English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Calcificaciones - mamografías

Microcalcificaciones o macrocalcificaciones; Cáncer de mama - calcificaciones; Mamografía - calcificaciones

Son depósitos diminutos de calcio en el tejido mamario que a menudo se observan en una mamografía.

Información

El calcio que usted consume o toma en forma de medicamentos no causa calcificaciones en las mamas.

La mayoría de las calcificaciones no son un signo de cáncer. Las causas pueden incluir:

Las calcificaciones grandes y redondeadas (macrocalcificaciones) son comunes en mujeres de más de 50 años. Lucen como puntos blancos pequeños en la mamografía. Lo más probable es que no estén relacionadas con cáncer. Usted rara vez necesitará más exámenes.

Las microcalcificaciones son diminutas manchas de calcio que se ven en una mamografía. La mayoría de las veces, no son un signo de cáncer. Sin embargo, puede ser necesario revisar estas zonas con mayor cuidado según la apariencia que tengan en la mamografía.

¿CUÁNDO SE NECESITAN MÁS PRUEBAS?

Cuando están presentes microcalcificaciones en una mamografía, el médico (radiólogo) puede solicitar una vista más grande para que las zonas se puedan examinar más de cerca.

Las calcificaciones que no parecen ser un problema se denominan benignas. No se requiere un control específico. Sin embargo, su proveedor de atención médica puede recomendarle que se haga una mamografía cada año.

En algunos casos, las calcificaciones que son ligeramente anormales pero que no parecen ser un problema (como cáncer) también se denominan benignas. La mayoría de las mujeres necesitará realizarse una mamografía de control luego de 6 meses.

Las calcificaciones que son irregulares en tamaño o forma o que están agrupadas firmemente se denominan calcificaciones sospechosas. Su proveedor le recomendará una biopsia estereotáctica de la mama con aguja gruesa. Se trata de una biopsia con aguja que usa un tipo de mamógrafo para ayudar a encontrar las calcificaciones. El propósito de esta biopsia es verificar si las calcificaciones son benignas (no cancerosas) o malignas (cáncer).

La mayoría de las mujeres que tienen calcificaciones sospechosas no tienen cáncer.

Referencias

Ikeda DM, Miyake KK. Mammographic analysis of breast calcifications. In: Ikeda DM, Miyake KK, eds. Breast Imaging: The Requisites. 3rd ed. St Louis, MO: Elsevier; 2017:chap 3.

Siu AL; U.S. Preventive Services Task Force. Screening for breast cancer: U.S. Preventive Services Task Force recommendation statement. Ann Intern Med. 2016;164(4):279-296. PMID: 26757170 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26757170.

Volver arriba Sólo texto

  • Mamograma - ilustración

    Es una radiografía de las mamas que se utiliza para encontrar tumores y para ayudar a establecer la diferencia entre enfermedad no cancerosa (benigna) y cancerosa (maligna). Se coloca una mama a la vez sobre una superficie plana que contiene la placa de rayos X. Luego, un dispositivo denominado compresor presiona firmemente contra la mama para ayudar a aplanar el tejido mamario. Se comprime cada seno en sentido horizontal y luego oblicuo mientras se toma la imagen de rayos X desdecada posición.

    Mamograma

    ilustración

  • Mamograma - ilustración

    Es una radiografía de las mamas que se utiliza para encontrar tumores y para ayudar a establecer la diferencia entre enfermedad no cancerosa (benigna) y cancerosa (maligna). Se coloca una mama a la vez sobre una superficie plana que contiene la placa de rayos X. Luego, un dispositivo denominado compresor presiona firmemente contra la mama para ayudar a aplanar el tejido mamario. Se comprime cada seno en sentido horizontal y luego oblicuo mientras se toma la imagen de rayos X desdecada posición.

    Mamograma

    ilustración

 

Actualizado: 10/11/2017

Versión en inglés revisada por: Todd Campbell, MD, FACS, Clinical Assistant Professor, RowanSOM, Department of Surgery; Wilmington VA Medical Center, Wilmington, DE. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Internal review and update on 01/19/2019 by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos