English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Dolor torácico

Opresión en el pecho; Presión en el pecho; Molestia en el pecho

Es una molestia o dolor que se siente en algún punto a lo largo de la parte frontal del cuerpo entre el cuello y el abdomen superior.

Consideraciones

Muchas personas que experimentan dolor torácico sienten temor de un ataque cardíaco. Sin embargo, hay muchas causas posibles de dolor torácico. Algunas causas no son peligrosas para la salud, mientras que otras son serias y en algunos casos potencialmente mortales.

Cualquier órgano o tejido en el tórax puede ser el origen del dolor, incluso el corazón, los pulmones, el esófago, los músculos, las costillas, los tendones o los nervios. El dolor también se puede propagar hacia el tórax desde el cuello, el abdomen y la espalda.

Causas

Problemas cardiovasculares que pueden causar dolor torácico:

  • Angina o un ataque cardíaco. El síntoma más común es el dolor en el pecho que se puede sentir como dolor opresivo, presión fuerte o dolor constrictivo. El dolor se puede irradiar al brazo, el hombro, la mandíbula o la espalda.
  • Una ruptura de la pared de la aorta, el gran vaso sanguíneo que lleva la sangre del corazón al resto del cuerpo, (disección aórtica) causa dolor intenso y súbito en el tórax y en la parte superior de la espalda.
  • La hinchazón (inflamación) en el saco que rodea el corazón (pericarditis) causa dolor en la parte central del pecho.

Problemas pulmonares que pueden causar dolor torácico:

Otras causas de dolor torácico:

El dolor torácico también puede deberse a los siguientes problemas del aparato digestivo:

  • Espasmos o estrechamiento del esófago (el conducto que lleva el alimento desde la boca hasta el estómago).
  • Cálculos biliares, que causan dolor que empeora después de una comida (con mayor frecuencia una comida grasosa).
  • Acidez gástrica o reflujo gastroesofágico (ERGE).
  • Úlcera gástrica o gastritis. El ardor ocurre si el estómago está vacío y mejora cuando usted come.

En los niños, la mayoría de los dolores torácicos no son causados por el corazón.

Cuidados en el hogar

Para la mayoría de las causas de dolor torácico, es mejor consultar con su proveedor de atención médica antes de tratarse usted mismo en el hogar.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al número local de emergencia (como el 911 en los Estados Unidos) si:

  • Presenta repentinamente un dolor opresivo, aplastante, con compresión o presión en el pecho.
  • El dolor se propaga (irradia) a la mandíbula, el brazo izquierdo o entre los omóplatos.
  • Tiene náuseas, mareos, sudoración, corazón acelerado o dificultad respiratoria.
  • Sabe que tiene angina y la molestia en el pecho repentinamente se vuelve más intensa, es causada por una actividad ligera o dura más que lo usual.
  • Sus síntomas de angina se presentan mientras usted está en reposo.
  • Tiene un dolor de pecho repentino y agudo con dificultad respiratoria, especialmente después de un viaje largo, un estiramiento por reposo en cama (por ejemplo, después de una operación) u otra falta de movimiento, en especial si una pierna está hinchada o más hinchada que la otra (esto podría ser un coágulo sanguíneo, parte del cual se ha desplazado a los pulmones).
  • Le han diagnosticado una afección seria, como ataque cardíaco o embolia pulmonar.

El riesgo de tener un ataque cardíaco es mayor si:

  • Tiene antecedentes familiares de enfermedad cardíaca.
  • Fuma, consume cocaína o tiene sobrepeso.
  • Tiene colesterol alto, presión arterial alta o diabetes.
  • Ya padece una enfermedad cardíaca.

Llame a su proveedor si:

  • Tiene fiebre o una tos que produce flema verde amarillenta.
  • Presenta dolor torácico intenso y que no desaparece.
  • Está teniendo problemas para deglutir.
  • El dolor torácico perdura por más de 3 a 5 días.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

Su proveedor puede hacer preguntas como las siguientes:

  • ¿El dolor se localiza entre los omóplatos? ¿Está por debajo del esternón? ¿Cambia de lugar el dolor? ¿Es en un solo lado?
  • ¿Cómo describiría el dolor? (severo, desgarrador, agudo, punzante, urente, opresivo, tenso, aplastante, molesto, sordo, fuerte, intenso)
  • ¿Aparece de forma repentina? ¿Ocurre siempre a la misma hora del día?
  • ¿Mejora o empeora cuando usted camina o cambia de posición?
  • ¿Puede inducir el dolor al presionar sobre una parte del tórax?
  • ¿Está empeorando el dolor? ¿Cuánto dura?
  • ¿Se irradia del pecho al hombro, el brazo, el cuello, la mandíbula o la espalda?
  • ¿Empeora al respirar profundamente, toser, comer o agacharse?
  • ¿Empeora al hacer ejercicio? ¿Se alivia el dolor al descansar? ¿Desaparece por completo o solo duele menos?
  • ¿Se alivia el dolor luego de tomar un medicamento con nitroglicerina? ¿Después de comer o tomar antiácidos? ¿Luego de eructar?
  • ¿Qué otros síntomas tiene?

Los tipos de exámenes que se realicen dependen de la causa del dolor y de qué otros problemas de salud o factores de riesgo tenga usted.

Referencias

Amsterdam EA, Wenger NK, Brindis RG, et al. 2014 AHA/ACC guideline for the management of patients with non-ST-elevation acute coronary syndromes: a report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines. J Am Coll Cardiol. 2014;64(24):e139-e228. PMID: 25260718 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25260718.

Bonaca MP, Sabatine MS. Approach to the patient with chest pain. In: Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Mann DL, Tomaselli GF, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 56.

Goldman L. Approach to the patient with possible cardiovascular disease. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 51.

O'Gara PT, Kushner FG, Ascheim DD, et al. 2013 ACCF/AHA guideline for the management of ST-elevation myocardial infarction: a report of the American College of Cardiology Foundation/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines. J Am Coll Cardiol. 2013;61(4):e78-e140. PMID: 23256914 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23256914.

Volver arriba Sólo texto

  • Síntomas de un ataque cardíaco - ilustración

    Los síntomas de un posible ataque cardíaco son, entre otros, dolor en el pecho y un dolor que se irradia al hombro y baja hacia el brazo. Algunas personas (los adultos mayores, las personas con la diabetes y mujeres) puede experimentar poco o ningún dolor torácico. O, pueden experimentar síntomas inusuales (dificultad para respirar, fatiga, debilidad). Las mujeres tienen mayores probabilidades que los hombres de presentar síntomas de náuseas, vómitos, dolor de espalda o mandíbula, dificultad para respirar con dolor en el pecho.

    Síntomas de un ataque cardíaco

    ilustración

  • Dolor de mandíbula y ataques cardíacos - ilustración

    El dolor de un ataque cardíaco algunas veces puede irradiarse a la mandíbula y a los dientes. El dolor torácico es el principal síntoma de un ataque cardíaco, pero también pueden presentarse otros síntomas como debilidad, falta de respiración, náusea o vómitos.

    Dolor de mandíbula y ataques cardíacos

    ilustración

  • Síntomas de un ataque cardíaco - ilustración

    Los síntomas de un posible ataque cardíaco son, entre otros, dolor en el pecho y un dolor que se irradia al hombro y baja hacia el brazo. Algunas personas (los adultos mayores, las personas con la diabetes y mujeres) puede experimentar poco o ningún dolor torácico. O, pueden experimentar síntomas inusuales (dificultad para respirar, fatiga, debilidad). Las mujeres tienen mayores probabilidades que los hombres de presentar síntomas de náuseas, vómitos, dolor de espalda o mandíbula, dificultad para respirar con dolor en el pecho.

    Síntomas de un ataque cardíaco

    ilustración

  • Dolor de mandíbula y ataques cardíacos - ilustración

    El dolor de un ataque cardíaco algunas veces puede irradiarse a la mandíbula y a los dientes. El dolor torácico es el principal síntoma de un ataque cardíaco, pero también pueden presentarse otros síntomas como debilidad, falta de respiración, náusea o vómitos.

    Dolor de mandíbula y ataques cardíacos

    ilustración

Los conceptos básicos

 
 

Actualizado: 5/16/2018

Versión en inglés revisada por: Michael A. Chen, MD, PhD, Associate Professor of Medicine, Division of Cardiology, Harborview Medical Center, University of Washington Medical School, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos