English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Coloboma del iris

Pupila en ojo de cerradura; Defecto del iris

Es un agujero o defecto del iris del ojo. La mayoría de los colobomas están presentes desde el nacimiento (congénitos).

Consideraciones

Los colobomas del iris pueden lucir como una segunda pupila o una ranura negra en el borde de la pupila. Esto le da a la pupila una forma irregular. También puede aparecer como una fisura en el iris desde la pupila hasta el borde de este.

Un coloboma pequeño, especialmente si no está adherido a la pupila, puede hacer que una imagen secundaria se enfoque en la parte posterior del ojo. Esto puede provocar:

Si es congénito, el defecto puede incluir la retina, la coroides o el nervio óptico.

La mayoría de los colobomas se diagnostican al nacer o poco después.

Causas

El coloboma puede producirse debido a:

  • Cirugía del ojo
  • Afecciones hereditarias
  • Traumatismo del ojo

La mayoría de los casos de coloboma son de causa desconocida y no se relacionan con otras anomalías. Algunos se deben a un defecto genético específico. Un pequeño número de personas con coloboma tiene otros problemas hereditarios del desarrollo.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor de atención médica si:

  • Nota que su hijo presenta lo que parece ser un agujero en el iris o una pupila de contorno inusual.
  • La visión de su hijo se torna borrosa o disminuida.

Además de su hijo, es probable que usted también necesite acudir a un especialista en los ojos (oftalmólogo).

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

Su proveedor tomará la historia clínica y realizará un examen.

Ya que el problema casi siempre se diagnostica en los bebés, es muy importante conocer respecto a los antecedentes familiares.

Su proveedor realizará un examen detallado del ojo que incluye la observación de la parte posterior de este mientras está dilatado. Se puede hacer una resonancia magnética del cerebro, los ojos y los nervios que los conectan si se sospechan otros problemas.

Referencias

Brodsky MC. Congenital optic disc anomalies. In: Yanoff M, Duker JS, eds. Ophthalmology. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 9.5.

Freund KB, Sarraf D, Mieler WF, Yannuzzi LA. Congenital and developmental anomalies of the optic nerve. In: Freund KB, Sarraf D, Mieler WF, Yannuzzi LA, eds. The Retinal Atlas. 2nd ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 15.

National Eye Institute website. Coloboma. www.nei.nih.gov/learn-about-eye-health/eye-conditions-and-diseases/coloboma. Updated August 2019. Accessed September 16, 2019.

Olitsky SE, Hug D, Plummer LS, Stahl ED, Ariss MM, Lindquist TP. Abnormalities of pupil and iris. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 622.

Volver arriba Sólo texto

  • El ojo - ilustración

    El ojo es el órgano de la vista. Éste es un globo hueco casi esférico lleno de líquidos (humores). La capa o túnica externa (la esclerótica o blanco del ojo y la córnea) es fibrosa y protectora. La capa de la media (compuesta por la coroides, el cuerpo ciliar y el iris) es vascular. La capa más interna (retina) es nerviosa o sensorial. Los líquidos del ojo están separados por el cristalino en humor vítreo (detrás del cristalino) y humor acuoso (delante del cristalino). El cristalino en sí es flexible y está suspendido por ligamentos que le permiten cambiar de forma para enfocar la luz en la retina, la cual está compuesta de neuronas sensoriales.

    El ojo

    ilustración

  • Ojo de gato - ilustración

    El ojo de gato es un tipo de coloboma, el cual es el nombre que recibe cualquier defecto del iris que permita el paso de luz al ojo por otra vía diferente a la pupila. Es posible que un orificio o hendidura adicional esté presente desde el nacimiento, pero puede ser producto de un trauma. Los colobomas también pueden aparecer en el párpado, siendo un defecto que interrumpe el borde de éste.

    Ojo de gato

    ilustración

  • Coloboma del iris - ilustración

    El coloboma es un defecto en el iris del ojo, el cual se ve como una muesca negra de profundidad variable en el borde de la pupila, dándole a ésta una forma irregular. El coloboma puede estar relacionado con condiciones hereditarias, trauma al ojo o cirugía ocular.

    Coloboma del iris

    ilustración

  • El ojo - ilustración

    El ojo es el órgano de la vista. Éste es un globo hueco casi esférico lleno de líquidos (humores). La capa o túnica externa (la esclerótica o blanco del ojo y la córnea) es fibrosa y protectora. La capa de la media (compuesta por la coroides, el cuerpo ciliar y el iris) es vascular. La capa más interna (retina) es nerviosa o sensorial. Los líquidos del ojo están separados por el cristalino en humor vítreo (detrás del cristalino) y humor acuoso (delante del cristalino). El cristalino en sí es flexible y está suspendido por ligamentos que le permiten cambiar de forma para enfocar la luz en la retina, la cual está compuesta de neuronas sensoriales.

    El ojo

    ilustración

  • Ojo de gato - ilustración

    El ojo de gato es un tipo de coloboma, el cual es el nombre que recibe cualquier defecto del iris que permita el paso de luz al ojo por otra vía diferente a la pupila. Es posible que un orificio o hendidura adicional esté presente desde el nacimiento, pero puede ser producto de un trauma. Los colobomas también pueden aparecer en el párpado, siendo un defecto que interrumpe el borde de éste.

    Ojo de gato

    ilustración

  • Coloboma del iris - ilustración

    El coloboma es un defecto en el iris del ojo, el cual se ve como una muesca negra de profundidad variable en el borde de la pupila, dándole a ésta una forma irregular. El coloboma puede estar relacionado con condiciones hereditarias, trauma al ojo o cirugía ocular.

    Coloboma del iris

    ilustración

 

Actualizado: 12/2/2017

Versión en inglés revisada por: Franklin W. Lusby, MD, ophthalmologist, Lusby Vision Institute, La Jolla, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team. Editorial update 09/16/2019.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos