English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Dolor abdominal

Dolor de estómago; Dolor - estomacal; Dolor en el abdomen; Dolor de vientre; Cólicos abdominales; Dolor en el vientre

Es el dolor que se siente en el área entre el pecho y la ingle, a menudo denominada región estomacal o vientre.

Consideraciones

Casi todos experimentamos alguna vez dolor en el abdomen y, la mayoría de las veces, no es algo serio.

La intensidad del dolor no siempre refleja la gravedad de la afección que lo causa.

Por ejemplo, usted podría sentir dolor abdominal fuerte si tiene gases o cólicos estomacales debido a una gastroenteritis viral.

Sin embargo, afecciones mortales, como el cáncer de colon o una apendicitis precoz, pueden causar solo un dolor leve o ningún dolor.

Otras maneras de describir el dolor en el abdomen abarcan:

  • Dolor generalizado: esto significa que usted lo siente en más de la mitad del abdomen. Este tipo de dolor es más típico de un virus estomacal, indigestión o gases. Si el dolor se vuelve más intenso, puede ser causado por un bloqueo de los intestinos.
  • Dolor localizado: se presenta en solo una zona del abdomen. Es más probable que este tipo de dolor sea un signo de un problema en un órgano, como el apéndice, la vesícula biliar o el estómago.
  • Dolor tipo calambre: la mayoría de las veces este dolor no es grave y es más probable que se deba a gases y distensión. Con frecuencia va seguido de diarrea. Los signos más preocupantes abarcan dolor que se presenta con más frecuencia, dura más de 24 horas o está acompañado de fiebre.
  • Dolor tipo cólico: este tipo de dolor viene en oleadas, por lo regular empieza y acaba repentinamente, y con frecuencia es intenso. Los cálculos renales y biliares son causas comunes de este tipo de dolor abdominal.

Causas

Muchas afecciones diferentes pueden causar dolor abdominal. La clave está en saber cuándo se debe buscar atención médica de inmediato. Algunas veces, tal vez solo sea necesario llamar a un proveedor de atención médica si los síntomas continúan.

Las causas menos serias de dolor abdominal incluyen:

Otras posibles causas incluyen:

Algunas veces, el dolor abdominal puede deberse a un problema en alguna otra parte en el cuerpo, como el tórax o la zona pélvica. Por ejemplo, a usted le puede dar dolor abdominal si tiene:

Cuidados en el hogar

Usted puede intentar las siguientes medidas de cuidados en el hogar para aliviar el dolor abdominal leve:

  • Tome agua u otros líquidos claros. Puede tomar bebidas para deportistas en pequeñas cantidades. Las personas con diabetes deben evaluarse el azúcar en la sangre con regularidad y hacer ajustes en los medicamentos en la medida de lo necesario.
  • Evite los alimentos sólidos durante las primeras horas.
  • Si ha estado vomitando, espere 6 horas y luego consuma pequeñas cantidades de alimentos ligeros, como arroz, compota de manzana o galletas. Evite los productos lácteos.
  • Si el dolor se presenta en la parte superior del abdomen y ocurre después de las comidas, los antiácidos pueden brindar algún alivio, especialmente si experimenta acidez gástrica o indigestión. Evite los cítricos, los alimentos ricos en grasa, los fritos o grasosos, productos con tomate, cafeína, alcohol y bebidas carbonatadas.
  • No tome ningún medicamento sin consultarlo con su proveedor.

Estos pasos adicionales pueden ayudar a prevenir algunos tipos de dolor abdominal:

  • Beber mucha agua todos los días.
  • Comer comidas pequeñas con más frecuencia.
  • Hacer ejercicio con regularidad.
  • Limitar los alimentos que producen gas.
  • Asegurarse de que sus comidas sean bien equilibradas y ricas en fibra. Comer muchas frutas y verduras.

Cuándo contactar a un profesional médico

Busque ayuda médica de inmediato o llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) si:

  • Actualmente está recibiendo tratamiento para el cáncer
  • Es incapaz de evacuar las heces, especialmente si también está vomitando
  • Está vomitando sangre o presenta sangre en las heces (en especial, si son de color rojo brillante, marrón o negro oscuro y pegajosas)
  • Tiene dolor en el tórax, el cuello o los hombros
  • Presenta dolor abdominal fuerte y repentino
  • Tiene dolor en o entre los omóplatos con náuseas
  • Su vientre está rígido, duro y sensible al tacto
  • Está o podría estar en embarazo
  • Tuvo una lesión reciente en el abdomen
  • Tiene dificultad para respirar

Llame a su proveedor si presenta:

  • Molestia abdominal que dura 1 semana o más
  • Dolor abdominal que no mejora en 24 a 48 horas o que se está volviendo más intenso y frecuente y ocurre con náuseas y vómitos
  • Distensión abdominal que persiste por más de 2 días
  • Sensación de ardor al orinar o micción frecuente
  • Diarrea por más de 5 días
  • Fiebre, por encima de 100°F (37.7ºC) para los adultos o 100.4°F (38ºC) para los niños, junto con el dolor
  • Inapetencia prolongada
  • Sangrado vaginal prolongado
  • Pérdida de peso inexplicable

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

Su proveedor llevará a cabo un examen físico y preguntará acerca de la historia clínica y los síntomas. Los síntomas específicos, la localización del dolor y cuándo ocurre le ayudarán a su proveedor a detectar la causa.

UBICACIÓN DEL DOLOR

  • ¿Dónde siente el dolor?
  • ¿El dolor está en todas partes o en un lugar específico?
  • ¿El dolor se irradia a la espalda, la ingle o pierna abajo?

TIPO E INTENSIDAD DEL DOLOR

  • ¿Es el dolor intenso, agudo o tipo cólico?
  • ¿Lo siente a toda hora o aparece y desaparece?
  • ¿El dolor le despierta por la noche?

ANTECEDENTES DEL DOLOR

  • ¿Ha tenido un dolor similar antes? ¿Cuánto ha durado cada episodio?
  • ¿Cuándo ocurre el dolor? Por ejemplo, ¿después de las comidas o durante la menstruación?
  • ¿Qué lo empeora? Por ejemplo, ¿comer, el estrés o acostarse?
  • ¿Qué lo mejora? Por ejemplo, ¿tomar leche, tener una deposición, tomar un antiácido?
  • ¿Qué medicamentos está tomando?

OTROS ANTECEDENTES MÉDICOS

  • ¿Ha tenido una lesión reciente?
  • ¿Está embarazada?
  • ¿Qué otros síntomas tiene?

Los exámenes que pueden realizarse son:

Referencias

MacGilchrist A, Iredale J, Parks R. The gastrointestinal system. In: Douglas G, Nicol F, Robertson C, eds. Macleod's Clinical Examination. 13th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2013:chap 8.

McQuaid KR. Approach to the patient with gastrointestinal disease. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 132.

Millham FH. Acute abdominal pain. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 11.

Smith KA. Abdominal pain. In: Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 24.

Squires R, Carter SN, Postier RG. Acute abdomen. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 45.

Swartz MH. The abdomen. In: Swartz MH, ed. Textbook of Physical Diagnosis. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 14.

Volver arriba Sólo texto

  • Vista anterior de puntos de referencia anatómicos - ilustración

    Hay tres vistas del cuerpo (anterior, posterior y lateral) que pueden ser útiles para identificar un área del cuerpo. Muchas áreas tienen un nombre descriptivo y otro técnico. Por ejemplo, la parte posterior de la rodilla es llamada la fosa poplítea. Sin embargo, es posible que algunas áreas como el flanco no tengan los dos nombres, por lo que su ubicación puede no ser del todo clara.

    Vista anterior de puntos de referencia anatómicos

    ilustración

  • Órganos abdominales - ilustración

    El proceso de digestión de los alimentos es llevado a cabo por muchos órganos en el cuerpo. El esófago empuja el alimento dentro del estómago que, a su vez, lo mezcla e inicia la descomposición de proteínas. El estómago propulsa el alimento luego dentro del intestino delgado, el cual lo digiere posteriormente y comienza la absorción de nutrientes. Las secreciones provenientes del páncreas en el intestino delgado ayudan a neutralizar el ácido en el intestino con el fin de brindar un ambiente apropiado para que las enzimas trabajen. La bilis proveniente de la vesícula biliar y el hígado emulsifica la grasa y aumenta la absorción de ácidos grasos. El intestino grueso almacena y concentra temporalmente el resto hasta que es evacuado como desecho del cuerpo.

    Órganos abdominales

    ilustración

  • Cuadrantes abdominales - ilustración

    Debido a que el área abdominal contiene muchos órganos diferentes, está dividida en áreas más pequeñas. Un método de división utiliza un plano sagital medio y un plano transversal que pasa a través del ombligo en ángulos rectos. Este método divide el abdomen en cuatro cuadrantes y el personal médico se puede referir fácilmente a dichos cuadrantes cuando describe un dolor o una lesión con relación a una víctima.

    Cuadrantes abdominales

    ilustración

  • Apendicitis - ilustración

    El apéndice es un tubo pequeño en forma de dedo que se bifurca desde la primera parte del intestino grueso y puede resultar inflamado o infectado, causando dolor en la parte inferior derecha del abdomen.

    Apendicitis

    ilustración

  • Función renal - ilustración

    La sangre de la aorta llega a los riñones para que pueda ser filtrada y limpiada. Entre otras funciones, los riñones eliminan toxinas, desechos metabólicos y exceso de iones de la sangre que sale del cuerpo en la forma de orina.

    Función renal

    ilustración

  • Vista anterior de puntos de referencia anatómicos - ilustración

    Hay tres vistas del cuerpo (anterior, posterior y lateral) que pueden ser útiles para identificar un área del cuerpo. Muchas áreas tienen un nombre descriptivo y otro técnico. Por ejemplo, la parte posterior de la rodilla es llamada la fosa poplítea. Sin embargo, es posible que algunas áreas como el flanco no tengan los dos nombres, por lo que su ubicación puede no ser del todo clara.

    Vista anterior de puntos de referencia anatómicos

    ilustración

  • Órganos abdominales - ilustración

    El proceso de digestión de los alimentos es llevado a cabo por muchos órganos en el cuerpo. El esófago empuja el alimento dentro del estómago que, a su vez, lo mezcla e inicia la descomposición de proteínas. El estómago propulsa el alimento luego dentro del intestino delgado, el cual lo digiere posteriormente y comienza la absorción de nutrientes. Las secreciones provenientes del páncreas en el intestino delgado ayudan a neutralizar el ácido en el intestino con el fin de brindar un ambiente apropiado para que las enzimas trabajen. La bilis proveniente de la vesícula biliar y el hígado emulsifica la grasa y aumenta la absorción de ácidos grasos. El intestino grueso almacena y concentra temporalmente el resto hasta que es evacuado como desecho del cuerpo.

    Órganos abdominales

    ilustración

  • Cuadrantes abdominales - ilustración

    Debido a que el área abdominal contiene muchos órganos diferentes, está dividida en áreas más pequeñas. Un método de división utiliza un plano sagital medio y un plano transversal que pasa a través del ombligo en ángulos rectos. Este método divide el abdomen en cuatro cuadrantes y el personal médico se puede referir fácilmente a dichos cuadrantes cuando describe un dolor o una lesión con relación a una víctima.

    Cuadrantes abdominales

    ilustración

  • Apendicitis - ilustración

    El apéndice es un tubo pequeño en forma de dedo que se bifurca desde la primera parte del intestino grueso y puede resultar inflamado o infectado, causando dolor en la parte inferior derecha del abdomen.

    Apendicitis

    ilustración

  • Función renal - ilustración

    La sangre de la aorta llega a los riñones para que pueda ser filtrada y limpiada. Entre otras funciones, los riñones eliminan toxinas, desechos metabólicos y exceso de iones de la sangre que sale del cuerpo en la forma de orina.

    Función renal

    ilustración

Los conceptos básicos

 
 

Actualizado: 1/12/2018

Versión en inglés revisada por: Michael M. Phillips, MD, Clinical Professor of Medicine, The George Washington University School of Medicine, Washington, DC. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos