English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Cáncer del ano

Cáncer - ano; Carcinoma espinocelular - ano; VPH - cáncer del ano

Es un cáncer que comienza en el ano. Este es la apertura en el extremo de su recto. El recto es la última sección de su intestino grueso, en donde se almacena el desecho sólido procedente de los alimentos (heces). Las heces salen del cuerpo a través del ano cuando usted tiene una deposición.

El cáncer del ano es poco frecuente. Este se propaga lentamente y es fácil de tratar antes de que se propague.

Causas

El cáncer del ano puede comenzar en cualquier parte del ano. El lugar en el que comienza determina el tipo de cáncer del que se trata.

  • Carcinoma espinocelular. Este es el tipo más común de cáncer del ano. Comienza en las células que recubren el canal anal y crecen hacia el tejido más profundo.
  • Carcinoma cloacogénico. Casi todos los demás cánceres del ano son tumores que comienzan en las células que recubren la zona entre el ano y el recto. El carcinoma cloacogénico luce diferente de los cánceres de carcinoma espinocelular, pero se comporta de una manera similar y se trata de la misma forma.
  • Adenocarcinoma. Este tipo de cáncer del ano es poco común en los Estados Unidos. Comienza en las glándulas anales debajo de la superficie del ano y a menudo está más avanzado cuando se encuentra.
  • Cáncer de piel. Algunos cánceres se forman afuera del ano en la zona perianal. Esta zona está compuesta principalmente por piel. Los tumores en ella son cánceres de piel y se tratan como tales.

La causa del cáncer del ano no está clara. Sin embargo, existe un vínculo entre el cáncer del ano y las infecciones por virus del papiloma humano o VPH. El VPH es un virus de transmisión sexual que se ha asociado a otros cánceres también.

Otros factores de riesgo importantes incluyen:

  • Infección de VIH/sida. El cáncer anal es más común entre hombres VIH/sida positivos que tienen relaciones sexuales con otros hombres.
  • Actividad sexual. Tener muchas parejas sexuales y tener relaciones sexuales por el ano son riesgos importantes. Esto puede deberse al mayor riesgo de una infección de VPH y una infección de VIH/sida.
  • Tabaquismo. Dejar de fumar reduce su riesgo de presentar cáncer del ano.
  • Sistema inmunitario debilitado. El VIH/sida, los trasplantes de órganos, ciertos medicamentos y otras afecciones que debilitan el sistema inmunitario incrementan su riesgo.
  • Edad. La mayoría de las personas que padecen cáncer del ano tienen de 50 años en adelante. En muy pocas ocasiones, se observa en personas menores de 35 años.
  • Sexo y raza. El cáncer de ano es más común entre mujeres que entre hombres en la mayoría de los grupos. Entre personas afroamericanas, más hombres presentan este cáncer que mujeres.

Síntomas

El sangrado rectal, a menudo en cantidades pequeñas, es uno de los primeros signos de cáncer del ano. Con frecuencia, las personas creen equivocadamente que el sangrado es causado por hemorroides.

Otros signos y síntomas tempranos incluyen:

  • Una protuberancia dentro o cerca del ano
  • Dolor en el ano
  • Prurito
  • Secreción del ano
  • Cambios en los hábitos intestinales
  • Ganglios linfáticos hinchados en la ingle o la región anal

Pruebas y exámenes

El cáncer de ano a menudo se encuentra por medio de un examen digital del recto (EDR) durante un examen físico de rutina.

Su proveedor de atención médica le preguntará sobre su historia clínica, incluso su historia sexual, enfermedades pasadas y sus hábitos de salud. Sus respuestas pueden ayudar a su proveedor a entender sus factores de riesgo de cáncer del ano.

Su proveedor puede solicitar otros estudios. Estos pueden incluir:

Si cualquiera de los estudios muestra que tiene cáncer, su proveedor probablemente realizará más exámenes para "estadificar" el cáncer. La estadificación ayuda a mostrar cuánto cáncer hay en su cuerpo y si este se ha propagado.

El estadio del cáncer determinará la forma de tratamiento.

Tratamiento

El tratamiento para el cáncer de ano se basa en:

  • El estadio del cáncer
  • La localización del tumor
  • Si usted tiene VIH/sida u otras afecciones que debilitan el sistema inmunitario
  • Si el cáncer ha resistido el tratamiento inicial o si ha regresado

En la mayoría de los casos, el cáncer de ano que no se ha propagado se puede tratar con radioterapia y quimioterapia en conjunto. La radiación por sí sola puede tratar el cáncer. Pero la alta dosis que sería necesaria puede provocar muerte tisular y tejido cicatricial. Utilizar quimioterapia con la radiación disminuye la dosis de radiación necesaria. Esto funciona igual de bien para tratar el cáncer, con menos efectos secundarios.

Para los tumores muy pequeños por lo general la cirugía sola es el tratamiento de opción en lugar de radioterapia o quimioterapia.

Si el cáncer permanece después de la radioterapia y de la quimioterapia, con frecuencia se requiere una cirugía. Esta puede consistir en la extracción el ano, el recto y parte del colon. El nuevo extremo del intestino grueso se sujetará entonces a una apertura (estoma) en el abdomen. Este procedimiento se denomina colostomía. Las heces que pasan a través del intestino se drenan a través del estoma en una bolsa que se sujeta al abdomen.

Grupos de apoyo

El cáncer afecta cómo se siente acerca de sí mismo y su vida. Usted puede aliviar el estrés de la enfermedad participando en un grupo de apoyo para personas con cáncer. Compartir con personas que han tenido las mismas experiencias y problemas puede ayudarle a sentirse menos solo.

Puede pedir a su proveedor o al personal de un centro de tratamiento para el cáncer que lo remitan a un grupo de apoyo para personas a quienes se les ha diagnosticado cáncer.

Expectativas (pronóstico)

El cáncer del ano se propaga lentamente. Con tratamiento oportuno, la mayoría de las personas con cáncer del ano está libre de la enfermedad tras 5 años.

Posibles complicaciones

Usted puede presentar efectos secundarios a causa de la cirugía, la quimioterapia o la radioterapia.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte a su proveedor si nota cualquiera de los posibles síntomas de cáncer del ano, especialmente si tiene alguno de los factores de riesgo de padecerlo.

Prevención

Dado que la causa del cáncer del ano se desconoce, no es posible prevenirlo por completo. Pero puede tomar medidas para reducir su riesgo.

  • Practique relaciones sexuales seguras para ayudar a prevenir el VPH y las infecciones por VIH/sida. Las personas que tienen relaciones sexuales con muchas parejas o tienen relaciones sexuales anales sin protección tienen un alto riesgo de desarrollar estas infecciones. Utilizar condones puede ofrecer algo de protección, pero no una protección total. Hable con su proveedor sobre sus opciones.
  • Pregunte a su proveedor sobre la vacuna contra el VPH, y si usted debería recibirla.
  • NO fume. Si usted es fumador, dejar el hábito puede reducir su riesgo de cáncer del ano así como de otras enfermedades.

Referencias

National Cancer Institute website. Anal cancer treatment - health professional version. www.cancer.gov/types/anal/hp/anal-treatment-pdq. Updated February 1, 2018. Accessed August 22, 2018.

Shridhar R, Shibata D, Chan E, Thomas CR. Anal cancer: current standards in care and recent changes in practice. CA Cancer J Clin. 2015;65(2):139-162. PMID: 25582527 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25582527.

Wo JY, Hong TS, Callister MD, Haddock MG. Anal carcinoma. In: Gunderson LL, Tepper JE, eds. Clinical Radiation Oncology. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 52.

Volver arriba Sólo texto

Los conceptos básicos

 
 

Actualizado: 7/26/2018

Versión en inglés revisada por: Todd Gersten, MD, Hematology/Oncology, Florida Cancer Specialists & Research Institute, Wellington, FL. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos