English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Síndrome de Reye

Es un daño cerebral súbito (agudo) y problemas con la actividad hepática. Esta afección no tiene una causa conocida.

El síndrome se ha presentado en niños a quienes les han dado ácido acetilsalicílico (aspirin) cuando tenían varicela o gripe. Este síndrome se ha vuelto muy raro. Esto es debido a que el ácido acetilsalicílico (aspirin) dejó de recomendarse para uso rutinario en niños.

Causas

No existe una causa conocida del síndrome de Reye. Se observa con más frecuencia en niños de 4 a 12 años de edad. La mayoría de los casos que ocurre con varicela se da en niños de 5 a 9 años. Los casos que se presentan con la gripe con más frecuencia se dan en niños de 10 a 14 años.

Síntomas

Los niños con síndrome de Reye se enferman de forma muy repentina. El síndrome a menudo comienza con vómito. Este dura muchas horas. El vómito es seguido rápidamente por un comportamiento irritable y agresivo. A medida que la afección empeora, el niño puede ser incapaz de permanecer despierto y alerta.

Otros síntomas del síndrome de Reye son:

Otros síntomas que pueden ocurrir con este trastorno son:

Pruebas y exámenes

Los siguientes exámenes se pueden usar para diagnosticar el síndrome de Reye:

Tratamiento

No hay ningún tratamiento específico para esta afección. El proveedor de atención médica vigilará la presión intracerebral, la gasometría arterial y el equilibrio ácido-básico (pH) de la sangre.

Los tratamientos pueden ser:

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico de una persona depende de la severidad del coma al igual que de otros factores.

El pronóstico para aquellos que sobreviven a un episodio agudo puede ser bueno.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

Sin tratamiento, las crisis epilépticas y el coma pueden ser mortales.

Cuándo contactar a un profesional médico

Acuda a la sala de urgencias o llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) inmediatamente si su hijo presenta

  • Confusión
  • Letargo 
  • Otros cambios mentales

Prevención

Nunca le suministre ácido acetilsalicílico (aspirin) a un niño, a menos que sea autorizado por su proveedor.

Cuando un niño tenga que tomar ácido acetilsalicílico (aspirin), tenga cuidado de reducir el riesgo de que contraiga una enfermedad viral, como gripe y varicela. Evite el uso del medicamento durante algunas semanas después de que el niño haya recibido la vacuna contra la varicela.

Nota: otros medicamentos de venta libre, como el Pepto-Bismol y los compuestos que contengan aceite de gaulteria, también contienen compuestos del ácido acetilsalicílico (aspirin), llamados salicilatos. NO le suministre estas sustancias a un niño con resfriado o fiebre.

Referencias

Aronson JK. Acetylsalicylic acid. In: Aronson JK, ed. Meyler's Side Effects of Drugs. 16th ed. Waltham, MA: Elsevier B.V.; 2016:26-52.

Cherry JD. Reye syndrome In: Cherry JD, Harrison GJ, Kaplan SL, Steinbach WJ, Hotez PJ, eds. Feigin and Cherry's Textbook of Pediatric Infectious Diseases. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 50.

Johnston MV. Encephalopathies. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 598.

Volver arriba Sólo texto

  • Órganos del sistema digestivo - ilustración

    Los órganos del sistema digestivo que están en la cavidad abdominal son el hígado, la vesícula biliar, el estómago y los intestinos delgado y grueso.

    Órganos del sistema digestivo

    ilustración

  • Órganos del sistema digestivo - ilustración

    Los órganos del sistema digestivo que están en la cavidad abdominal son el hígado, la vesícula biliar, el estómago y los intestinos delgado y grueso.

    Órganos del sistema digestivo

    ilustración

 

Actualizado: 8/5/2018

Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos