English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Aumento del apetito

Hiperfagia; Hambre excesiva; Hambre; Polifagia; Incremento del apetito

Significa tener un deseo excesivo por alimento.

Consideraciones

Un aumento del apetito puede ser un síntoma de diferentes enfermedades. Por ejemplo, puede deberse a afecciones mentales o a un problema de las glándulas endocrinas.

Un aumento del apetito puede aparecer y desaparecer (intermitente) o perdurar durante períodos de tiempo prolongados (persistente). Esto depende de la causa. El apetito no siempre ocasiona aumento de peso.

Los términos "hiperfagia" y "polifagia" se refieren a alguien que se concentra nada más que en comer o que come cantidades grandes antes de sentirse satisfecho.

Causas

Las causas pueden incluir:

Cuidados en el hogar

Se recomienda el apoyo emocional. La asesoría puede ser necesaria en algunos casos.

Si un medicamento está causando el aumento del apetito y del peso, su proveedor de atención médica puede disminuir la dosis o pedirle que pruebe un fármaco diferente. No deje de tomar su medicamento sin hablar primero con el proveedor de atención médica.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su proveedor si:

  • Presenta un aumento del apetito inexplicable y persistente
  • Tiene otros síntomas inexplicables

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

Su proveedor le hará un examen físico y preguntará acerca de su historia clínica. Es posible que también le realicen una evaluación psicológica.

Las preguntas pueden incluir:

Los exámenes que pueden realizarse incluyen:

Referencias

Clemmons DR, Neiman LK. Approach to the patient with endocrine disease. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 221.

Jensen MD. Obesity. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 220.

Katzman DK, Kearney SA, Becker AE. Feeding and eating disorders. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease: Pathophysiology/Diagnosis/Management. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 9.

Volver arriba Sólo texto

  • Anatomía digestiva inferior - ilustración

    El alimento pasa desde el estómago al intestino delgado y en este último es donde se presenta la absorción de todos los nutrientes. Lo que no haya sido absorbido en el intestino delgado pasa al colon, en donde la mayor parte del agua es absorbida a partir de los residuos de los alimentos. Luego, los residuos son eliminados del cuerpo como heces.

    Anatomía digestiva inferior

    ilustración

  • Centro del hambre en el cerebro - ilustración

    Al cuerpo le toma un tiempo reconocer que la persona ha comido y que desaparezca la sensación de hambre. Comer muy rápido puede hacer que la persona consuma más alimento en el mismo período de tiempo que comer despacio y permitirle al cuerpo sentirse lleno.

    Centro del hambre en el cerebro

    ilustración

  • Anatomía digestiva inferior - ilustración

    El alimento pasa desde el estómago al intestino delgado y en este último es donde se presenta la absorción de todos los nutrientes. Lo que no haya sido absorbido en el intestino delgado pasa al colon, en donde la mayor parte del agua es absorbida a partir de los residuos de los alimentos. Luego, los residuos son eliminados del cuerpo como heces.

    Anatomía digestiva inferior

    ilustración

  • Centro del hambre en el cerebro - ilustración

    Al cuerpo le toma un tiempo reconocer que la persona ha comido y que desaparezca la sensación de hambre. Comer muy rápido puede hacer que la persona consuma más alimento en el mismo período de tiempo que comer despacio y permitirle al cuerpo sentirse lleno.

    Centro del hambre en el cerebro

    ilustración

 

Actualizado: 10/8/2018

Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Clinical Associate Professor, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos