In: Winn HR, ed. Youmans and Winn Neurological Surgery. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 322.

Volver arriba Sólo texto

Los conceptos básicos

 
 

Actualizado: 8/15/2018

Versión en inglés revisada por: C. Benjamin Ma, MD, Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery, San Francisco, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos