English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Fotofobia

Sensibilidad a la luz; Visión - sensible a la luz; Sensibilidad de los ojos - luz

Es una molestia ocular en presencia de luz brillante.

Consideraciones

La fotofobia es común. Para muchas personas, el problema no se debe a ninguna enfermedad. La fotofobia grave puede ocurrir con problemas en los ojos. Puede ocasionar dolor ocular intenso incluso con luz baja.

Causas

Las causas pueden incluir:

Cuidados en el hogar

Las medidas que usted puede tomar para aliviar la sensibilidad a la luz son:

  • Evitar la luz solar
  • Cerrar los ojos
  • Usar anteojos oscuros
  • Oscurecer el cuarto

Si el dolor ocular es intenso, visite a su proveedor de atención médica para determinar la causa de la sensibilidad a la luz. El tratamiento apropiado puede curar el problema. Consiga ayuda médica de inmediato si el dolor es de moderado a intenso, incluso en condiciones de luz baja.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si:

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El proveedor llevará a cabo un examen físico, que incluye una evaluación de los ojos. A usted le pueden hacer las siguientes preguntas:

  • ¿Cuándo se empezó a presentar la sensibilidad a la luz?
  • ¿Qué tan grave es? ¿Molesta todo el tiempo o sólo algunas veces?
  • ¿Necesita usar anteojos oscuros o permanecer en cuartos oscuros?
  • ¿El médico le dilató las pupilas recientemente?
  • ¿Qué medicamentos toma? ¿Ha usado gotas para los ojos?
  • ¿Usa lentes de contacto?
  • ¿Ha usado jabones, lociones o cosméticos u otros químicos alrededor de los ojos?
  • ¿Hay algo que empeore o mejore la sensibilidad?
  • ¿Ha tenido lesiones?
  • ¿Qué otros síntomas tiene?

Coméntele a su proveedor si presenta algunos de los siguientes síntomas:

Se pueden llevar a cabo los siguientes exámenes:

Referencias

Ghanem RC, Ghanem MA, Azar DT. LASIK complications and their management. In: Azar DT, ed. Refractive Surgery. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 15.

Lee OL. Idiopathic and other anterior uveitis syndromes. In: Yanoff M, Duker JS, eds. Ophthalmology. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 7.20.

Olson J. Medical ophthalmology. In: Ralston SH, Penman ID, Strachan MWJ, Hobson RP, eds. Davidson's Principles and Practice of Medicine. 23rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 27.

Wu Y, Hallett M. Photophobia in neurologic disorders. Transl Neurodegener. 2017;6:26. PMID: 28932391 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28932391.

Volver arriba Sólo texto

  • Anatomía interna y externa del ojo - ilustración

    La córnea permite que la luz penetre en el ojo. A medida que la luz pasa a través del ojo, el iris cambia su forma al expandirse y permitir que pase más luz o al contraerse y permitir que pase menos luz para cambiar el tamaño de la pupila. Posteriormente, el cristalino cambia de forma para permitir un enfoque cuidadoso de luz en la retina. La luz excita los fotoreceptores que, paulatinamente, mediante un proceso químico, transmiten señales nerviosas al cerebro a través del nervio óptico. Finalmente, el cerebro procesa estos impulsos nerviosos y los traduce en forma de visión.

    Anatomía interna y externa del ojo

    ilustración

  • Anatomía interna y externa del ojo - ilustración

    La córnea permite que la luz penetre en el ojo. A medida que la luz pasa a través del ojo, el iris cambia su forma al expandirse y permitir que pase más luz o al contraerse y permitir que pase menos luz para cambiar el tamaño de la pupila. Posteriormente, el cristalino cambia de forma para permitir un enfoque cuidadoso de luz en la retina. La luz excita los fotoreceptores que, paulatinamente, mediante un proceso químico, transmiten señales nerviosas al cerebro a través del nervio óptico. Finalmente, el cerebro procesa estos impulsos nerviosos y los traduce en forma de visión.

    Anatomía interna y externa del ojo

    ilustración

 

Actualizado: 5/1/2019

Versión en inglés revisada por: Franklin W. Lusby, MD, ophthalmologist, Lusby Vision Institute, La Jolla, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos