English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Resección del intestino delgado

Cirugía del intestino delgado; Extirpación - intestino delgado; Extirpación de parte del intestino delgado; Enterectomía

Es la cirugía para extirpar una parte del intestino delgado. Esta se hace cuando parte de este está obstruido o enfermo.

El intestino delgado también se denomina el intestino pequeño. La mayor parte de la digestión (descomposición y absorción de nutrientes) de los alimentos que uno come tiene lugar allí.

Descripción

Usted recibirá anestesia general al momento de la cirugía. Esto lo mantendrá dormido y no sentirá dolor.

La cirugía se puede llevar a cabo de manera laparoscópica o con cirugía abierta.

Si le practican una cirugía laparoscópica:

  • El cirujano hace de 3 a 5 cortes (incisiones) pequeños en su abdomen bajo. Un dispositivo médico llamado laparoscopio se introduce a través de uno de los cortes. Este dispositivo es un tubo delgado e iluminado con una cámara en el extremo. Esto le permite al cirujano ver dentro del abdomen. Otros instrumentos médicos se introducen a través de los otros cortes.
  • También es posible que se haga un corte de aproximadamente 2 a 3 pulgadas (5 a 7.6 centímetros) si el cirujano necesita introducir la mano dentro del abdomen para palpar el intestino o extirpar el segmento afectado.
  • Su abdomen se llena con gas inofensivo para expandirlo. Esto facilita la visualización y el trabajo en la zona.
  • La parte afectada del intestino delgado se localiza y se extirpa.

Si le realizaron una cirugía abierta:

  • El cirujano realiza un corte de 6 a 8 pulgadas (15 a 20.3 centímetros) en la parte media de su abdomen.
  • La parte afectada del intestino delgado se localiza y se extirpa.

En ambos tipos de cirugía, los siguientes pasos son:

  • Si queda suficiente intestino delgado sano, los extremos se suturan o engrapan. Esto se denomina anastomosis. Esto se le hace a la mayoría de los pacientes.
  • Si no hay suficiente intestino delgado sano para reconectar, el cirujano hace una abertura llamada estoma a través de la piel de su abdomen. El intestino delgado se fija a la pared exterior de su abdomen. Las heces pasarán a través del estoma a una bolsa de drenaje que se encuentra afuera de su cuerpo. Esto se denomina ileostomía. La ileostomía puede ser a corto plazo o permanente.

La resección del intestino delgado generalmente tarda entre 1 y 4 horas.

Por qué se realiza el procedimiento

La resección del intestino delgado se usa para tratar:

Riesgos

Los riesgos de la anestesia y la cirugía en general son:

  • Reacciones a los medicamentos
  • Problemas respiratorios
  • Coágulos de sangre, sangrado, infección

Los riesgos de esta cirugía incluyen:

  • Protrusión de tejido a través de la incisión, llamada hernia quirúrgica
  • Daño a órganos cercanos en el cuerpo
  • Diarrea
  • Problemas con su ileostomía
  • Se puede formar tejido cicatricial en el abdomen y causar bloqueo en los intestinos
  • Síndrome del intestino corto (cuando es necesario extirpar una gran cantidad del intestino delgado), el cual puede llevar a problemas para absorber nutrientes y vitaminas importantes
  • Anemia crónica
  • Separación de los extremos del intestino que están suturados (filtración anastomótica, la cual puede ser mortal)
  • Abertura de la herida
  • Infección de las heridas

Antes del procedimiento

Coméntele siempre a su cirujano o al personal de enfermería qué medicamentos está tomando, incluso fármacos, suplementos o hierbas que haya comprado sin una receta.

Hable con su cirujano o el personal de enfermería acerca de cómo afectará la cirugía los siguientes aspectos:

  • Intimidad y sexualidad
  • Embarazo
  • Deportes
  • Trabajo

Durante las 2 semanas antes de la cirugía:

  • Le pueden solicitar que deje de tomar anticoagulantes. Estos incluyen ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil, Motrin), naproxeno (Aleve, Naprosyn) y otros.
  • Pregúntele a su cirujano qué fármacos debe tomar aun el día de la cirugía.
  • Si es fumador, trate de dejarlo. Fumar aumenta el riesgo de problemas como una recuperación lenta. Pídale ayuda al médico o al personal de enfermería para dejarlo.
  • Coméntele al cirujano de inmediato si tiene un resfriado, gripe, fiebre, brote de herpes u otra enfermedad antes de la cirugía.
  • Es posible que le pidan que se someta a una preparación intestinal para eliminar todas las heces de sus intestinos. Esto puede involucrar llevar una dieta líquida por unos cuantos días y usar laxantes.

El día antes de la cirugía:

  • Le pueden solicitar que beba solo líquidos claros tales como caldo, jugo claro y agua.
  • Siga las instrucciones sobre cuándo dejar de comer y beber.

En el día de la cirugía:

  • Tome los medicamentos que su cirujano le indicó con un pequeño sorbo de agua.
  • Llegue al hospital a tiempo.

Después del procedimiento

Usted estará en el hospital durante 3 a 7 días. Es posible que deba permanecer por más tiempo si su cirugía fue una operación de emergencia.

También es posible que necesite permanecer por más tiempo si le extirparon una gran cantidad del intestino delgado o si presenta  problemas.

Al segundo o tercer día, probablemente podrá tomar líquidos claros. Se irán agregando líquidos más espesos y luego alimentos blandos a medida que sus intestinos empiecen a funcionar de nuevo.

Si le extirparon una gran cantidad del intestino delgado, tal vez necesite recibir nutrición líquida a través de una vena (IV) por un tiempo. Se le colocará una vía en el cuello o la parte superior del tórax para suministrar nutrición.

Después que se vaya a su casa, siga las instrucciones sobre cómo cuidarse hasta que sane. 

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de las personas que se someten a una resección del intestino delgado se recupera por completo. Incluso con una ileostomía, la mayoría puede realizar las actividades que estaba haciendo antes de la operación. Estas incluyen la mayoría de los deportes, viajar, jardinería, excursionismo y otras actividades al aire libre, al igual que la mayoría de los tipos de trabajo.

Si le extirparon una gran parte del intestino delgado, puede tener problemas con heces sueltas y con la obtención de nutrientes suficientes de los alimentos que consume.

Si tiene una enfermedad prolongada (crónica), como cáncer, enfermedad de Crohn o colitis ulcerativa, puede necesitar tratamiento médico continuo.

Referencias

Albers BJ, Lamon DJ. Small bowel repair/resection. In: Baggish MS, Karram MM, eds. Atlas of Pelvic Anatomy and Gynecologic Surgery. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 95.

DiBrito SR, Duncan M. Management of small bowel obstruction. In: Cameron JL, Cameron AM, eds. Current Surgical Therapy. 12th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:109-113.

Harris JW, Evers BM. Small intestine. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery: The Biological Basis of Modern Surgical Practice. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 49.

Volver arriba Sólo texto

 

Actualizado: 3/12/2019

Versión en inglés revisada por: Debra G. Wechter, MD, FACS, general surgery practice specializing in breast cancer, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos