English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Insuficiencia placentaria

Disfunción placentaria; Insuficiencia vascular uteroplacentaria; Oligohidramnios

La placenta es el vínculo entre usted y el bebé. Cuando esta no trabaja tan bien como debiera, el bebé puede recibir menos oxígeno y nutrientes de parte suya. Como resultado, el bebé puede: 

  • No crecer bien
  • Mostrar signos de sufrimiento fetal (esto significa que el corazón del bebé no trabaja normalmente)
  • Tener dificultades durante el parto

Causas

Es posible que la placenta no funcione bien, ya sea debido a problemas en el embarazo o a hábitos sociales. Estos pueden incluir:

Ciertos medicamentos también pueden aumentar el riesgo de insuficiencia placentaria.

En algunos casos, la placenta:

  • Puede tener una forma anormal
  • Puede no agrandarse lo suficiente (más probable si está esperando gemelos o más)
  • No se fija correctamente a la superficie del útero
  • Se desprende de la superficie uterina o sangra prematuramente

Síntomas

Una mujer con insuficiencia placentaria normalmente no tiene ningún síntoma. Sin embargo, ciertas enfermedades como la preeclampsia, que puede presentar síntomas, es probable que ocasionen insuficiencia placentaria.

Pruebas y exámenes

Su proveedor de atención médica medirá el tamaño de su útero en crecimiento en cada consulta, empezando aproximadamente en la mitad del embarazo.

Si el útero no está creciendo como se esperaba, se hará una ecografía del embarazo. Este examen medirá el tamaño y crecimiento del bebé, y evaluará el tamaño y la ubicación de la placenta.

Otras veces, los problemas con la placenta o el crecimiento de su bebé se pueden encontrar en una ecografía de rutina que se realiza durante el embarazo.

En cualquier caso, el proveedor ordenará exámenes para verificar cómo está su bebé. Los exámenes pueden mostrar que su bebé está activo y saludable, y que la cantidad de líquido amniótico es normal. O pueden mostrar que el bebé está teniendo problemas.

A usted le pueden pedir que lleve un registro diario de la frecuencia con que su bebé se mueve o patea.

Tratamiento

Las siguientes medidas que tome el proveedor dependerán de: 

  • Los resultados de exámenes
  • La fecha probable de parto
  • Otros problemas que pueden estar presentes, tales como presión arterial alta o diabetes

Si su embarazo es de menos de 37 semanas y los exámenes muestran que su bebé no está bajo demasiado estrés, su proveedor puede decidir esperar más tiempo. A veces puede necesitar descansar más. Con frecuencia, le harán exámenes para asegurarse de que su bebé esté bien. El tratamiento de la presión arterial alta o la diabetes también puede ayudar a mejorar el crecimiento del bebé.

Si su embarazo es de más de 37 semanas o los exámenes muestran que su bebé no va bien, es posible que su proveedor quiera provocar el parto. Se puede inducir el parto (se le darán medicamentos que harán que empiece el labor de parto), o tal vez se necesite un parto por cesárea.

Expectativas (pronóstico)

Los problemas con la placenta pueden afectar el crecimiento del feto. El bebé no puede crecer y desarrollarse normalmente en el útero si no obtiene oxígeno y nutrientes suficientes.

Cuando esto ocurre, se denomina restricción del crecimiento intrauterino (RCIU). Esto aumenta las probabilidades de complicaciones durante el embarazo y el parto.

Prevención

Recibir cuidado prenatal a comienzos del embarazo ayudará a constatar que la madre esté lo más saludable posible durante este período.

El hecho de fumar, consumir alcohol y otras drogas recreativas puede interferir con el crecimiento del bebé. Evitar estas sustancias puede ayudar a prevenir la insuficiencia placentaria y otras complicaciones del embarazo.

Referencias

Carpenter JR, Branch DW. Collagen vascular diseases in pregnancy. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, et al, eds. Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 46.

Lausman A, Kingdom J; Maternal Fetal Medicine Committee, et al. Intrauterine growth restriction: screening, diagnosis, and management. J Obstet Gynaecol Can. 2013;35(8):741-748. PMID: 24007710 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24007710.

Rampersad R, Macones GA. Prolonged and postterm pregnancy. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, et al, eds. Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 36.

Resnik R. Intrauterine growth restriction. In: Resnik R, Lockwood CJ, Moore TR, Greene MF, Copel JA, Silver RM, eds. Creasy and Resnik's Maternal-Fetal Medicine: Principles and Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 47.

Volver arriba Sólo texto

  • Anatomía de la placenta normal - ilustración

    La placenta proporciona oxígeno y nutrientes al feto y facilita la eliminación de desechos, como el dióxido de carbono, a través del cordón umbilical.

    Anatomía de la placenta normal

    ilustración

  • Placenta - ilustración

    En la placenta, se intercambian los nutrientes, desechos y gases entre la sangre de la madre y la del bebé.

    Placenta

    ilustración

  • Anatomía de la placenta normal - ilustración

    La placenta proporciona oxígeno y nutrientes al feto y facilita la eliminación de desechos, como el dióxido de carbono, a través del cordón umbilical.

    Anatomía de la placenta normal

    ilustración

  • Placenta - ilustración

    En la placenta, se intercambian los nutrientes, desechos y gases entre la sangre de la madre y la del bebé.

    Placenta

    ilustración

Los conceptos básicos

 
 

Actualizado: 9/25/2018

Versión en inglés revisada por: John D. Jacobson, MD, Professor of Obstetrics and Gynecology, Loma Linda University School of Medicine, Loma Linda Center for Fertility, Loma Linda, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos