English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Radiografía de la columna lumbosacra

Radiografía - columna lumbosacra; Radiografía - columna lumbar

Una radiografía de la columna lumbosacra es una imagen de los pequeños huesos (vértebras) en la parte baja de la columna. Esta zona incluye la región lumbar y el sacro, la zona que conecta la columna con la pelvis.

Forma en que se realiza el examen

El examen se realiza en el departamento de radiología de un hospital o en el consultorio de su proveedor de atención médica y es llevado a cabo por un técnico en radiología. Se le solicitará acostarse sobre la mesa de rayos X en diferentes posiciones. Si la radiografía se hace para diagnosticar una lesión, se debe tener cuidado de no causar una lesión mayor.

El equipo de rayos X se ubica sobre la parte baja de la columna. Se le solicitará contener la respiración mientras se toma la imagen o placa con el fin de evitar que ésta aparezca borrosa. Normalmente, se toman de 3 a 5 imágenes.

Preparación para el examen

Infórmele al proveedor si está embarazada. Quítese todas las joyas.

Lo que se siente durante el examen

En pocas ocasiones hay alguna molestia cuando se toma una radiografía, aunque la mesa puede estar fría.

Razones por las que se realiza el examen

Con frecuencia, un proveedor tratará a una persona con lumbago durante 4 a 8 semanas antes de solicitar una radiografía.

La razón más común para la radiografía de la columna lumbosacra es buscar la causa de lumbago que:

  • Ocurre después de una lesión
  • Es intenso
  • No desaparece después de 4 a 8 semanas
  • Está presente en una persona mayor

Significado de los resultados anormales

Las radiografías de la columna lumbosacra pueden mostrar:

  • Curvas anormales de la columna vertebral
  • Desgaste anormal del cartílago y huesos de la región lumbar, tales como espolones óseos y estrechamiento de las articulaciones entre las vértebras
  • Cáncer (si bien el cáncer a menudo no puede verse en este tipo de radiografía)
  • Fracturas
  • Signos de adelgazamiento de los huesos (osteoporosis)
  • Espondilolistesis, en la cual un hueso (vértebra) en la región lumbar se sale de la posición apropiada hacia el hueso debajo de este

Aunque algunos de estos problemas se pueden ver en una radiografía, no siempre son la causa del dolor de espalda.

Muchas afecciones en la columna vertebral no pueden diagnosticarse usando una radiografía lumbosacra, lo que incluye:

Riesgos

Hay una exposición baja a la radiación. Los equipos de rayos X se revisan con regularidad para garantizar que sean lo más seguros posibles. La mayoría de los expertos considera que el riesgo es bajo en comparación con los beneficios.

Las mujeres embarazadas no deben exponerse en lo posible a la radiación. Se debe tener cuidado antes de tomarle radiografías a los niños.

Consideraciones

Hay algunos problemas de espalda que una radiografía no encontrará. Eso es debido a que involucran los músculos, los nervios y otros tejidos blandos. Una TC de la columna lumbosacra o la RMI de la columna lumbosacra son mejores opciones para los problemas de tejidos blandos.

Referencias

Bearcroft PWP, Hopper MA. Imaging techniques and fundamental observations for the musculoskeletal system. In: Adam A, Dixon AK, Gillard JH, Schaefer-Prokop CM, eds. Grainger & Allison's Diagnostic Radiology: A Textbook of Medical Imaging. 6th ed. New York, NY: Elsevier Churchill Livingstone; 2015:chap 45.

Contreras F, Perez J, Jose J. Imaging overview. In: Miller MD, Thompson SR. eds. DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 7.

Parizel PM, Van Thielen T, van den Hauwe L, Van Goethem JW. Degenerative disease of the spine. In: Adam A, Dixon AK, Gillard JH, Schaefer-Prokop CM, eds. Grainger & Allison's Diagnostic Radiology: A Textbook of Medical Imaging. 6th ed. New York, NY: Elsevier Churchill Livingstone; 2015:chap 55.

Warner WC, Sawyer JR. Scoliosis and kyphosis. In: Azar FM, Beaty JH, Canale ST, eds. Campbell's Operative Orthopaedics. 13th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 44.

Volver arriba Sólo texto

  • Columna vertebral - ilustración

    La columna vertebral está dividida en varias secciones. Las vértebras cervicales forman el cuello. Las vértebras torácicas comprenden la porción del tórax y tienen costillas adheridas a ellas. Las vértebras lumbares son las vértebras restantes que están por debajo del último hueso torácico y en la parte superior del sacro. Las vértebras sacros están rodeadas por los huesos de la pelvis y el cóccix representa las vértebras terminales o rastros de la cola.

    Columna vertebral

    ilustración

  • Vértebras lumbares (parte baja de la espalda) - ilustración

    Estas son las cinco vértebras de la parte baja de la espalda. La última vértebra (en la esquina superior izquierda de la fotografía) se une al sacro y la primera vértebra (a la derecha) se une al segmento torácico de la espalda. Las vértebras son más anchas y fuertes que los otros huesos de la columna, lo cual les permite absorber la presión adicional que se aplica sobre la parte baja de la espalda, pero, a pesar de ello, a menudo se presentan lesiones en esta área. Estas vértebras se numeran del uno al cinco y se conocen como L1, L2, L3, etc., empezando desde la primera de arriba, para abajo.

    Vértebras lumbares (parte baja de la espalda)

    ilustración

  • Vértebras torácicas (parte media de la espalda) - ilustración

    Éstas son las doce vértebras de la parte media de la espalda. La última vértebra (a la izquierda de la fotografía) se une a la columna lumbar (inferior) y la primera vértebra (a la derecha) se une al segmento cervical de la espalda (cuello). Las vértebras son más anchas y fuertes que los huesos cervicales, lo cual les permite absorber la presión adicional que se aplica sobre la espalda media, pero, a pesar de ello, a menudo se presentan lesiones en esta área. Estas vértebras se numeran del uno al doce y se conocen como T1, T2, T3, et cetera, empezando desde la primera de arriba, para abajo.

    Vértebras torácicas (parte media de la espalda)

    ilustración

  • Columna vertebral - ilustración

    Esta imagen muestra la espina dorsal y el sacro con las vértebras cervicales (cuello), torácicas (media espalda) y lumbares (espalda inferior). Obsérvese cómo la apariencia de las vértebras cambia a medida que baja la espina dorsal. El cambio de forma y tamaño está asociado a las diferentes funciones del cuello, la media espalda y la espalda inferior.

    Columna vertebral

    ilustración

  • Sacro - ilustración

    El sacro es una estructura ósea en forma de escudo que está localizada en la base de las vértebras lumbares. Está conectado a la pelvis, forma la pared pélvica posterior y fortalece y estabiliza la pelvis. Unidas en el mismo extremo del sacro, se encuentran de 2 a 4 vértebras pequeñas y parcialmente fusionadas conocidas como el cóccix o hueso de la cola que brinda un leve soporte a los órganos pélvicos, pero realmente es un hueso de poco uso.

    Sacro

    ilustración

  • Anatomía posterior de la columna vertebral - ilustración

    La columna vertebral está dividida en tres regiones cervical, torácica y lumbar. Ésta proporciona un soporte estructural para el tronco, así como también rodea y protege la médula espinal. La columna vertebral proporciona además puntos de unión para los músculos de la espalda y las costillas.

    Anatomía posterior de la columna vertebral

    ilustración

  • Columna vertebral - ilustración

    La columna vertebral está dividida en varias secciones. Las vértebras cervicales forman el cuello. Las vértebras torácicas comprenden la porción del tórax y tienen costillas adheridas a ellas. Las vértebras lumbares son las vértebras restantes que están por debajo del último hueso torácico y en la parte superior del sacro. Las vértebras sacros están rodeadas por los huesos de la pelvis y el cóccix representa las vértebras terminales o rastros de la cola.

    Columna vertebral

    ilustración

  • Vértebras lumbares (parte baja de la espalda) - ilustración

    Estas son las cinco vértebras de la parte baja de la espalda. La última vértebra (en la esquina superior izquierda de la fotografía) se une al sacro y la primera vértebra (a la derecha) se une al segmento torácico de la espalda. Las vértebras son más anchas y fuertes que los otros huesos de la columna, lo cual les permite absorber la presión adicional que se aplica sobre la parte baja de la espalda, pero, a pesar de ello, a menudo se presentan lesiones en esta área. Estas vértebras se numeran del uno al cinco y se conocen como L1, L2, L3, etc., empezando desde la primera de arriba, para abajo.

    Vértebras lumbares (parte baja de la espalda)

    ilustración

  • Vértebras torácicas (parte media de la espalda) - ilustración

    Éstas son las doce vértebras de la parte media de la espalda. La última vértebra (a la izquierda de la fotografía) se une a la columna lumbar (inferior) y la primera vértebra (a la derecha) se une al segmento cervical de la espalda (cuello). Las vértebras son más anchas y fuertes que los huesos cervicales, lo cual les permite absorber la presión adicional que se aplica sobre la espalda media, pero, a pesar de ello, a menudo se presentan lesiones en esta área. Estas vértebras se numeran del uno al doce y se conocen como T1, T2, T3, et cetera, empezando desde la primera de arriba, para abajo.

    Vértebras torácicas (parte media de la espalda)

    ilustración

  • Columna vertebral - ilustración

    Esta imagen muestra la espina dorsal y el sacro con las vértebras cervicales (cuello), torácicas (media espalda) y lumbares (espalda inferior). Obsérvese cómo la apariencia de las vértebras cambia a medida que baja la espina dorsal. El cambio de forma y tamaño está asociado a las diferentes funciones del cuello, la media espalda y la espalda inferior.

    Columna vertebral

    ilustración

  • Sacro - ilustración

    El sacro es una estructura ósea en forma de escudo que está localizada en la base de las vértebras lumbares. Está conectado a la pelvis, forma la pared pélvica posterior y fortalece y estabiliza la pelvis. Unidas en el mismo extremo del sacro, se encuentran de 2 a 4 vértebras pequeñas y parcialmente fusionadas conocidas como el cóccix o hueso de la cola que brinda un leve soporte a los órganos pélvicos, pero realmente es un hueso de poco uso.

    Sacro

    ilustración

  • Anatomía posterior de la columna vertebral - ilustración

    La columna vertebral está dividida en tres regiones cervical, torácica y lumbar. Ésta proporciona un soporte estructural para el tronco, así como también rodea y protege la médula espinal. La columna vertebral proporciona además puntos de unión para los músculos de la espalda y las costillas.

    Anatomía posterior de la columna vertebral

    ilustración

 

Actualizado: 5/13/2019

Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Clinical Associate Professor, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos