English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Obstrucción de los oídos a grandes alturas

Grandes alturas y los oídos obstruidos; Volar en avión y los oídos tapados; Disfunción de la trompa de eustaquio - grandes alturas

La presión atmosférica fuera del cuerpo cambia a medida que la altitud también cambia. Esto crea una diferencia en la presión en los dos lados del tímpano. Es posible que sienta presión y bloqueo de los oídos como resultado de esto.

Información

La trompa de eustaquio es una conexión entre el oído medio (el espacio profundo en el tímpano) y la parte trasera de la nariz y superior de la garganta.

El acto de deglutir o bostezar abre la trompa de eustaquio y permite que el aire fluya hacia adentro o hacia afuera del oído medio. Esto ayuda a igualar la presión en ambos lados del tímpano.

Tomar las siguientes medidas puede desobstruir los oídos tapados cuando usted está subiendo o descendiendo de grandes alturas. Masticar goma de mascar mientras está cambiando de altitud ayuda porque hace que usted trague con frecuencia. Esto puede impedir que se le tapen los oídos.

Las personas a las que siempre se les tapan los oídos al volar pueden pensar en tomar un descongestionante aproximadamente una hora antes de que salga el vuelo.

Si sus oídos están tapados, puede intentar inhalar y luego exhalar suavemente mientras mantiene las fosas nasales y la boca cerradas. Tenga cuidado al hacerlo. Si usted lo hace con mucha fuerza, puede causar infecciones en el oído al empujar bacterias hacia los conductos auditivos. También es posible que cree un agujero (perforación) en el tímpano si sopla demasiado fuerte.

Referencias

Byyny RL, Shockley LW. Scuba diving and dysbarism. In: Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 135.

O'Reilly RC, Levi J. Anatomy and physiology of the Eustachian tube. In: Flint PW, Haughey BH, Lund V, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 131.

Volver arriba Sólo texto

  • Anatomía del oído - ilustración

    El oído consta de estructuras externas, medias e internas. El tímpano y los 3 huesecillos conducen el sonido desde el tímpano hasta la cóclea (caracol).

    Anatomía del oído

    ilustración

  • Hallazgos médicos basados en la anatomía del oído externo - ilustración

    Las estructuras externas del oído pueden ayudar a diagnosticar algunas condiciones por la presencia o la ausencia de puntos de referencia normales y rasgos anormales tales como pliegues en el lóbulo de la oreja, orificios y excrecencias preauriculares.

    Hallazgos médicos basados en la anatomía del oído externo

    ilustración

  • Oído externo e interno - ilustración

    El oído es un órgano complicado que controla la audición y el equilibrio. Cuando los sonidos llegan al oído, son convertidos en impulsos nerviosos que luego viajan al cerebro, donde éste los interpreta como sonidos.

    Oído externo e interno

    ilustración

  • Anatomía del oído - ilustración

    El oído consta de estructuras externas, medias e internas. El tímpano y los 3 huesecillos conducen el sonido desde el tímpano hasta la cóclea (caracol).

    Anatomía del oído

    ilustración

  • Hallazgos médicos basados en la anatomía del oído externo - ilustración

    Las estructuras externas del oído pueden ayudar a diagnosticar algunas condiciones por la presencia o la ausencia de puntos de referencia normales y rasgos anormales tales como pliegues en el lóbulo de la oreja, orificios y excrecencias preauriculares.

    Hallazgos médicos basados en la anatomía del oído externo

    ilustración

  • Oído externo e interno - ilustración

    El oído es un órgano complicado que controla la audición y el equilibrio. Cuando los sonidos llegan al oído, son convertidos en impulsos nerviosos que luego viajan al cerebro, donde éste los interpreta como sonidos.

    Oído externo e interno

    ilustración

 

Actualizado: 5/17/2018

Versión en inglés revisada por: Josef Shargorodsky, MD, MPH, Johns Hopkins University School of Medicine, Baltimore, MD. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos