English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Reparación del testículo no descendido

Orquidopexia; Orquidopexia inguinal; Orquiopexia; Reparación del testículo no descendido; Reparación de la criptorquidia

La reparación del testículo no descendido es la cirugía para corregir los testículos que no han bajado hasta la posición correcta en el escroto.

Descripción

Los testículos se desarrollan en el abdomen del bebé mientras crece en el útero. Bajan hasta el escroto durante los últimos meses antes del nacimiento.

En algunos casos, uno o ambos testículos no bajan hasta su posición adecuada. Cerca de la mitad de estos casos descenderán dentro del primer año de vida sin tratamiento.

La cirugía de reparación del testículo no descendido se recomienda para varones cuyos testículos no descienden por sí solos.

Esta cirugía se realiza mientras el niño está dormido (inconsciente) y sin dolor, bajo anestesia general. El cirujano hace una incisión en la ingle. Este es el lugar en el que se localizan la mayoría de los testículos que no han descendido.

Después de encontrar el cordón que sostiene los testículos dentro del escroto, el cirujano lo desata del tejido circundante. Esto permite que el cordón se extienda completamente. Se hace una pequeña incisión en el escroto y se crea una bolsa. El testículo es jalado hacia el escroto, y se fija en su lugar con una sutura. Las incisiones se cierran usando puntos de sutura.

En algunos casos, el procedimiento se puede hacer con una cirugía laparoscópica. Esto implica hacer incisiones quirúrgicas más pequeñas.

Cuando el testículo está ubicado muy arriba, la corrección puede necesitar dos etapas. Se llevan a cabo cirugías separadas con meses de diferencia.

Por qué se realiza el procedimiento

Esta cirugía se recomienda para bebés mayores de 1 año de edad cuyos testículos no hayan descendido al escroto (criptorquidia).

Un testículo no descendido es diferente de un testículo "retráctil". En esta afección, el testículo baja al escroto y luego se retrae de nuevo. No es necesaria una cirugia para tratar un testículo retráctil.

Riesgos

Los riesgos de cualquier anestesia son:

Los riesgos de cualquier cirugía son:

  • Sangrado
  • Infección
Los riesgos para esta cirugía incluyen:
  • Encogimiento del testículo o falta de crecimiento del testículo para alcanzar un tamaño normal.
  • La incapacidad para llevar el testículo al escroto, tiene como resultado la extirpación del testículo. 

Después del procedimiento

La reparación del testículo no descendido es efectiva en la mayoría de los casos. Un pequeño porcentaje de los hombres tendrá problemas de fertilidad.

Los hombres que hayan tenido testículos no descendidos deben hacerse autoexámenes mensualmente por el resto de su vida en busca de posibles tumores. Estos hombres tienen tasas de cáncer testicular mayores que aquellos con desarrollo testicular normal, aun cuando tengan un testículo que haya descendido completamente en el otro lado. También existe un mayor riesgo de cáncer testicular en el testículo que descendió normalmente. Permitir que el testículo descienda facilitará la revisión del crecimiento de tumores en el futuro.

Expectativas (pronóstico)

La cirugía se puede realizar en calidad de procedimiento ambulatorio. Se recomienda reposo en cama durante los 2 o 3 primeros días. Evite la actividad vigorosa, incluso montar en bicicleta, al menos durante 1 mes.

Referencias

Barthold JS, Hagerty JA. Etiology, diagnosis, and management of the undescended testis. In: Wein AJ, Kavoussi LR, Partin AW, Peters CA, eds. Campbell-Walsh Urology. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 148.

Elder JS. Disorders and anomalies of the scrotal contents. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 545.

Srinivasan A, Ghanaat M. Laparoscopic orchiopexy. In: Bishoff JT, Kavoussi LR, eds. Atlas of Laparoscopic and Robotic Urologic Surgery. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 42.

Volver arribaSólo texto

  • Anatomía reproductora masculina - ilustración

    Las estructuras reproductivas masculinas son el pene, el escroto, los testículos, el epidídimo, las vesículas seminales y la próstata.

    Anatomía reproductora masculina

    ilustración

  • Antes y después de la reparación testicular - ilustración

    En la evolución fetal normal, durante los últimos meses de gestación, los testículos evolucionan en el abdomen y descienden hacia el escroto en el feto masculino. En algunos casos, al nacer, uno o ambos testículos no han descendido al escroto. Si el testículo no desciende al escroto durante el primer año de vida del bebé, puede recomendarse cirugía para posicionar de forma adecuada el testículo dentro del escroto.

    Antes y después de la reparación testicular

    ilustración

  • Anatomía reproductora masculina - ilustración

    Las estructuras reproductivas masculinas son el pene, el escroto, los testículos, el epidídimo, las vesículas seminales y la próstata.

    Anatomía reproductora masculina

    ilustración

  • Antes y después de la reparación testicular - ilustración

    En la evolución fetal normal, durante los últimos meses de gestación, los testículos evolucionan en el abdomen y descienden hacia el escroto en el feto masculino. En algunos casos, al nacer, uno o ambos testículos no han descendido al escroto. Si el testículo no desciende al escroto durante el primer año de vida del bebé, puede recomendarse cirugía para posicionar de forma adecuada el testículo dentro del escroto.

    Antes y después de la reparación testicular

    ilustración

 

Actualizado: 1/31/2019

Versión en inglés revisada por: Sovrin M. Shah, MD, Assistant Professor, Department of Urology, The Icahn School of Medicine at Mount Sinai, New York, NY. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos