English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Gonorrea

Purgaciones; Gota militar

Es una infección de transmisión sexual (ITS) común.

Causas

La gonorrea es causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae y la puede propagar cualquier tipo de actividad sexual. Se puede contraer por contacto con la boca, la garganta, los ojos, la uretra, la vagina, el pene o el ano.

La gonorrea es la segunda enfermedad más comúnmente transmitida registrada. Se presentan aproximadamente 330,000 casos en los Estados Unidos cada año.

Las bacterias proliferan en zonas corporales húmedas y cálidas, incluso el conducto que transporta la orina fuera del cuerpo (uretra). En las mujeres, las bacterias se pueden encontrar en el aparato reproductor (que incluye las trompas de Falopio, el útero y el cuello uterino). La bacteria puede incluso proliferar en los ojos.

Los proveedores de atención médica en los Estados Unidos están obligados por ley a informar al Comité Estatal de Salud (State Board of Health) acerca de todos los casos de gonorrea. El objetivo de esta ley es garantizar que la persona reciba los cuidados de control apropiados. Además, es necesario encontrar y examinar a los compañeros sexuales.

Usted tiene mayor probabilidad de presentar esta infección si:

  • Tiene múltiples compañeros sexuales.
  • Tiene un compañero con antecedentes de cualquier enfermedad de transmisión sexual.
  • No utiliza condón durante las relaciones sexuales.
  • Consume alcohol o drogas ilícitas en exceso.

Síntomas

Los síntomas de gonorrea con frecuencia aparecen de 2 a 5 días después de la infección. Sin embargo, en los hombres, los síntomas pueden tardar hasta un mes en aparecer.

Algunas personas no presentan síntomas; pueden desconocer por completo que han adquirido la enfermedad y, por lo tanto, no buscan tratamiento. Esto aumenta el riesgo de complicaciones y de posibilidades de transmitirle la infección a otra persona.

Los síntomas en los hombres incluyen:

  • Dolor y ardor al orinar
  • Aumento de la frecuencia o urgencia urinaria
  • Secreción del pene (de color blanco, amarillo o verde)
  • Abertura del pene (uretra) roja o inflamada
  • Testículos sensibles o inflamados
  • Dolor de garganta (faringitis gonocócica)

Los síntomas en las mujeres pueden ser muy leves y se pueden confundir con otro tipo de infección. Estos síntomas incluyen:

  • Dolor y ardor al orinar
  • Dolor de garganta
  • Relaciones sexuales dolorosas
  • Dolor intenso en la parte baja del abdomen (si la infección se disemina a las trompas de Falopio y la zona del estómago)
  • Fiebre (si la infección se disemina a las trompas de Falopio y la zona del estómago)
  • Sangrado uterino anormal
  • Sangrado después de tener relaciones sexuales
  • Secreción vaginal anormal color verdosa, amarillenta o con mal olor.

Si la infección se disemina al torrente sanguíneo, los síntomas incluyen:

  • Fiebre
  • Salpullido
  • Síntomas similares a la artritis

Pruebas y exámenes

La gonorrea se puede detectar rápidamente examinando una muestra de tejido o secreción bajo un microscopio. Esto se denomina tinción de Gram. Aunque este método es rápido, no es el más seguro.

La gonorrea se detecta más precisamente con exámenes de ADN. Los exámenes de ADN son útiles para llevar a cabo exploraciones. La prueba de reacción en cadena de la ligasa (RCL) es uno de estos exámenes. Los exámenes de ADN son más rápidos que los cultivos. Estos exámenes pueden realizarse con muestras de orina, que son más fáciles de recolectar que las muestras de la zona genital.

Antes de los exámenes de ADN, los cultivos (células que crecen en un plato de laboratorio) se usaban para obtener probar la presencia de la gonorrea, pero no se usan con frecuencia actualmente.

Generalmente, las muestras para un cultivo se toman del cuello uterino, la vagina, la uretra, el ano o la garganta. En pocas ocasiones se toman del líquido articular o de la sangre. Con frecuencia, los cultivos pueden suministrar un diagnóstico preliminar al cabo de 24 horas. Un diagnóstico de confirmación está disponible al cabo de 72 horas.

Si usted tiene gonorrea, debe solicitar que le hagan exámenes para otras infecciones de transmisión sexual, como clamidia, sífilis y VIH, herpes y hepatitis.

Se deben realizar pruebas de detección para gonorrea en personas sin síntomas que pertenezcan a los siguientes grupos:

  • Mujeres sexualmente activas de 24 años y menores
  • mujeres mayores de 24 años que tengan mayor riesgo de infección

No está claro si es beneficioso realizar pruebas de detección en hombres

Tratamiento

Se pueden utilizar muchos antibióticos diferentes para el tratamiento de este tipo de infección.

  • Usted puede recibir una dosis grande de antibióticos orales o tomar una dosis más pequeña durante siete días.
  • Le pueden administrar un antibiótico en inyección y luego recetarle antibióticos en pastillas. Algunos tipos de pastillas se toman una vez en el consultorio del proveedor. Otros se toman en casa durante hasta una semana.
  • Los casos más graves de EIP (enfermedad pélvica pulmonar) pueden requerir hospitalización. Los antibióticos se administran primero por vía intravenosa.
  • Nunca se automedique sin que un proveedor lo vea primero. Su proveedor determinará el mejor tratamiento.

Aproximadamente la mitad de las mujeres con gonorrea también están infectadas con clamidia. La clamidia se trata al mismo tiempo que la infección de gonorrea.

Usted necesitará una consulta de control 7 días después si sus síntomas incluyen dolor articular, salpullido en la piel o dolor abdominal o pélvico más intenso. Se harán exámenes para verificar que la infección haya desaparecido.

Las parejas sexuales se deben examinar y tratar para evitar la transmisión de la infección de forma recíproca. Usted y su pareja deben terminar todos los antibióticos. Use condones hasta que ambos hayan terminado de tomar los antibióticos. Si ya contrajo gonorrea o clamidia, tiene menos probabilidad de contraer cualquiera de estas nuevamente, si siempre utiliza condón.

Se deben ubicar y examinar todos los contactos sexuales de la persona con gonorrea, lo cual ayuda a prevenir una propagación mayor de la enfermedad.

  • En algunos lugares puede ser capaz de llevar usted mismo la información y medicamentos a su compañero sexual.
  • En otros lugares, el departamento de salud se comunicará con su pareja.

Expectativas (pronóstico)

Una infección de gonorrea que no se haya propagado casi siempre se puede curar con antibióticos. La gonorrea que se haya propagado es una infección más seria, pero casi siempre mejora con tratamiento.

Posibles complicaciones

Las complicaciones en las mujeres pueden incluir:

  • Las infecciones que se propagan a las trompas de Falopio pueden causar cicatrización, lo cual puede provocar problemas para quedar en embarazo más tarde. También puede provocar dolor pélvico crónico, EIP, infertilidad y embarazo ectópico. Los episodios recurrentes aumentarán el riesgo de infertilidad a causa del daño a las trompas de Falopio.
  • Las mujeres embarazadas que tengan gonorrea grave le pueden transmitir la enfermedad a su bebé mientras está en el útero o durante el parto.
  • También puede causar complicaciones en el embarazo como una infección y un parto prematuro.
  • Absceso en la matriz (el útero) y el abdomen.

Las complicaciones en los hombres pueden incluir:

Las complicaciones tanto en hombres como en mujeres pueden incluir:

  • Infecciones articulares
  • Infección de válvulas cardíacas
  • Infección alrededor del cerebro (meningitis)

Cuándo contactar a un profesional médico

Si tiene síntomas de gonorrea, llame a su proveedor inmediatamente. La mayoría de las clínicas estatales diagnostican y tratan las enfermedades de transmisión sexual (ETS) en forma gratuita.

Prevención

Evitar el contacto sexual es el único método seguro de prevención de la gonorrea. Si usted y su compañero o pareja no tienen relaciones sexuales con otras personas, esto también puede reducir enormemente sus probabilidades de contraer esta infección.

Sexo seguro significa tomar medidas antes y durante la relación sexual, que puedan impedir que usted contraiga una infección o que se la transmita a su pareja. Las prácticas sexuales seguras incluyen exámenes de detección de enfermedades de transmisión sexual para todas las parejas sexuales, el uso consistente del condón, tener menos parejas sexuales.

Pregúntele a su proveedor de atención médica si usted debe recibir la vacuna contra la hepatitis B y el VPH.

Referencias

Centers for Disease Control and Prevention website. Sexually transmitted disease surveillance 2017. www.cdc.gov/std/stats17/default.htm. Updated October 15, 2018. Accessed June 16, 2019.

Embree JE. Gonococcal infections. In: Wilson CB, Nizet V, Maldonado YA, Remington JS, Klein JO, eds. Remington and Klein's Infectious Diseases of the Fetus and Newborn Infant. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 15.

Habif TP. Sexually transmitted bacterial infections. In: Habif TP, ed. Clinical Dermatology. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 10.

LeFevre ML; U.S. Preventive Services Task Force. Screening for Chlamydia and gonorrhea: U.S. Preventive Services Task Force recommendation statement. Ann Intern Med. 2014;161(12):902-910. PMID: 25243785 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25243785.

Marrazzo JM, Apicella MA. Neisseria gonorrhoeae (Gonorrhea). In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 214.

U.S. Preventive Services Task Force website. Final recommendation statement: chlamydia and gonorrhea:screening. www.uspreventiveservicestaskforce.org/Page/Document/RecommendationStatementFinal/chlamydia-and-gonorrhea-screening. Updated September 2014. Accessed April 29, 2019.

Workowski KA, Bolan GA; Centers for Disease Control and Prevention (CDC). Sexually transmitted diseases treatment guidelines, 2015. MMWR Recomm Rep. 2015;64(RR-03):1-137. PMID: 26042815 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26042815.

Volver arriba Sólo texto

 

Actualizado: 3/28/2019

Versión en inglés revisada por: John D. Jacobson, MD, Professor of Obstetrics and Gynecology, Loma Linda University School of Medicine, Loma Linda Center for Fertility, Loma Linda, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos