English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Sed excesiva

Aumento de la sed; Polidipsia; Exceso de sed

Es una sensación anormal de requerir siempre el consumo de líquidos.

Consideraciones

Tomar grandes cantidades de agua es saludable en la mayoría de los casos. Sin embargo, las ganas de beber demasiado puede ser el resultado de una enfermedad física o emocional. La sed excesiva puede ser un síntoma de la presencia de altos niveles de azúcar en la sangre (hiperglucemia), lo cual puede ayudar puede ayudar a detectar la diabetes.

La sed excesiva es un síntoma común y. Con frecuencia, es la reacción a la pérdida de líquidos durante el ejercicio o al consumo de alimentos salados.

Causas

Las causas pueden incluir:

  • Una comida reciente muy condimentada o salada
  • Sangrado suficiente para causar una disminución considerable del volumen de la sangre
  • Diabetes miellitus
  • Diabetes insípida
  • Medicamentos como los anticolinérgicos, demeclociclina, diuréticos y fenotiazinas
  • Pérdida de los líquidos corporales desde el torrente sanguíneo hasta los tejidos debido a afecciones como infecciones graves (sepsis) o quemaduras o insuficiencia cardíaca, hepática o renal
  • Polidipsia psicógena (un trastorno mental)

Cuidados en el hogar

Dado que la sed es la señal del organismo para reponer la pérdida de agua, a menudo es apropiado beber una cantidad abundante de líquidos.

Para la sed causada por la diabetes, siga el tratamiento prescrito para controlar adecuadamente los niveles de azúcar en la sangre.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención médica si:

  • La sed excesiva es continua e inexplicable.
  • La sed está acompañada de otros síntomas inexplicables, como visión borrosa y fatiga.
  • El volumen diario de orina eliminado supera los 5 cuartos de galón (4.73 litros).

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El proveedor obtendrá su historia clínica y llevará a cabo un examen físico.

El proveedor puede hacerle preguntas como:

  • ¿Por cuánto tiempo ha estado consciente de tener sed excesiva? ¿Se presentó de repente o en forma lenta?
  • ¿Tiene sed constante durante el día?
  • ¿Cambió su dieta? ¿Está comiendo más alimentos salados o condimentados?
  • ¿Ha notado un aumento en el apetito?
  • ¿Ha perdido o aumentado de peso involuntariamente?
  • ¿Se ha incrementado su nivel de actividad?
  • ¿Qué otros síntomas están presentes al mismo tiempo?
  • ¿Ha sufrido una quemadura u otra lesión recientemente?
  • ¿Está orinando con más o menos frecuencia de lo usual? ¿Está produciendo más o menos orina de lo usual? ¿Ha notado algún sangrado?
  • ¿Está sudando más de lo usual?
  • ¿Hay alguna hinchazón en su cuerpo?
  • ¿Tiene fiebre?

Los exámenes que se pueden ordenar incluyen los siguientes:

Su proveedor le recomendará un tratamiento en caso de ser necesario con base en la evaluación y los exámenes. Por ejemplo, si los exámenes muestran que usted tiene diabetes, será necesario recibir un tratamiento.

Unas ganas constantes y muy fuertes de beber líquidos pueden ser un signo de un problema psicológico. Puede necesitar una evaluación psicológica si el proveedor sospecha que esta es la causa. Asimismo, su consumo y eliminación de líquidos se vigilará minuciosamente.

Referencias

Mortada R. Diabetes insipidus. In: Kellerman RD, Rakel DP, eds. Conn's Current Therapy 2019. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:277-280.

Slotki I, Skorecki K. Disorders of sodium and water homeostasis. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 116.

Volver arriba Sólo texto

  • Producción de insulina y diabetes - ilustración

    La insulina es una hormona producida por el páncreas, la cual es necesaria para que las células puedan utilizar el azúcar sanguíneo.

    Producción de insulina y diabetes

    ilustración

  • Producción de insulina y diabetes - ilustración

    La insulina es una hormona producida por el páncreas, la cual es necesaria para que las células puedan utilizar el azúcar sanguíneo.

    Producción de insulina y diabetes

    ilustración

 

Actualizado: 1/19/2019

Versión en inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos