English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Intubación endotraqueal

Intubación - endotraqueal

Es un procedimiento médico en el cual se coloca una sonda en la tráquea a través de la boca o la nariz. En la mayoría de las situaciones de emergencia, se coloca a través de la boca.

Descripción

Ya sea que esté despierto (consciente) o dormido (inconsciente), se le dará un medicamento para que la inserción de la sonda sea más sencilla y más cómoda. Es posible que también reciba el medicamento para relajarlo.

El proveedor insertará un dispositivo denominado un laringoscopio para poder visualizar las cuerdas vocales y la parte superior de la tráquea.

Si el procedimiento se está realizando para ayudarlo a respirar, entonces se inserta una sonda en la tráquea y se pasa por la cuerdas vocales hacia justo arriba del punto por encima de donde la tráquea se ramifica a los pulmones. Luego, la sonda se puede usar para conectarse con un ventilador mecánico para ayudar con la respiración.  

Por qué se realiza el procedimiento

La intubación endotraqueal se realiza para:

  • Mantener la vía respiratoria abierta con el fin de suministrar oxígeno, medicamento o anestesia.
  • Apoyar la respiración en ciertas enfermedades, tales como neumonía, enfisema, insuficiencia cardíaca, colapso pulmonar o traumatismo grave.
  • Eliminar los bloqueos de las vías respiratorias.  
  • Permitir que el proveedor pueda observar mejor las vías respiratorias superiores.
  • Proteger los pulmones en las personas que no pueden proteger sus vías respiratorias y que están en riesgo de inhalar líquidos (aspiración). Esto incluye a los personas con ciertos tipos de accidentes cerebrovasculares, sobredosis o hemorragia masiva del esófago o el estómago.

Riesgos

Los riesgos incluyen:

  • Sangrado
  • Infección
  • Traumatismo de la laringe, la glándula tiroides, las cuerdas vocales y la tráquea o el esófago
  • Punción o desgarro (perforación) de partes del cuerpo en la cavidad torácica, que lleva a colapso pulmonar 

Antes del procedimiento

El procedimiento casi siempre se realiza en situaciones de emergencia, así que no hay medidas que pueda tomar para prepararse.

Después del procedimiento

Usted estará en el hospital para monitorear su respiración y sus niveles de oxígeno en la sangre. Se le puede suministrar oxígeno o colocarle un respirador. Si está despierto, su proveedor de atención médica puede darle un medicamento para disminuir la ansiedad o la molestia. 

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico dependerá de la razón por la cual fue necesario realizar el procedimiento.

Referencias

Driver BE, Reardon RF. Tracheal intubation. In: Roberts JR, Custalow CB, Thomsen TW, eds. Roberts and Hedges' Clinical Procedures in Emergency Medicine and Acute Care. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 4.

Hartman ME, Cheifetz IM. Pediatric emergencies and resuscitation. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 67.

Hagberg CA, Artime CA. Airway management in the adult. In: Miller RD, ed. Miller's Anesthesia. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 55.

Volver arriba Sólo texto

 

Actualizado: 10/11/2018

Versión en inglés revisada por: Jesse Borke, MD, FACEP, FAAEM, Attending Physician at FDR Medical Services/Millard Fillmore Suburban Hospital, Buffalo, NY. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos