English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Ojos saltones

Ojos protruyentes; Exoftalmos; Proptosis; Ojos prominentes o salidos

Los ojos saltones corresponden a una protrusión (prominencia) anormal de uno o ambos ojos.

Consideraciones

Los ojos prominentes pueden ser un rasgo familiar. Sin embargo, los ojos prominentes no es lo mismo que ojos saltones. Estos deben ser revisados por un proveedor de atención médica.

La protrusión de un solo ojo, en especial en un niño, puede ser un signo muy serio. Debe ser evaluado de inmediato.

El hipertiroidismo (particularmente la enfermedad de Graves) es la causa médica más común de los ojos saltones. Con esta afección, los ojos no parpadean muy a menudo y parecen estar fijos.

Generalmente, no debe haber porción blanca visible entre la parte superior del iris (parte coloreada del ojo) y el párpado superior. El hecho de observar la parte blanca en esta zona a menudo es un signo de que hay protrusión del ojo.

Debido a que los cambios oculares con mucha frecuencia se producen muy lentamente, es posible que los miembros de la familia no se percaten de ellos hasta que la enfermedad esté bastante avanzada. Las fotografías con frecuencia llaman la atención hacia la protrusión cuando esta ha pasado inadvertida antes.

Causas

Las causas pueden incluir:

Cuidados en el hogar

Es necesario que la causa sea tratada por un proveedor. Es importante el apoyo emocional, debido a que este problema puede hacer que la persona se vuelva tímida o cohibida.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si:

  • Usted presenta ojos saltones y aún no se ha diagnosticado la causa.
  • Los ojos saltones están acompañados de otros síntomas, como dolor o fiebre.

El proveedor le realizará algunas preguntas sobre su historial médico y hará un examen físico.

Las preguntas pueden incluir:

  • ¿Están afectados ambos ojos?
  • ¿Cuándo se notó la protrusión de los ojos por primera vez?
  • ¿Está empeorando?
  • ¿Qué otros síntomas tiene?

Se puede hacer un examen con lámpara de hendidura. También pueden llevarse a cabo exámenes de sangre para detectar enfermedad tiroidea.

El tratamiento depende de la causa. Se pueden aplicar lágrimas artificiales para lubricar el ojo para proteger la superficie (córnea).

Referencias

McNab AA. Proptosis at different ages. In: Lambert SR, Lyons CJ, eds. Taylor and Hoyt's Pediatric Ophthalmology and Strabismus. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 96.

Olson J. Medical ophthalmology. In: Ralston SH, Penman ID, Strachan MWJ, Hobson RP, eds. Davidson's Principles and Practice of Medicine. 23rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 27.

Yanoff M, Cameron JD. Diseases of the visual system. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 423.

Volver arriba Sólo texto

  • Enfermedad de Graves - ilustración

    Es un trastorno autoinmunitario que involucra hiperactividad de la glándula tiroides (hipertiroidismo). Las características distintivas de esta afección son los ojos saltones (exoftalmos), intolerancia al calor, incremento de la energía, dificultad para dormir, diarrea y ansiedad.

    Enfermedad de Graves

    ilustración

  • Bocio - ilustración

    Es una hinchazón en el cuello debido a un agrandamiento de la glándula tiroidea. El tamaño puede ir desde un solo nódulo pequeño hasta una protuberancia grande en el cuello. La tiroides hinchada puede ejercer presión sobre la tráquea y el esófago, lo cual puede provocar tos, sibilancias, dificultades para respirar o deglutir. Esta afección sólo necesita tratamiento si está causando síntomas.

    Bocio

    ilustración

  • Celulitis periorbital - ilustración

    La celulitis periorbital es una infección aguda de los tejidos que circundan el ojo, la cual puede progresar hasta la fase de celulitis orbital con protrusión del globo ocular. La meningitis es una de las posibles complicaciones de esta condición.

    Celulitis periorbital

    ilustración

  • Enfermedad de Graves - ilustración

    Es un trastorno autoinmunitario que involucra hiperactividad de la glándula tiroides (hipertiroidismo). Las características distintivas de esta afección son los ojos saltones (exoftalmos), intolerancia al calor, incremento de la energía, dificultad para dormir, diarrea y ansiedad.

    Enfermedad de Graves

    ilustración

  • Bocio - ilustración

    Es una hinchazón en el cuello debido a un agrandamiento de la glándula tiroidea. El tamaño puede ir desde un solo nódulo pequeño hasta una protuberancia grande en el cuello. La tiroides hinchada puede ejercer presión sobre la tráquea y el esófago, lo cual puede provocar tos, sibilancias, dificultades para respirar o deglutir. Esta afección sólo necesita tratamiento si está causando síntomas.

    Bocio

    ilustración

  • Celulitis periorbital - ilustración

    La celulitis periorbital es una infección aguda de los tejidos que circundan el ojo, la cual puede progresar hasta la fase de celulitis orbital con protrusión del globo ocular. La meningitis es una de las posibles complicaciones de esta condición.

    Celulitis periorbital

    ilustración

Los conceptos básicos

 
 

Actualizado: 1/19/2019

Versión en inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos