English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Suturas separadas

Separación de las suturas

Son espacios anormalmente anchos en las uniones óseas del cráneo en un bebé.

Consideraciones

El cráneo de un bebé o de un niño pequeño está conformado por placas óseas que permiten su crecimiento. Los bordes en donde estas placas se unen se llaman suturas o líneas de suturas.

En un bebé de solo unos minutos de nacido, la presión del parto puede comprimir la cabeza. Esto hace que las placas óseas se superpongan en las suturas y crea un pequeño reborde o cresta. Esto es normal en los recién nacidos. En los días siguientes, la cabeza del bebé se expande. La superposición desaparece y los bordes de las placas óseas se encuentran entre sí. Esta es la posición normal.

Las enfermedades o afecciones que causan un incremento anormal de la presión en la cabeza pueden provocar la separación de las suturas. Estas suturas separadas pueden ser un signo de presión dentro del cráneo (incremento de la presión intracraneal).

Las suturas separadas pueden estar asociadas con fontanelas abultadas. Si la presión intracraneal se incrementa mucho, se pueden presentar venas grandes en el cuero cabelludo.

Causas

El problema puede ser causado por:

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor de atención médica si su hijo tiene:

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El proveedor realizará un examen físico. Esto incluirá la evaluación de las fontanelas y las venas del cuero cabelludo, al igual que sentir o sentir (palpar) las suturas para averiguar qué tanta separación tienen.

El proveedor hará preguntas acerca de la historia clínica del niño y los síntomas, como:

  • ¿Tiene el niño otros síntomas (como perímetro cefálico anormal)?
  • ¿Cuándo notó por primera vez las suturas separadas?
  • ¿La afección parece estar empeorando?
  • ¿Está el bebé por lo demás bien? (Por ejemplo, ¿los patrones de alimentación y de actividad son normales?)

Se pueden realizar los siguientes exámenes:

Aunque su proveedor mantiene un registro de los exámenes de rutina, podría ser útil para usted conservar sus propios registros del desarrollo de su hijo. Lleve estos registros a su proveedor en caso de notar algo inusual.

Referencias

Ball JW, Dains JE, Flynn JA, Solomon BS, Stewart RW. Head and neck. In: Ball JW, Dains JE, Flynn JA, Solomon BS, Stewart RW, eds. Seidel's Guide to Physical Examination. 9th ed. St Louis, MO: Elsevier; 2019:chap 11.

Goyal NK. The newborn infant. In: Kliegman RM, St. Geme JW, Blum NJ, Shah SS, Tasker RC, Wilson KM, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 21st ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 113.

Rosenberg GA. Brain edema and disorders of cerebrospinal fluid circulation. In: Daroff RB, Jankovic J, Mazziotta JC, Pomeroy SL, eds. Bradley's Neurology in Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 88.

Volver arriba Sólo texto

  • Cráneo del recién nacido - ilustración

    Las suturas o líneas anatómicas donde las placas óseas del cráneo se unen se pueden palpar con facilidad en el recién nacido. El espacio en forma de diamante que se encuentra en la parte superior del cráneo y el espacio menor un poco más hacia atrás son llamados comúnmente la parte blanda en los bebés.

    Cráneo del recién nacido

    ilustración

  • Cráneo del recién nacido - ilustración

    Las suturas o líneas anatómicas donde las placas óseas del cráneo se unen se pueden palpar con facilidad en el recién nacido. El espacio en forma de diamante que se encuentra en la parte superior del cráneo y el espacio menor un poco más hacia atrás son llamados comúnmente la parte blanda en los bebés.

    Cráneo del recién nacido

    ilustración

 

Actualizado: 3/6/2019

Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos