English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Examen de diferencial sanguíneo

Diferencial; Diferencia; Fórmula leucocítica

Es una prueba que mide el porcentaje de cada tipo de glóbulo blanco (GB) que usted tiene en la sangre. También revela si hay algunas células anormales o inmaduras.

Forma en que se realiza el examen

Se necesita una muestra de sangre.

Un especialista del laboratorio toma una gota de sangre de la muestra y la extiende sobre un portaobjetos de vidrio. La muestra se tiñe con un tinte especial, el cual ayuda a establecer la diferencia entre diversos tipos de glóbulos blancos.

Normalmente, aparecen cinco tipos de glóbulos blancos en la sangre, también llamados leucocitos:

  • Neutrófilos
  • Linfocitos (células B y T)
  • Monocitos
  • Eosinófilos
  • Basófilos

Una máquina especial o un proveedor de atención médica cuenta la cantidad de cada tipo de glóbulo. El examen muestra si la cantidad de glóbulos está en la proporción apropiada entre sí, y si hay más o menos cantidad de un tipo de glóbulo.

Preparación para el examen

No se necesita preparación especial.

Lo que se siente durante el examen

Cuando se inserta la aguja para extraer la sangre, algunas personas sienten un dolor moderado. Otras solo sienten un pinchazo o sensación de picadura. Posteriormente, puede haber una sensación pulsátil o un pequeño hematoma. Esto desaparece rápidamente.

Razones por las que se realiza el examen

Este examen se hace para diagnosticar una infección, anemia o leucemia. También se utiliza para vigilar alguna de estas afecciones, o para ver si el tratamiento está funcionando.

Resultados normales

Los diferentes tipos de glóbulos blancos se presentan como un porcentaje:

  • Neutrófilos: 40% a 60%
  • Linfocitos: 20% a 40%
  • Monocitos: 2% a 8%
  • Eosinófilos: 1% a 4%
  • Basófilos: 0.5% a 1%
  • En banda (neutrófilos jóvenes): 0% a 3%

Significado de los resultados anormales

Cualquier infección o estrés agudo ocasiona un aumento en la producción de glóbulos blancos. Los conteos altos de glóbulos blancos pueden deberse a inflamación, una respuesta inmunitaria o enfermedades sanguíneas como la leucemia.

Es importante saber que el aumento anormal de un tipo de glóbulo blanco puede causar una disminución en los porcentajes de otros tipos de glóbulos blancos.

Un aumento del porcentaje de neutrófilos puede deberse a:

Una disminución en el porcentaje de neutrófilos puede deberse a:

Un aumento en el porcentaje de linfocitos puede deberse a:

Una disminución en el porcentaje de linfocitos puede deberse a:

  • Quimioterapia
  • Infección por VIH/sida
  • Leucemia
  • Radioterapia o exposición a la radiación
  • Sepsis (respuesta inflamatoria y grave a bacterias u otros gérmenes)
  • Uso de esteroides

Un aumento del porcentaje de monocitos puede deberse a:

  • Enfermedad inflamatoria crónica
  • Leucemia
  • Infección parasitaria
  • Tuberculosis o TB (infección bacteriana que afecta los pulmones)
  • Infección viral (por ejemplo, mononucleosis infecciosa, paperas, sarampión)

Un aumento en el porcentaje de eosinófilos puede deberse a:

Un aumento en el porcentaje de basófilos puede deberse a:

Una disminución en el porcentaje de basófilos puede deberse a:

  • Infección aguda
  • Cáncer
  • Lesión grave

Riesgos

Hay pocos riesgos relacionados con la toma de una muestra de sangre. Las venas y las arterias varían en tamaño de una persona a otra y de un lado del cuerpo a otro. Extraer sangre de algunas personas puede ser más difícil que de otras.

Otros riesgos relacionados con la extracción de sangre son leves, pero pueden incluir:

  • Sangrado excesivo
  • Desmayo o sensación de mareo
  • Múltiples funciones para localizar las venas
  • Hematoma (acumulación de sangre debajo de la piel)
  • Infección (un riesgo leve cada vez que se presenta ruptura de la piel)

Referencias

Chernecky CC, Berger BJ. Differential leukocyte count (diff) - peripheral blood. In: Chernecky CC, Berger BJ, eds. Laboratory Tests and Diagnostic Procedures. 6th ed. St Louis, MO: Elsevier Saunders; 2013:440-446.

Hutchison RE, Schexneider KI. Leukocytic disorders. In: McPherson RA, Pincus MR, eds. Henry's Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods. 23rd ed. St Louis, MO: Elsevier; 2017:chap 33.

Volver arriba Sólo texto

  • Basófilo (primer plano) - ilustración

    Los basófilos son un tipo específico de células blancas que se tiñe fácilmente con ciertos colorantes básicos (de ahí su nombre). Obsérvense los gránulos obscuros dentro del líquido intracelular (citoplasma) de este basófilo. Estas células conforman solamente un pequeño porcentaje del número total de células blancas, pero son una parte importante de la respuesta inmunitaria del cuerpo. Estas células pues liberan histamina y otras sustancias químicas que actúan sobre los vasos sanguíneos cuando la respuesta inmunitaria es activada.

    Basófilo (primer plano)

    ilustración

  • Elementos de la sangre formados - ilustración

    La sangre transporta oxígeno y nutrientes a los tejidos del cuerpo y devuelve los desechos y el dióxido de carbono. La sangre distribuye casi todo lo que internamente va de una parte del cuerpo a otra. Por ejemplo, la sangre transporta las hormonas desde los órganos endocrinos hasta los órganos y tejidos destinatarios. La sangre ayuda a mantener la temperatura corporal, así como los niveles normales de pH en los tejidos del cuerpo. Entre las funciones protectoras de la sangre están la formación de coágulos y la prevención de infecciones.

    Elementos de la sangre formados

    ilustración

  • Basófilo (primer plano) - ilustración

    Los basófilos son un tipo específico de células blancas que se tiñe fácilmente con ciertos colorantes básicos (de ahí su nombre). Obsérvense los gránulos obscuros dentro del líquido intracelular (citoplasma) de este basófilo. Estas células conforman solamente un pequeño porcentaje del número total de células blancas, pero son una parte importante de la respuesta inmunitaria del cuerpo. Estas células pues liberan histamina y otras sustancias químicas que actúan sobre los vasos sanguíneos cuando la respuesta inmunitaria es activada.

    Basófilo (primer plano)

    ilustración

  • Elementos de la sangre formados - ilustración

    La sangre transporta oxígeno y nutrientes a los tejidos del cuerpo y devuelve los desechos y el dióxido de carbono. La sangre distribuye casi todo lo que internamente va de una parte del cuerpo a otra. Por ejemplo, la sangre transporta las hormonas desde los órganos endocrinos hasta los órganos y tejidos destinatarios. La sangre ayuda a mantener la temperatura corporal, así como los niveles normales de pH en los tejidos del cuerpo. Entre las funciones protectoras de la sangre están la formación de coágulos y la prevención de infecciones.

    Elementos de la sangre formados

    ilustración

 

Actualizado: 1/29/2019

Versión en inglés revisada por: Todd Gersten, MD, Hematology/Oncology, Florida Cancer Specialists & Research Institute, Wellington, FL. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos