English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Enfermedad del seno pilonidal

Absceso pilonidal; Quiste pilonidal; Fístula pilonidal; Enfermedad pilonidal

La enfermedad pilonidal es una afección inflamatoria que involucra a los folículos de los cabellos y que se presenta en cualquier parte a lo largo del pliegue entre los glúteos, el cual va desde el hueso en la parte inferior de la columna (sacro) hasta el ano. Esta enfermedad es benigna y no tiene ninguna asociación con el cáncer.

El hoyuelo pilonidal puede aparecer como:

  • Un absceso pilonidal, en el cual los folículos pilosos resultan infectados y se acumula pus en el tejido graso
  • Un quiste pilonidal, en el cual se forma un quiste o agujero si ha habido un absceso por mucho tiempo
  • Una fístula pilonidal, en la cual se forma un conducto bajo la piel o más profundo a partir del folículo piloso
  • Un pequeño hoyuelo o poro en la piel que contiene manchas o vellos oscuros

Consideraciones

Los síntomas pueden incluir:

  • Pus que drena hasta un pequeño hoyuelo en la piel
  • Sensibilidad sobre el área después de que usted esta activo o se sienta por un tiempo
  • Área inflamada, sensible y caliente cerca del cóccix
  • Fiebre (poco usual)

Es posible que no haya síntomas aparte de una pequeña abolladura (hoyuelo) en la piel en el pliegue entre los glúteos.

Causas

La causa de la enfermedad pilonidal no es clara. Se piensa que es causada por vello que crece dentro de la piel en el pliegue que se encuentra entre los glúteos.

Es más probable que el problema se presente en personas que:

  • Son obesas
  • Experimentaron traumatismo o irritación en el área
  • Tienen vello corporal excesivo, particularmente cabello grueso y rizado

Cuidados en el hogar

Lávese de manera normal y seque con palmaditas. Utilice un cepillo con cerdas suaves para restregar para evitar que los cabellos crezcan hacia adentro. Mantenga los vellos de esta región cortos (rasurando, usando la técnica de láser o depilando) ya que esto puede disminuir el riesgo de reagudizaciones y recurrencias.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor de atención médica si nota cualquiera de los siguientes síntomas alrededor del quiste pilonidal:

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

A usted se le interrogará sobre su historia clínica y se le realizará un examen físico. Algunas veces, se le puede solicitar la siguiente información:

  • ¿Ha habido algún cambio en la apariencia de la enfermedad pilonidal?
  • ¿Se ha presentado alguna secreción en la zona?
  • ¿Tiene otros síntomas?

La enfermedad pilonidal que no causa síntomas no necesita tratamiento.

Un absceso pilonidal se puede abrir, drenar y tapar con gasa. Se pueden utilizar antibióticos si hay una infección propagándose en la piel o si usted además tiene otra enfermedad más grave.

Otras cirugías que se pueden requerir incluyen:

Referencias

Johnson EK, Steele SR. The management of pilonidal disease. In: Cameron JL, Cameron AM, eds. Current Surgical Therapy. 12th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:313-322.

Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF. Surgical conditions of the anus and rectum. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 344.

Soler ME. Pilonidal disease. In: Ferri FF, ed. Ferri's Clinical Advisor 2018. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:995-995.

Volver arriba Sólo texto

  • Vista posterior de puntos de referencia anatómicos - ilustración

    Hay tres vistas del cuerpo (anterior, posterior y lateral) que pueden ser útiles para identificar un área del cuerpo. Muchas áreas tienen un nombre descriptivo y otro técnico. Por ejemplo, la parte posterior de la rodilla es llamada la fosa poplítea. Sin embargo, es posible que algunas áreas como el flanco no tengan los dos nombres, por lo que su ubicación puede no ser del todo clara.

    Vista posterior de puntos de referencia anatómicos

    ilustración

  • Quiste y fóvea pilonidal - ilustración

    La fóvea pilonidal es una pequeña depresión o seno en el área sacra, justo en la parte superior del pliegue de las nalgas. Ésta puede también apreciarse como un tracto profundo en vez de una depresión llana, que termina en un seno que puede contener pelo. Durante la adolescencia la fóvea o tracto pilonidal puede infectarse formando una estructura parecida a un quiste, llamada quiste pilonidal. Estos quistes pilonidales pueden requerir drenaje quirúrgico o una extirpación total para evitar que se vuelvan a infectar.

    Quiste y fóvea pilonidal

    ilustración

  • Vista posterior de puntos de referencia anatómicos - ilustración

    Hay tres vistas del cuerpo (anterior, posterior y lateral) que pueden ser útiles para identificar un área del cuerpo. Muchas áreas tienen un nombre descriptivo y otro técnico. Por ejemplo, la parte posterior de la rodilla es llamada la fosa poplítea. Sin embargo, es posible que algunas áreas como el flanco no tengan los dos nombres, por lo que su ubicación puede no ser del todo clara.

    Vista posterior de puntos de referencia anatómicos

    ilustración

  • Quiste y fóvea pilonidal - ilustración

    La fóvea pilonidal es una pequeña depresión o seno en el área sacra, justo en la parte superior del pliegue de las nalgas. Ésta puede también apreciarse como un tracto profundo en vez de una depresión llana, que termina en un seno que puede contener pelo. Durante la adolescencia la fóvea o tracto pilonidal puede infectarse formando una estructura parecida a un quiste, llamada quiste pilonidal. Estos quistes pilonidales pueden requerir drenaje quirúrgico o una extirpación total para evitar que se vuelvan a infectar.

    Quiste y fóvea pilonidal

    ilustración

Los conceptos básicos

 
 

Actualizado: 11/26/2017

Versión en inglés revisada por: Debra G. Wechter, MD, FACS, general surgery practice specializing in breast cancer, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos