English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Examen de sangre para la enfermedad de Lyme

Serología para la enfermedad de Lyme; ELISA para la enfermedad de Lyme; Inmunotransferencia (Western blot) para la enfermedad de Lyme

Es un análisis que busca anticuerpos en la sangre contra la bacteria que causa la enfermedad de Lyme. El examen se emplea para ayudar a diagnosticar esta enfermedad.

Forma en que se realiza el examen

Se necesita una muestra de sangre.

Un especialista en el laboratorio buscará la presencia de anticuerpos contra la enfermedad de Lyme en la muestra de sangre empleando el examen ELISA. Si el ELISA da resultado positivo, se debe confirmar con una inmunotransferencia (Western blot) .

Preparación para el examen

No se necesitan medidas especiales para prepararse para este examen.

Lo que se siente durante el examen

Cuando se introduce la aguja para extraer la sangre, algunas personas sienten un dolor moderado. Otras solo sienten un pinchazo o sensación de picadura. Posteriormente, puede haber algo de sensación pulsátil o un hematoma leve. Esto pronto desaparece.

Razones por las que se realiza el examen

El examen se realiza para ayudar a confirmar el diagnóstico de enfermedad de Lyme.

Resultados normales

Un resultado negativo en el examen es normal. Esto significa que se observaron pocos o ningún anticuerpo contra la enfermedad de Lyme en la muestra de sangre. Si el examen ELISA es negativo, generalmente no se necesitan otros exámenes.

Los rangos de los valores normales pueden variar ligeramente entre diferentes laboratorios. Algunos laboratorios usan diferentes medidas o analizan diferentes muestras. Hable con su proveedor de atención médica acerca del significado de los resultados específicos de su examen.

Significado de los resultados anormales

Un resultado positivo del ELISA es anormal. Esto significa que se observaron anticuerpos en su muestra de sangre. Sin embargo, esto no confirma un diagnóstico de la enfermedad de Lyme. A un resultado positivo del ELISA se le debe hacer un seguimiento con una inmunotransferencia. Solo una inmunotransferencia positiva puede confirmar el diagnóstico de enfermedad de Lyme.

Para muchas personas, el examen ELISA sigue siendo positivo, incluso después de haber recibido tratamiento para la enfermedad de Lyme y ya no tener más síntomas.

Un ELISA positivo también se puede presentar con ciertas enfermedades no relacionadas con la enfermedad de Lyme, como la artritis reumatoidea.

Riesgos

Existen muy pocos riesgos involucrados en la extracción de sangre. Las venas y las arterias varían de tamaño de una persona a otra y de un lado del cuerpo a otro. Puede resultar más difícil obtener una muestra de sangre de una persona que de otra.

Otros riesgos de la extracción de sangre pueden ser leves pero pueden incluir:

  • Desmayo o sensación de mareo
  • Múltiples pinchazos para ubicar las venas
  • Hematoma (acumulación de sangre debajo de la piel)
  • Sangrado excesivo
  • Infección (un riesgo leve cada vez que se presenta ruptura de la piel)

Referencias

Chernecky CC, Berger BJ. Lyme disease antibody - blood. In: Chernecky CC, Berger BJ, eds. Laboratory Tests and Diagnostic Procedures. 6th ed. St Louis, MO: Elsevier Saunders; 2013:745-747.

Steere AC. Lyme disease (Lyme borreliosis) due to Borrelia burgdorferi. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 243.

Volver arriba Sólo texto

  • Examen de sangre - ilustración

    Se extrae sangre de una vena (venopunción), por lo general, del pliegue interno del codo o del dorso de la mano. Se inserta una aguja en la vena y se recoge la sangre en un tubo de vidrio o jeringa hermética. La preparación puede variar de acuerdo al tipo específico de examen.

    Examen de sangre

    ilustración

  • Enfermedad de Lyme - organismo Borrelia burgdorferi - ilustración

    La Borrelia burgdorferi es una espiroqueta que causa la enfermedad de Lyme y es similar en forma a las espiroquetas causantes de otras enfermedades, tales como la fiebre recurrente y la sífilis. (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos.)

    Enfermedad de Lyme - organismo Borrelia burgdorferi

    ilustración

  • Garrapatas del ciervo - ilustración

    Las garrapatas, por lo general, transmiten enfermedades tales como fiebre de las Montañas Rocosas, fiebre de la garrapata del Colorado, enfermedad de Lyme y turalemia. Otras enfermedades menos frecuentes son el tifus, la fiebre Q, la fiebre recurrente, la encefalitis viral, la fiebre hemorrágica y la babesiosis.

    Garrapatas del ciervo

    ilustración

  • Garrapatas - ilustración

    Hay muchas especies de garrapatas y de éstas muchas son capaces de portar enfermedades, tales como enfermedad de Lyme, ehrliquiosis, fiebre manchada de las Montañas Rocosas, fiebre de garrapata de Colorado, tularemia, tifus, fiebre hemorrágica y encefalitis viral. (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos).

    Garrapatas

    ilustración

  • Enfermedad de Lyme - organismo Borrelia burgdorferi - ilustración

    La enfermedad de Lyme es causada por una bacteria llamada Borrelia burgdorferi. Conocida como espiroqueta dada su forma larga y enroscada. Esta fotografía muestra su típica apariencia enroscada. (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos.)

    Enfermedad de Lyme - organismo Borrelia burgdorferi

    ilustración

  • Garrapatas incrustadas en la piel - ilustración

    Esta es una fotografía de una garrapata incrustada en la piel, vista de cerca. Las garrapatas trasmiten enfermedades tales como la fiebre manchada de las Montañas Rocosas, la tularemia, la fiebre de garrapata de Colorado y la enfermedad de Lyme, entre otras.

    Garrapatas incrustadas en la piel

    ilustración

  • Anticuerpos - ilustración

    Los antígenos son moléculas grandes, (generalmente proteínas) localizadas en la superficie de las células, virus, hongos, bacterias y algunas sustancias muertas como toxinas, sustancias químicas, medicamentos y partículas extrañas. El sistema inmunológico detecta los antígenos y produce anticuerpos que destruyen las sustancias que los contienen.

    Anticuerpos

    ilustración

  • Enfermedad de Lyme terciaria - ilustración

    La enfermedad de Lyme terciaria es una condición inflamatoria persistente que se caracteriza por cambios de la piel y síntomas neurológicos y musculoesqueléticos causados por la bacteria Borrelia burgdorferi, la cual es transmitida por la picadura de una garrapata. La enfermedad de Lyme terciaria se manifiesta como una artritis crónica.

    Enfermedad de Lyme terciaria

    ilustración

  • Examen de sangre - ilustración

    Se extrae sangre de una vena (venopunción), por lo general, del pliegue interno del codo o del dorso de la mano. Se inserta una aguja en la vena y se recoge la sangre en un tubo de vidrio o jeringa hermética. La preparación puede variar de acuerdo al tipo específico de examen.

    Examen de sangre

    ilustración

  • Enfermedad de Lyme - organismo Borrelia burgdorferi - ilustración

    La Borrelia burgdorferi es una espiroqueta que causa la enfermedad de Lyme y es similar en forma a las espiroquetas causantes de otras enfermedades, tales como la fiebre recurrente y la sífilis. (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos.)

    Enfermedad de Lyme - organismo Borrelia burgdorferi

    ilustración

  • Garrapatas del ciervo - ilustración

    Las garrapatas, por lo general, transmiten enfermedades tales como fiebre de las Montañas Rocosas, fiebre de la garrapata del Colorado, enfermedad de Lyme y turalemia. Otras enfermedades menos frecuentes son el tifus, la fiebre Q, la fiebre recurrente, la encefalitis viral, la fiebre hemorrágica y la babesiosis.

    Garrapatas del ciervo

    ilustración

  • Garrapatas - ilustración

    Hay muchas especies de garrapatas y de éstas muchas son capaces de portar enfermedades, tales como enfermedad de Lyme, ehrliquiosis, fiebre manchada de las Montañas Rocosas, fiebre de garrapata de Colorado, tularemia, tifus, fiebre hemorrágica y encefalitis viral. (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos).

    Garrapatas

    ilustración

  • Enfermedad de Lyme - organismo Borrelia burgdorferi - ilustración

    La enfermedad de Lyme es causada por una bacteria llamada Borrelia burgdorferi. Conocida como espiroqueta dada su forma larga y enroscada. Esta fotografía muestra su típica apariencia enroscada. (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos.)

    Enfermedad de Lyme - organismo Borrelia burgdorferi

    ilustración

  • Garrapatas incrustadas en la piel - ilustración

    Esta es una fotografía de una garrapata incrustada en la piel, vista de cerca. Las garrapatas trasmiten enfermedades tales como la fiebre manchada de las Montañas Rocosas, la tularemia, la fiebre de garrapata de Colorado y la enfermedad de Lyme, entre otras.

    Garrapatas incrustadas en la piel

    ilustración

  • Anticuerpos - ilustración

    Los antígenos son moléculas grandes, (generalmente proteínas) localizadas en la superficie de las células, virus, hongos, bacterias y algunas sustancias muertas como toxinas, sustancias químicas, medicamentos y partículas extrañas. El sistema inmunológico detecta los antígenos y produce anticuerpos que destruyen las sustancias que los contienen.

    Anticuerpos

    ilustración

  • Enfermedad de Lyme terciaria - ilustración

    La enfermedad de Lyme terciaria es una condición inflamatoria persistente que se caracteriza por cambios de la piel y síntomas neurológicos y musculoesqueléticos causados por la bacteria Borrelia burgdorferi, la cual es transmitida por la picadura de una garrapata. La enfermedad de Lyme terciaria se manifiesta como una artritis crónica.

    Enfermedad de Lyme terciaria

    ilustración

Los conceptos básicos

 
 

Actualizado: 12/13/2017

Versión en inglés revisada por: Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos