English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Válvula aórtica bicúspide

Válvula aórtica bicomisural; Enfermedad valvular - válvula aórtica bicúspide; VAB

Una válvula aórtica bicúspide (VAB) es una válvula aórtica que solo tiene dos valvas, en lugar de tres.

La válvula aórtica regula el flujo de sangre del corazón a la aorta. La aorta es el mayor vaso sanguíneo que lleva sangre rica en oxígeno al cuerpo.

Causas

La válvula aórtica permite que la sangre oxigenada fluya del corazón a la aorta. Esta impide que la sangre se devuelva de la aorta al corazón cuando la cámara de bombeo se relaja.

La VAB está presente al nacer (congénita). Una válvula aórtica anormal se presenta durante las primeras semanas del embarazo, cuando se desarrolla el corazón del bebé. La causa de este problema es incierta, pero es el defecto cardíaco congénito más común. La VAB a menudo, es hereditaria.

La VAB puede no ser completamente eficaz para detener el escape de sangre de nuevo hacia el corazón. Esto se denomina regurgitación aórtica. La válvula aórtica también puede volverse rígida y no abrirse. Esto se denomina estenosis aórtica, que hace que el corazón tenga que bombear con más fuerza de lo normal para lograr que la sangre pase por la válvula. La aorta puede resultar agrandada con esta afección.

La VAB es más común entre los hombres que en las mujeres.

Una VAB a menudo se da en los bebés con coartación de la aorta (estrechamiento de la aorta). También se da en otras enfermedades en las cuales haya un bloqueo al flujo sanguíneo en el lado izquierdo del corazón.

Síntomas

La mayor parte del tiempo, la VAB no se diagnostica en bebés o niños, debido a que no causa ningún síntoma. Sin embargo, la válvula anormal puede presentar filtración o volverse estrecha.

Los síntomas de tales complicaciones pueden incluir:

  • El bebé o el niño se cansa fácilmente
  • Dolor torácico
  • Dificultad para respirar
  • Latidos cardíacos rápidos e irregulares (palpitaciones)
  • Pérdida del conocimiento (desmayo)
  • Piel pálida

Si un bebé tiene otros problemas cardíacos congénitos, estos pueden causar síntomas que llevarán al descubrimiento de una VAB.

Pruebas y exámenes

Durante un examen, es probable que el proveedor de atención médica encuentre signos de VAB, incluyendo:

Se pueden ordenar los siguientes exámenes:

Si el proveedor sospecha complicaciones o defectos cardíacos adicionales, otros exámenes pueden incluir:

Tratamiento

El bebé o el niño pueden necesitar cirugía para reparar o reemplazar una válvula con escape o estrecha, si las complicaciones son graves.

Una válvula estrecha también se puede abrir a través de un cateterismo cardíaco. Se pasa un tubo delgado (catéter) hasta el corazón y hasta la abertura estrecha de la válvula aórtica. Se infla un globo que va adherido al extremo del catéter para hacer que la abertura de la válvula sea más grande.

En los adultos, cuando una válvula bicúspide tiene mucha filtración o está muy estrecha, es posible que deba reemplazarse.

Algunas veces, la aorta también puede necesitar ser reparada si está muy ancha o muy estrecha. 

Se pueden necesitar medicamentos para aliviar los síntomas o prevenir complicaciones. Los medicamentos pueden incluir:

  • Fármacos que disminuyen la carga de trabajo sobre el corazón (betabloqueadores, inhibidores IECA)
  • Fármacos que aumentan la fuerza contráctil del miocardio (cardiotónicos)
  • Pastillas de agua (diuréticos)

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico del bebé depende de la presencia y la gravedad de las complicaciones de la VAB.

La presencia de otros problemas físicos al nacer también puede afectar el pronóstico del bebé.

La mayoría de los bebés con esta afección no tiene ningún síntoma y el problema no se diagnostica hasta que sean adultos. Algunas personas nunca descubren que tienen este problema.

Posibles complicaciones

Las complicaciones de la VAB incluyen:

  • Insuficiencia cardíaca
  • Escape de sangre a través de la válvula que va de nuevo al corazón
  • Estrechamiento de la abertura de la válvula
  • Infección del miocardio o la válvula aórtica

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor si su bebé:

  • No tiene apetito
  • Tiene piel anormalmente pálida o azulada
  • Parece cansarse fácilmente

Prevención

La VAB bicúspide es hereditaria. Si usted sabe de esta afección en su familia, hable con su proveedor antes de quedar embarazada. No hay ninguna manera conocida de prevenir la afección.

Referencias

Borger MA, Fedak PWM, Stephens EH, et al. AATS consensus guidelines on bicuspid aortic valve-related aortopathy: full online only version. J Thorac Cardiovasc Surg. 2018. doi: 10.1016/j.jtcvs.2018.02.115.

Braverman AC. The bicuspid aortic valve and associated aortic disease. In: Otto CM, Bonow RO, eds. Valvular Heart Disease: A Companion to Braunwald's Heart Disease. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 13.

Carabello BA. Valvular heart disease. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 75.

Lindman BR, Bonow RO, Otto CM. Aortic valve disease. In: Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Mann DL, Tomaselli GF, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 68.

Volver arriba Sólo texto

  • Válvula aórtica bicúspide - ilustración

    Es una válvula aórtica que sólo tiene dos valvas, en lugar de tres. La válvula aórtica permite que la sangre oxigenada fluya desde el corazón hasta la aorta e impide que la sangre fluya al contrario, desde la aorta al corazón. Una válvula aórtica anormal se presenta en las primeras semanas del embarazo, cuando se desarrolla el corazón del bebé.

    Válvula aórtica bicúspide

    ilustración

  • Válvula aórtica bicúspide - ilustración

    Es una válvula aórtica que sólo tiene dos valvas, en lugar de tres. La válvula aórtica permite que la sangre oxigenada fluya desde el corazón hasta la aorta e impide que la sangre fluya al contrario, desde la aorta al corazón. Una válvula aórtica anormal se presenta en las primeras semanas del embarazo, cuando se desarrolla el corazón del bebé.

    Válvula aórtica bicúspide

    ilustración

 

Actualizado: 5/16/2018

Versión en inglés revisada por: Michael A. Chen, MD, PhD, Associate Professor of Medicine, Division of Cardiology, Harborview Medical Center, University of Washington Medical School, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos