English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Vacuna contra la influenza o gripe (virus vivos, intranasal): lo que usted necesita saber

Todo el siguiente contenido se ha tomado en su totalidad de la Declaración de Información sobre Vacunas (Vaccine Information Statement, VIS) de los CDC sobre la vacuna viva, intranasal contra la influenza: www.cdc.gov/vaccines/hcp/vis/vis-statements/flulive.htmlwww.immunize.org/vis/spanish_flu_live.pdf

Información de revisión de los CDC para la VIS de la vacuna viva, intranasal contra la influenza:

  • Última revisión de la página de la Declaración de Información de la Vacuna contra la Influenza: 15 de agosto de 2019
  • Última actualización de la página: 15 de agosto de 2019
  • Fecha de emisión de VIS: 15 de agosto de 2019

Información

1. ¿Por qué es necesario vacunarse?

La vacuna contra la influenza puede prevenir la influenza (gripe) 

La gripe es una enfermedad contagiosa que se propaga a lo largo de los Estados Unidos cada año, generalmente, entre octubre y mayo. Cualquier persona puede contagiarse de gripe, pero es más peligrosa para algunas personas. Los lactantes y los niños pequeños, las personas mayores de 65 años, las mujeres embarazadas y las personas con ciertas afecciones médicas o un sistema inmune debilitado tienen un mayor riesgo de sufrir complicaciones por la gripe. 

La neumonía, la bronquitis, la sinusitis y las infecciones de los oídos son ejemplos de las complicaciones relacionadas con la gripe. Si usted tiene una afección médica, como una enfermedad cardíaca, cáncer o diabetes, la gripe puede empeorarla.

La gripe puede provocar fiebre y escalofríos, dolor de garganta, dolores musculares, fatiga, tos, dolor de cabeza y secreción o congestión nasal. Algunas personas pueden tener vómitos y diarrea, aunque esto es más común en niños que en adultos.

Cada año, miles de personas mueren por gripe en los Estados Unidos y muchas más son hospitalizadas. La vacuna contra la gripe previene muchas enfermedades y visitas al consultorio médico relacionadas con la gripe cada año.

2. Vacunas contra la influenza atenuadas con virus vivos.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan que las personas mayores de 6 meses de edad se vacunen en todas las temporadas de gripe. Los niños entre 6 meses hasta los 8 años de edad podrían necesitar 2 dosis durante una temporada de gripe. El resto de las personas necesita solo 1 dosis toda temporada de gripe.

La vacuna contra la influenza atenuada con virus vivos (LAIV, por sus siglas en inglés), es una vacuna en aerosol nasal que puede ser administrada a personas que no estén embarazadas desde los 2 años hasta los 49 años de edad.

Luego de la vacunación, la protección tarda aproximadamente 2 semanas en desarrollarse.

Existen muchos virus de la gripe y están en constante cambio. Cada año, se desarrolla una nueva vacuna contra la gripe y que protege contra tres o cuatro virus que tienen la mayor probabilidad de causar la enfermedad en la siguiente temporada. Incluso si la vacuna no coincide completamente con estos virus, aún puede brindar protección.

La vacuna contra la influenza no causa gripe.  

La vacuna contra la influenza se puede aplicar al mismo tiempo con otras vacunas. 

3. Hable con su proveedor de atención médica. 

Informe al proveedor de vacunas si la persona que será vacunada:

  • Es menor de 2 años o mayor de 49 años de edad.
  • Está embarazada.
  • Ha tenido alguna reacción alérgica después de una dosis anterior de la vacuna contra la influenza o ha tenido alergias graves que hayan puesto su vida en peligro.
  • Es un niño o adolescente entre los 2 y los 17 años de edad que está recibiendo ácido acetilsalicílico (aspirin) o algún producto que lo contenga.
  • Tiene un sistema inmunitario debilitado.
  • Es un niño entre los 2 y los 4 años de edad con asma o antecedentes de sibilancias en los últimos 12 meses.
  • Ha tomado medicamentos antivirales contra la influenza en las últimas 48 horas. 
  • Cuida a personas gravemente inmunodeprimidas y que necesitan un entorno protegido. 
  • Tiene 5 años o más y tiene asma.
  • Tiene otras afecciones médicas subyacentes que pueden poner a las personas en alto riesgo de sufrir complicaciones graves asociadas a la gripe (como enfermedad pulmonar, enfermedad cardíaca, enfermedad renal, trastornos renales o hepáticos, trastornos neurológicos o neuromusculares o metabólicos).
  • Ha tenido el síndrome de Guillain-Barré dentro de las 6 semanas siguientes a la dosis anterior de la vacuna contra la influenza.

En algunas ocasiones, su proveedor de atención médica puede decidir posponer la vacuna contra la influenza para una próxima consulta. 

Para algunos pacientes, un diferente tipo de vacuna contra la influenza (vacuna contra la influenza con virus inactivado o recombinante) puede ser más apropiado que la vacuna contra la influenza atenuada con virus vivos.

Las personas con enfermedades menores, como el resfriado, pueden recibir la vacuna. Las personas con una enfermedad moderada a grave, usualmente deben esperar hasta recuperarse para poder recibir la vacuna contra la influenza.

Su proveedor de atención médica puede darle más información.

4. Riesgos de una reacción a la vacuna. 

  • Secreción o congestión nasal, sibilancias y dolor de cabeza pueden aparecer después de la aplicación de la vacuna LAIV.
  • Vómitos, dolores musculares, fiebre, dolor de garganta y tos son otros posibles efectos secundarios.

Si estos problemas ocurren, usualmente aparecen poco después de la aplicación y son leves y de corta duración.

Como sucede con cualquier otro medicamento, hay una posibilidad remota de que una vacuna cause una reacción alérgica grave, otra lesión grave o la muerte. 

5. ¿Qué hago si ocurre un problema grave?

Una reacción alérgica puede ocurrir después de que la persona vacunada salga de la clínica. Si ve signos de una reacción alérgica grave (urticaria, hinchazón en la cara y de la garganta, dificultad para respirar, ritmo cardíaco rápido, mareos o debilidad), llame al número local de emergencia (9-1-1 en los Estados Unidos) y lleve a la persona al hospital más cercano.

Para otros signos que le preocupen, consulte a su proveedor de atención médica. 

Las reacciones adversas deben notificarse al Sistema de reporte de eventos adversos derivados de las vacunas (Vaccine Adverse Event Reporting System, VAERS). Su proveedor de atención médica usualmente presenta este reporte o puede hacerlo usted mismo. Visite el sitio web del VAERS en vaers.hhs.gov o llame al 1-800-822-7967. El VAERS es solo para reportar las reacciones y el personal del VAERS no proporciona consejo médico.

6. El Programa Nacional de Compensación por Lesiones Ocasionadas por Vacunas. 

El Programa Nacional de Compensación por Lesiones Ocasionadas por Vacunas (Vaccine Injury Compensation Program, VICP) es un programa federal que se creó para indemnizar a las personas que pueden haber tenido lesiones ocasionadas por determinadas vacunas. Visite el sitio web del VICP en www.hrsa.gov/vaccine-compensation/index.html o www.hrsa.gov/sites/default/files/hrsa/vaccine-compensation/resources/vicp-spanish-language-booklet.pdf o llame al 1-800-338-2382 para conocer acerca del programa y cómo presentar un reclamo. Hay un tiempo límite para presentar un reclamo para compensación.

7. ¿Cómo puedo obtener más información?

  • Pregúntele a su proveedor de atención médica.
  • Llame al departamento de salud local o estatal.

Comuníquese con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC):

  • Llame al 1-800-232-4636 (1-800-CDC-INFO) o
  • Visite la página web de los CDC para la influenza en www.cdc.gov/flu

Referencias

Centers for Disease Control and Prevention website. Live, intranasal influenza VIS. www.cdc.gov/vaccines/hcp/vis/vis-statements/flulive.html. Updated August 15, 2019. Accessed August 23, 2019.

Volver arriba Sólo texto

  • Influenza - ilustración

    La influenza o gripe también es causada por un virus.

    Influenza

    ilustración

  • Influenza - ilustración

    La influenza o gripe también es causada por un virus.

    Influenza

    ilustración

Los conceptos básicos

 
 

Actualizado: 8/23/2019

Versión en inglés revisada por: David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos