English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Terapia trombolítica

Activador del tejido plasminógeno; TPA; Alteplasa; Reteplasa; Tenecteplasa; Agente trombolítico activasa; Agentes disolventes de coágulos; Terapia de reperfusión; Accidente cerebrovascular - trombolítico; Ataque al corazón - trombolítico; Embolia aguda - trombolítico; Trombosis - trombolítico; Lanoteplasa; Estafiloquinasa; Estreptoquinasa (SK); Uroquinasa; Accidente cerebrovascular - terapia trombolítica; Ataque al corazón - terapia trombolítica; Accidente cerebrovascular - trombólisis; Ataque cardíaco - trombólisis; Infarto al miocardio - trombólisis

Es el uso de fármacos para romper o disolver los coágulos de sangre, que son la principal causa tanto de ataques cardíacos como de accidentes cerebrovasculares.

Información

Los medicamentos trombolíticos están aprobados para el tratamiento inmediato de accidente cerebrovascular y ataque cardíaco. El fármaco más comúnmente usado para esta terapia es el activador del plasminógeno tisular natural (tPA), pero otros fármacos pueden hacer el mismo efecto.

Lo ideal es que usted reciba los medicamentos trombolíticos dentro de los primeros 30 minutos después de llegar al hospital para el tratamiento.

ATAQUES CARDÍACOS

Un coágulo puede bloquear las arterias que van al corazón. Esto puede causar un ataque cardíaco, cuando parte del miocardio muere debido a la falta de oxígeno suministrado por la sangre.

Los trombolíticos funcionan disolviendo rápidamente un coágulo grande. Esto ayuda a restablecer el flujo sanguíneo al corazón y a prevenir un daño al miocardio. Los trombolíticos pueden detener un ataque cardíaco que de otro modo sería mortal. Los resultados son mejores si recibe un medicamento trombolítico dentro de las 12 horas después de que el ataque empiece. Pero cuanto más pronto se reciba el tratamiento, mejor serán los resultados.

En la mayoría de las personas, el medicamento restablece parte del flujo sanguíneo al corazón. Sin embargo, es posible que el flujo sanguíneo no sea completamente normal y aún se puede presentar una pequeña cantidad de músculo dañado. Se puede necesitar un tratamiento adicional, como el cateterismo cardíaco o la angioplastia y colocación de un stent.

Su proveedor de atención médica decidirá si le administrará un medicamento trombolítico basado en muchos factores, los cuales abarcan antecedentes personales de dolor torácico y los resultados de un electrocardiograma.

Otros factores que se emplean para determinar si usted es un buen candidato para los tromobolíticos abarcan:

  • Edad (las personas mayores tienen mayores riesgos de complicaciones)
  • Género
  • Historia clínica (incluso antecedentes de ataques cardíacos previos, diabetes, presión arterial baja o aumento de la frecuencia cardíaca)

Generalmente, no se le administrarán trombolíticos si usted:

  • Tiene un traumatismo craneal reciente
  • Tiene problemas de sangrado
  • Tiene úlceras hemorrágicas
  • Está embarazada
  • Se sometió recientemente a una cirugía
  • Ha tomado anticoagulantes como Coumadin
  • Sufre un traumatismo
  • Padece hipertensión arterial incontrolable (grave)

ACCIDENTES CEREBROVASCULARES

La mayoría de los accidentes cerebrovasculares son causados cuando coágulos viajan a un vaso sanguíneo en el cerebro y bloquean el flujo de sangre a esa área. Para los accidentes cerebrovasculares de esta naturaleza (accidentes cerebrovasculares isquémicos), se pueden emplear trombolíticos para ayudar a disolver rápidamente el coágulo. La administración de trombolíticos dentro de un lapso de 3 horas después del inicio de los primeros síntomas del accidente cerebrovascular puede ayudar a limitar el daño y la discapacidad que éste causa.

La decisión de administrar el fármaco se basa en:

  • Una tomografía computarizada del cerebro para constatar que no haya sangrado
  • Un examen físico que muestre un accidente cerebrovascular significativo
  • La historia clínica

Como en los ataques cardíacos, generalmente no se administran trombolíticos si usted tiene uno de los otros problemas de salud que aparecen en la lista de arriba.

Los trombolíticos no se administran a alguien que esté presentando un accidente cerebrovascular que involucre sangrado cerebral. Podrían empeorarlo por causar un aumento del sangrado.

RIESGOS

La hemorragia o sangrado es el riesgo más común. Puede ser mortal.

Se puede presentar sangrado menor de las encías o de la nariz en aproximadamente 25% de las personas que reciben el fármaco. El sangrado cerebral se presenta en alrededor del 1% de las veces. Este riesgo es el mismo para los pacientes que han sufrido un accidente cerebrovascular que para los que han sufrido un ataque cardíaco.

Si los trombolíticos se perciben como peligrosos, otros tratamientos para los posibles coágulos que causan un derrame cerebral o ataque al corazón incluyen:

  • La eliminación del coágulo (trombectomía)
  • Un procedimiento para abrir los vasos sanguíneos estrechos u obstruidos que suministran sangre al corazón o al cerebro

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN PROVEEDOR DE ATENCIÓN MÉDICA O LLAME AL NÚMERO LOCAL DE EMERGENCIAS (como el 911 en los Estados Unidos).

Los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares son emergencias. Cuanto más rápido se administre el tratamiento con trombolíticos, mayor será la probabilidad de un buen desenlace clínico.

Referencias

Anderson JL. ST segment elevation acute myocardial infarction and complications of myocardial infarction. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 73.

Bohula EA, Morrow DA. ST-elevation myocardial infarction: management. In: Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Mann DL, Tomaselli GF, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 59.

Goldstein LB. Ischemic cerebrovascular disease. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 407.

O'Gara PT, Kushner FG, Ascheim DD, et al. 2013 ACCF/AHA guideline for the management of ST-elevation myocardial infarction: a report of the American College of Cardiology Foundation/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines. Circulation. 2013;127(4):529-555. PMID: 23247303 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23247303.

Volver arriba Sólo texto

  • Embolia - ilustración

    La embolia consiste en una pérdida de las funciones cerebrales debido a la falta de irrigación sanguínea hacia ciertas áreas del cerebro. La obstrucción, por lo general, ocurre cuando un coágulo o un pedazo de placa aterosclerótica se desprende de otra área del cuerpo y se aloja en la vasculatura del cerebro.

    Embolia

    ilustración

  • Trombo - ilustración

    El trombo es un coágulo sanguíneo que se forma en un vaso y permanece allí. La embolia es un coágulo que se desplaza desde el sitio donde se formó a otro lugar en el cuerpo. El trombo o embolia puede producirse en un vaso sanguíneo y obstruir el flujo sanguíneo en ese lugar, impidiendo el suministro de oxígeno y flujo sanguíneo a los tejidos circundantes. Esto puede ocasionar un daño, destrucción (infarto) e incluso la muerte o necrosis de los tejidos que se encuentran en esa área.

    Trombo

    ilustración

  • Gráficos de las ondas del ECG después del infarto al miocardio - ilustración

    Después de un ataque cardíaco, en el gráfico del ECG se pueden observar varias fases. Fase hiperaguda que comienza inmediatamente después de un ataque cardíaco. Fase de franca evolución que comienza de algunas horas a días después del ataque cardíaco. Fase de resolución que aparece unas semanas después del ataque cardíaco. Fase crónica estabilizada que es la última fase y que típicamente presenta cambios patológicos permanentes al compararla con el gráfico de un ECG normal.

    Gráficos de las ondas del ECG después del infarto al miocardio

    ilustración

  • Embolia - ilustración

    La embolia consiste en una pérdida de las funciones cerebrales debido a la falta de irrigación sanguínea hacia ciertas áreas del cerebro. La obstrucción, por lo general, ocurre cuando un coágulo o un pedazo de placa aterosclerótica se desprende de otra área del cuerpo y se aloja en la vasculatura del cerebro.

    Embolia

    ilustración

  • Trombo - ilustración

    El trombo es un coágulo sanguíneo que se forma en un vaso y permanece allí. La embolia es un coágulo que se desplaza desde el sitio donde se formó a otro lugar en el cuerpo. El trombo o embolia puede producirse en un vaso sanguíneo y obstruir el flujo sanguíneo en ese lugar, impidiendo el suministro de oxígeno y flujo sanguíneo a los tejidos circundantes. Esto puede ocasionar un daño, destrucción (infarto) e incluso la muerte o necrosis de los tejidos que se encuentran en esa área.

    Trombo

    ilustración

  • Gráficos de las ondas del ECG después del infarto al miocardio - ilustración

    Después de un ataque cardíaco, en el gráfico del ECG se pueden observar varias fases. Fase hiperaguda que comienza inmediatamente después de un ataque cardíaco. Fase de franca evolución que comienza de algunas horas a días después del ataque cardíaco. Fase de resolución que aparece unas semanas después del ataque cardíaco. Fase crónica estabilizada que es la última fase y que típicamente presenta cambios patológicos permanentes al compararla con el gráfico de un ECG normal.

    Gráficos de las ondas del ECG después del infarto al miocardio

    ilustración

 

Actualizado: 5/16/2018

Versión en inglés revisada por: Michael A. Chen, MD, PhD, Associate Professor of Medicine, Division of Cardiology, Harborview Medical Center, University of Washington Medical School, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos