English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Respiración rápida y superficial

Taquipnea; Respiración - superficial y rápida; Frecuencia respiratoria - rápida y superficial

Una frecuencia respiratoria normal para un adulto en reposo es de 8 a 16 respiraciones por minuto, mientras que en un bebé, la tasa normal es hasta de 44 respiraciones por minuto.

Taquipnea es un término que su proveedor de atención médica utiliza para describir la respiración si esta es demasiado acelerada, particularmente si usted presenta una respiración rápida y superficial por una neumopatía u otra causa de salud.

El término hiperventilación generalmente se utiliza si usted está tomando respiraciones profundas y rápidas. Esto puede deberse a enfermedad pulmonar o por ansiedad o pánico. Los términos algunas veces se usan indistintamente.

Causas

La respiración rápida y superficial tiene muchas causas posibles, incluso:

Cuidados en el hogar

La respiración superficial y rápida no se debe tratar en casa. Generalmente se considera una emergencia médica (a menos que la ansiedad sea la única causa).

Si usted tiene asma o EPOC, use los medicamentos para inhalar de acuerdo con lo recetado por su proveedor. Es posible que aún sea necesario que lo examine un proveedor de inmediato si está teniendo una respiración superficial y rápida. Su proveedor le explicará cuándo es importante acudir a la sala de emergencias.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) o acuda a la sala de emergencias si está experimentando respiración rápida y tiene:

  • Coloración azulada o grisácea de la piel, las uñas, las encías, los labios o la zona alrededor de los ojos (cianosis)
  • Dolor torácico
  • Retracción del pecho con cada respiración
  • Fiebre
  • Respiración difícil o forzada
  • Nunca ha tenido respiración rápida antes
  • Síntomas que se están volviendo más intensos

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El proveedor realizará un examen completo del corazón, los pulmones, el abdomen, la cabeza y el cuello.

Los exámenes que se pueden ordenar incluyen:

El tratamiento dependerá de la causa subyacente de la respiración rápida. El tratamiento puede incluir administración de oxígeno si el nivel de éste es demasiado bajo y tratamientos respiratorios de nebulización si se está presentando un ataque de asma o de EPOC.

Referencias

Kraft M. Approach to the patient with respiratory disease. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 83.

McGee S. Respiratory rate and abnormal breathing patterns. In: McGee S, ed. Evidence-Based Physical Diagnosis. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 19.

Volver arriba Sólo texto

  • Diafragma - ilustración

    El diafragma es un músculo en forma de cúpula que separa la cavidad torácica (pulmones y corazón) de la cavidad abdominal (intestinos, estómago, hígado, etc.). Éste interviene en la respiración, descendiendo el volumen de la cavidad torácica al inhalar y aumentándolo durante la exhalación.

    Diafragma

    ilustración

  • Diafragma y pulmones - ilustración

    El diafragma, que se localiza debajo de los pulmones, es el principal músculo de la respiración. Es un músculo largo en forma de domo que se contrae de manera rítmica y continua y, la mayoría del tiempo, de manera involuntaria. En la inhalación, el diafragma se contrae y se allana y la cavidad torácica se amplía. Esta contracción crea un vacío que succiona el aire hacia los pulmones. En la exhalación, el diafragma se relaja y retoma su forma de domo y el aire es expulsado de los pulmones.

    Diafragma y pulmones

    ilustración

  • Sistema respiratorio - ilustración

    El aire se inhala a través de los conductos nasales y viaja a través de la tráquea y los bronquios hasta los pulmones.

    Sistema respiratorio

    ilustración

  • Diafragma - ilustración

    El diafragma es un músculo en forma de cúpula que separa la cavidad torácica (pulmones y corazón) de la cavidad abdominal (intestinos, estómago, hígado, etc.). Éste interviene en la respiración, descendiendo el volumen de la cavidad torácica al inhalar y aumentándolo durante la exhalación.

    Diafragma

    ilustración

  • Diafragma y pulmones - ilustración

    El diafragma, que se localiza debajo de los pulmones, es el principal músculo de la respiración. Es un músculo largo en forma de domo que se contrae de manera rítmica y continua y, la mayoría del tiempo, de manera involuntaria. En la inhalación, el diafragma se contrae y se allana y la cavidad torácica se amplía. Esta contracción crea un vacío que succiona el aire hacia los pulmones. En la exhalación, el diafragma se relaja y retoma su forma de domo y el aire es expulsado de los pulmones.

    Diafragma y pulmones

    ilustración

  • Sistema respiratorio - ilustración

    El aire se inhala a través de los conductos nasales y viaja a través de la tráquea y los bronquios hasta los pulmones.

    Sistema respiratorio

    ilustración

 

Actualizado: 5/16/2019

Versión en inglés revisada por: Denis Hadjiliadis, MD, MHS, Paul F. Harron, Jr. Associate Professor of Medicine, Pulmonary, Allergy, and Critical Care, Perelman School of Medicine, University of Pennsylvania, Philadelphia, PA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos