English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Tumor inguinal

Protuberancia o masa en la ingle; Linfadenopatía inguinal; Linfadenopatía inguinal localizada; Linfadenopatía en la ingle; Bubón

Es una inflamación en el área de la ingle. Esta es donde la parte superior de la pierna se encuentra con la parte inferior del abdomen.

Consideraciones

Un tumor inguinal puede ser firme o suave, blando o no causar dolor alguno. El proveedor de atención médica debe examinar cualquier tipo de protuberancias en la ingle.

Causas

La causa más común de un tumor inguinal es la inflamación de los ganglios linfáticos. Esto se puede ocasionar por:

  • Cáncer, con más frecuencia el linfoma (cáncer del sistema linfático)
  • Infección en las piernas
  • Infecciones de todo el cuerpo a menudo causadas por virus
  • Infecciones contagiadas a través del contacto sexual como herpes genital, clamidia o gonorrea

Otras causas incluyen cualquiera de las siguientes:

  • Reacción alérgica
  • Reacción a un medicamento
  • Quiste inofensivo (benigno)
  • Hernia (una protuberancia grande y suave en uno o ambos lados de la ingle)
  • Lesión en el área de la ingle
  • Lipomas (tumores grasos inofensivos)

Cuidados en el hogar

Siga el tratamiento que el proveedor le recetó.

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita con el proveedor si tiene una protuberancia inexplicable en la ingle.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El proveedor lo examinará y puede palpar los ganglios linfáticos en el área inguinal. Asimismo, se puede hacer una evaluación pélvica o genital.

A usted le preguntarán sobre su historia clínica y los síntomas, como por ejemplo cuándo notó la protuberancia por primera vez, si apareció de manera repentina o lenta, o si se vuelve más grande cuando tose o hace un esfuerzo. También le preguntarán acerca de sus actividades sexuales. 

Los exámenes que pueden realizarse incluyen:

Referencias

Armitage JO, Bierman PJ. Approach to the patient with lymphadenopathy and splenomegaly. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 168.

Malangoni MA, Rosen MJ. Hernias. In: Townsend CM, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery: The Biological Basis of Modern Surgical Practice. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 44.

McGee S. Peripheral lymphadenopathy. In: McGee S, ed. Evidence-Based Physical Diagnosis. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 27.

Volver arriba Sólo texto

  • Sistema linfático - ilustración

    El sistema linfático filtra líquido proveniente de los alrededores de las células. Éste es parte importante del sistema inmunológico. Cuando las personas se refieren a glándulas inflamadas en el cuello, por lo general, están hablando de los ganglios linfáticos inflamados. Las áreas más comunes en donde los ganglios linfáticos pueden palparse con facilidad, especialmente cuando se agrandan, son la ingle, las axilas, por encima de la clavícula (área supraclavicular), en el cuello (área cervical) y en la parte posterior de la cabeza, por encima de la línea del cabello (área occipital).

    Sistema linfático

    ilustración

  • Ganglios linfáticos inflamados en la ingle - ilustración

    Los ganglios linfáticos juegan un papel importante en la protección del organismo contra cualquier infección. Éstos se pueden inflamar incluso cuando la infección no es notoria o es trivial. La inflamación de los ganglios linfáticos se produce generalmente por infección tanto sistémica como localizada, formación de abscesos o cáncer. Las áreas comunes donde se pueden sentir ganglios linfáticos son el área inguinal, las axilas, el cuello, debajo de la mandíbula y del mentón, detrás de las orejas y debajo del occipucio (prominencia en la parte posterior de la cabeza). Por lo general, cuando surge una inflamación de forma repentina y dolorosa, ésta es producida por una lesión o infección. El agrandamiento que aparezca gradualmente y sin dolor puede ser el resultado de un tumor o de un cáncer.

    Ganglios linfáticos inflamados en la ingle

    ilustración

  • Sistema linfático - ilustración

    El sistema linfático filtra líquido proveniente de los alrededores de las células. Éste es parte importante del sistema inmunológico. Cuando las personas se refieren a glándulas inflamadas en el cuello, por lo general, están hablando de los ganglios linfáticos inflamados. Las áreas más comunes en donde los ganglios linfáticos pueden palparse con facilidad, especialmente cuando se agrandan, son la ingle, las axilas, por encima de la clavícula (área supraclavicular), en el cuello (área cervical) y en la parte posterior de la cabeza, por encima de la línea del cabello (área occipital).

    Sistema linfático

    ilustración

  • Ganglios linfáticos inflamados en la ingle - ilustración

    Los ganglios linfáticos juegan un papel importante en la protección del organismo contra cualquier infección. Éstos se pueden inflamar incluso cuando la infección no es notoria o es trivial. La inflamación de los ganglios linfáticos se produce generalmente por infección tanto sistémica como localizada, formación de abscesos o cáncer. Las áreas comunes donde se pueden sentir ganglios linfáticos son el área inguinal, las axilas, el cuello, debajo de la mandíbula y del mentón, detrás de las orejas y debajo del occipucio (prominencia en la parte posterior de la cabeza). Por lo general, cuando surge una inflamación de forma repentina y dolorosa, ésta es producida por una lesión o infección. El agrandamiento que aparezca gradualmente y sin dolor puede ser el resultado de un tumor o de un cáncer.

    Ganglios linfáticos inflamados en la ingle

    ilustración

 

Actualizado: 6/28/2018

Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Clinical Associate Professor, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos