English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Radiografía de hueso

Radiografía ósea

Una radiografía del hueso es un examen imagenológico para examinar los huesos.

Forma en que se realiza el examen

El examen lo realiza un técnico en rayos X, en el departamento de radiología de un hospital o en el consultorio médico. Para el examen, usted ubicará el hueso al que se le va a tomar la radiografía sobre la mesa. Luego, se tomarán imágenes y el hueso se reubicará para obtener diferentes planos.

Preparación para el examen

Coméntele al médico si está embarazada. Usted debe quitarse todo tipo de joyas para la radiografía.

Lo que se siente durante el examen

Los rayos X son indoloros. Cambiar de posición para lograr diferentes planos puede ser incómodo.

Razones por las que se realiza el examen

Una radiografía ósea se utiliza para buscar lesiones o enfermedades que afecten los huesos.

Significado de los resultados anormales

Entre los resultados anormales se encuentran:

Otras afecciones por las cuales se puede realizar el examen son:

Riesgos

Hay una exposición baja a la radiación. Los equipos de rayos X se configuran para generar la mínima cantidad de exposición a la radiación necesaria para producir la imagen. La mayoría de los expertos consideran que el riesgo es bajo en comparación con los beneficios.

Los niños y los fetos de mujeres embarazadas son más sensibles a los riesgos de los rayos X. Se puede utilizar un escudo protector sobre las zonas que no se están examinando.

Referencias

Bearcroft PWP, Hopper MA. Imaging techniques and fundamental observations for the musculoskeletal system. In: Adam A, Dixon AK, Gillard JH, Schaefer-Prokop CM, eds. Grainger & Allison's Diagnostic Radiology: A Textbook of Medical Imaging. 6th ed. New York, NY: Elsevier Churchill Livingstone; 2015:chap 45.

Contreras F, Perez J, Jose J. Imaging overview. In: Miller MD, Thompson SR. eds. DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 7.

Volver arriba Sólo texto

  • El esqueleto - ilustración

    El esqueleto consta de cuatro grupos de huesos que protegen y mueven el cuerpo.

    El esqueleto

    ilustración

  • Columna vertebral - ilustración

    La columna vertebral está dividida en varias secciones. Las vértebras cervicales forman el cuello. Las vértebras torácicas comprenden la porción del tórax y tienen costillas adheridas a ellas. Las vértebras lumbares son las vértebras restantes que están por debajo del último hueso torácico y en la parte superior del sacro. Las vértebras sacros están rodeadas por los huesos de la pelvis y el cóccix representa las vértebras terminales o rastros de la cola.

    Columna vertebral

    ilustración

  • Rayos X - un sarcoma osteogénico - ilustración

    Esta radiografía muestra un tumor óseo maligno (sarcoma osteogénico) de la rodilla. Este tipo de tumor generalmente se observa en adolescentes (de unos 15 años de edad). El tumor se extiende desde el hueso hacia el tejido circundante.

    Rayos X - un sarcoma osteogénico

    ilustración

  • El esqueleto - ilustración

    El esqueleto consta de cuatro grupos de huesos que protegen y mueven el cuerpo.

    El esqueleto

    ilustración

  • Columna vertebral - ilustración

    La columna vertebral está dividida en varias secciones. Las vértebras cervicales forman el cuello. Las vértebras torácicas comprenden la porción del tórax y tienen costillas adheridas a ellas. Las vértebras lumbares son las vértebras restantes que están por debajo del último hueso torácico y en la parte superior del sacro. Las vértebras sacros están rodeadas por los huesos de la pelvis y el cóccix representa las vértebras terminales o rastros de la cola.

    Columna vertebral

    ilustración

  • Rayos X - un sarcoma osteogénico - ilustración

    Esta radiografía muestra un tumor óseo maligno (sarcoma osteogénico) de la rodilla. Este tipo de tumor generalmente se observa en adolescentes (de unos 15 años de edad). El tumor se extiende desde el hueso hacia el tejido circundante.

    Rayos X - un sarcoma osteogénico

    ilustración

 

Actualizado: 5/13/2019

Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Clinical Associate Professor, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos