English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Estreñimiento en bebés y niños pequeños

Irregularidad intestinal; Falta de deposiciones regulares

Se da cuando los bebés o niños pequeños tienen heces muy duras o problemas para defecar. Un niño puede tener dolor mientras defeca o puede ser incapaz de tener una deposición luego de hacer fuerza o pujar.

Consideraciones

El estreñimiento es común en los niños. Sin embargo, las deposiciones normales son diferentes para cada uno.

El primer mes, los bebés tienden a tener deposiciones una vez al día. Después, pueden tomar de unos pocos días hasta una semana entre una y otra deposición. También se les dificulta defecar porque sus músculos abdominales son aún débiles. Así que tienden a pujar, llorar y su cara se torna de un color rojizo cuando van a tener una deposición. Esto no significa que estén estreñidos. Si las deposiciones son suaves, probablemente no hay ningún problema.

Las señales de estreñimiento en bebés y niños pueden incluir:

  • Estar molesto y regurgitar más seguido (bebés)
  • Dificultad para defecar o parecer incómodo
  • Heces duras o secas
  • Dolor al tener una deposición
  • Dolor e inflamación del abdomen
  • Heces largas y anchas
  • Heces o papel higiénico con sangre
  • Manchas de líquido o heces en la ropa interior del niño (señal de retención fecal)
  • Tener menos de 3 deposiciones a la semana (niños)
  • Mover su cuerpo en diferentes posiciones o tensar los glúteos

Asegúrese de que su bebé o niño en realidad tiene un problema antes de tratarlo por estreñimiento.

  • Algunos niños no tienen deposiciones cada día.
  • También, algunos niños saludables defecan heces muy suaves.
  • Otros niños defecan heces firmes, pero pueden deponerlas sin ningún problema.

Causas

El estreñimiento se da cuando las heces permanecen en el colon por mucho tiempo. El colon absorbe demasiada agua, dejando las heces secas.

El estreñimiento suele ser causado por:

  • Ignorar la necesidad de ir al baño
  • No comer suficiente fibra
  • No beber suficientes líquidos
  • Cambio de alimentos líquidos a sólidos o de leche materna a fórmula (bebés)
  • Cambios de estado, como viajes, inicio de la escuela o eventos estresantes

Las causas médicas que producen estreñimiento pueden incluir:

  • Enfermedades intestinales, como las que afectan los nervios o músculos intestinales
  • Otras afecciones médicas que afectan los intestinos
  • Uso de ciertos medicamentos

Los niños pueden ignorar la necesidad de defecar porque:

  • No están listos para recibir entrenamiento para ir al baño
  • Están aprendiendo a controlar sus deposiciones
  • Han tenido deposiciones dolorosas y tratan de evitarlas
  • No quieren utilizar un baño en la escuela o público

Cuidados en el hogar

Hacer cambios en su estilo de vida puede ayudar a evitar el estreñimiento. Los mismos cambios pueden usarse para tratarlo.

Para bebés:

  • Darle agua extra o jugo durante el día entre comidas. El jugo puede ayudar a llevar agua al colon.
  • De más de 2 meses: Trate de darle de 2 a 4 onzas (de 59 a 118 mL) de jugo de frutas (uva, pera, manzana, cereza o ciruela pasa) dos veces al día.
  • De más de 4 meses: Si el bebé ha empezado con alimentos sólidos, trate de utilizar alimentos con alto contenido de fibra como alverja, frijol, melocotón, ciruela, ciruela pasa, duraznos, peras, ciruela fresca o espinacas dos veces al día.

Para niños:

  • Beber suficientes líquidos cada día. El proveedor de atención médica de su hijo, puede decirle cuánto.
  • Comer más frutas y vegetales, así como alimentos altos en fibra como de grano entero.
  • Evitar ciertos alimentos como queso, comidas rápidas, alimentos procesados y preparados, carne y helado.
  • Detener el entrenamiento para ir al baño, si su hijo se estriñe.
  • Enseñar a los niños más grandes a usar el sanitario inmediatamente después de comer.

El uso de ablandadores de heces (como los que contienen docusato sódico) puede servir para niños mayores. Los laxantes como el Psyllium pueden ayudar a agregarle líquido y volumen a las heces. Asimismo, los supositorios o laxantes suaves, como la leche de magnesia líquida, pueden ayudarle a tener deposiciones regulares. Las soluciones con electrolitos como el Miralax también pueden ser efectivas.

Algunos niños pueden necesitar enemas o laxantes. Estos métodos deben utilizarse solo cuando la fibra, los líquidos y los ablandadores de heces no proporcionan suficiente alivio.

NO de laxantes o coloque enemas a niños sin preguntar antes a su proveedor.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al proveedor de su hijo cuanto antes si:

  • Su bebé (excepto si solo se alimenta de leche materna) tiene 3 días sin defecar y está irritable o vomitando.

También debe llamar a su proveedor si:

  • Su bebé de menos de 2 meses presenta estreñimiento
  • Su bebé que se alimenta con biberón pasa 3 días sin tener una deposición (llame de inmediato si se presenta vómitos o irritabilidad)
  • Su hijo está conteniendo las deposiciones con el fin de resistirse al entrenamiento para ir al baño
  • Hay sangre en las heces

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El proveedor de su hijo llevará a cabo un examen físico. Puede incluir un examen rectal.

El proveedor le preguntará sobre la dieta, síntomas y hábitos para defecar de su hijo.

Los siguientes exámenes pueden ayudar a encontrar la causa del estreñimiento.

Referencias

Kwan KY. Abdominal pain. In: Olympia RP, O'Neill RM, Silvis ML, eds. Urgent Care Medicine Secrets. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 19.

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. Constipation in children. www.niddk.nih.gov/health-information/digestive-diseases/constipation-children. Updated May 2018. Accessed August 19, 2018.

Nurko S, Zimmerman LA. Evaluation and treatment of constipation in children and adolescents. Am Fam Physician. 2014;90(2):82-90 PMID: 25077577 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25077577.

Sreedharan R, Liacouras CA. Major symptoms and signs of digestive tract disorders. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 306.

Volver arriba Sólo texto

  • Fuentes de fibra - ilustración

    La adición de fibra en la dieta ayuda en los procesos de digestión y a prevenir el estreñimiento. Las verduras, las frutas frescas (especialmente las deshidratadas), el trigo entero, el salvado o los cereales de harina de avena son todos excelentes fuentes de fibra. Para recoger los beneficios de la fibra es importante ingerir una buena cantidad de líquidos.

    Fuentes de fibra

    ilustración

  • Órganos del sistema digestivo - ilustración

    Los órganos del sistema digestivo que están en la cavidad abdominal son el hígado, la vesícula biliar, el estómago y los intestinos delgado y grueso.

    Órganos del sistema digestivo

    ilustración

  • Fuentes de fibra - ilustración

    La adición de fibra en la dieta ayuda en los procesos de digestión y a prevenir el estreñimiento. Las verduras, las frutas frescas (especialmente las deshidratadas), el trigo entero, el salvado o los cereales de harina de avena son todos excelentes fuentes de fibra. Para recoger los beneficios de la fibra es importante ingerir una buena cantidad de líquidos.

    Fuentes de fibra

    ilustración

  • Órganos del sistema digestivo - ilustración

    Los órganos del sistema digestivo que están en la cavidad abdominal son el hígado, la vesícula biliar, el estómago y los intestinos delgado y grueso.

    Órganos del sistema digestivo

    ilustración

Los conceptos básicos

 
 

Actualizado: 8/5/2018

Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos