English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Autoexamen testicular

Prueba de detección - examen testicular - autoexamen; Cáncer testicular - prueba de detección - autoexamen

Es un examen de los testículos que usted mismo lleva a cabo.

Forma en que se realiza el examen

Los testículos (también llamados testes) son los órganos reproductores masculinos que producen semen y la hormona testosterona y se encuentran ubicados en el escroto debajo del pene.

Usted se puede hacer este examen durante o después de tomar una ducha. De esta manera, la piel del escroto está caliente y relajada. Es mejor realizar el examen estando de pie:

  • Palpe el saco escrotal suavemente para localizar un testículo.
  • Use una mano para estabilizar el testículo. Use los dedos y el pulgar de la otra mano para palparlo de manera firme pero suave. Palpe toda la superficie.
  • Revise el otro testículo de la misma manera.

Razones por las que se realiza el examen

Un autoexamen testicular se lleva a cabo para verificar si hay cáncer testicular.

Los testículos contienen vasos sanguíneos y otras estructuras que pueden hacer que el examen sea confuso. Si nota cualquier protuberancia o cambios en un testículo, debe ponerse en contacto con su proveedor de atención médica de inmediato.

Su proveedor puede recomendar que se realice el autoexamen testicular cada mes si tiene cualquiera de los siguientes factores de riesgo:

Sin embargo, si un hombre no tiene factores de riesgo ni síntomas, los expertos no saben si realizar este autoexamen disminuye las probabilidades de morir a causa de este tipo de cáncer.

Resultados normales

Cada testículo debe sentirse firme, pero no duro como una roca. Un testículo puede estar más bajo o ligeramente más grande que el otro.

Hable con su proveedor si tiene preguntas.

Significado de los resultados anormales

Si detecta una protuberancia pequeña y dura (como del tamaño de un guisante), tiene un testículo agrandado u observa cualquier otra diferencia que no parece normal, consulte a su proveedor de inmediato.

Llame a su proveedor si:

  • No puede localizar uno o ambos testículos. Puede ser que los testículos no hayan descendido de manera adecuada al escroto.
  • Se presenta una acumulación suave de conductos delgados sobre el testículo. Puede tratarse de una acumulación de venas dilatadas (varicocele).
  • Se presenta dolor o hinchazón en el escroto. Puede tratarse de una infección o de un saco lleno de líquido (hidrocele) que causa obstrucción del flujo sanguíneo a la zona. Puede ser difícil sentir el testículo si hay fluido en el escroto.

El dolor súbito e intenso (agudo) en el escroto o en los testículos que dura más de unos cuantos minutos representa una urgencia. Si experimenta este tipo de dolor, busque atención médica de inmediato.

Una protuberancia en el testículo a menudo es el primer signo de cáncer testicular. Si encuentra una, consulte a su proveedor de inmediato. La mayoría de los cánceres testiculares son muy tratables. Tenga en cuenta que algunos casos de cáncer testicular no muestran síntomas hasta que alcanzan una etapa avanzada.

Riesgos

No existen riesgos relacionados con este autoexamen.

Referencias

American Cancer Society website. Testicular self-exam. www.cancer.org/cancer/testicularcancer/moreinformation/doihavetesticularcancer/do-i-have-testicular-cancer-self-exam. Updated May 23, 2016. Accessed October 9, 2017.

Friedlander TW, Ryan CJ, Small EJ, Torti F. Testicular cancer. In: Niederhuber JE, Armitage JO, Doroshow JH, Kastan MB, Tepper JE, eds. Abeloff's Clinical Oncology. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 86.

National Cancer Institute website. Testicular cancer screening (PDQ) - patient version. www.cancer.gov/types/testicular/patient/testicular-screening-pdq. Updated June 12, 2019. Accessed June 25, 2019.

US Preventive Services Task Force. Screening for testicular cancer. US Preventive Services Task Force reaffirmation recommendation statement. Ann Intern Med. 2011;154(7):483-486. PMID: 21464350 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21464350.

Volver arriba Sólo texto

  • Anatomía reproductora masculina - ilustración

    Las estructuras reproductivas masculinas son el pene, el escroto, los testículos, el epidídimo, las vesículas seminales y la próstata.

    Anatomía reproductora masculina

    ilustración

  • Anatomía testicular - ilustración

    El pene es el órgano de reproducción y de excreción urinaria. Los testículos son un par de glándulas que producen semen. El escroto es el saco que aloja los testículos.

    Anatomía testicular

    ilustración

  • Anatomía reproductora masculina - ilustración

    Las estructuras reproductivas masculinas son el pene, el escroto, los testículos, el epidídimo, las vesículas seminales y la próstata.

    Anatomía reproductora masculina

    ilustración

  • Anatomía testicular - ilustración

    El pene es el órgano de reproducción y de excreción urinaria. Los testículos son un par de glándulas que producen semen. El escroto es el saco que aloja los testículos.

    Anatomía testicular

    ilustración

 

Actualizado: 8/26/2017

Versión en inglés revisada por: Jennifer Sobol, DO, urologist with the Michigan Institute of Urology, West Bloomfield, MI. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team. Editorial update 06/25/2019.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos