English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Hemangioma

Hemangioma cavernoso; Nevus de fresa; Marca de nacimiento - hemangioma

Un hemangioma es una acumulación anormal de vasos sanguíneos en la piel o en los órganos internos.

Causas

Alrededor de un tercio de los hemangiomas está presente al nacer. El resto aparece en los primeros meses de vida.

El hemangioma puede:

Síntomas

Los síntomas de un hemangioma son:

  • Una llaga (lesión) elevada en la piel que va de color rojo a púrpura rojizo
  • Un tumor macizo y elevado con vasos sanguíneos

La mayoría de los hemangiomas aparecen en la cara y el cuello.

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica le hará un examen físico para diagnosticar el hemangioma. Si la acumulación de vasos sanguíneos está ubicada en lo profundo dentro del cuerpo, puede ser necesaria una tomografía computarizada o una resonancia magnética.

Un hemangioma se puede presentar con otras afecciones poco frecuentes. Se pueden realizar otros exámenes para buscar problemas relacionados.

Tratamiento

La mayoría de los hemangiomas pequeños o sin complicaciones puede no necesitar tratamiento. Con frecuencia desaparecen por sí mismos y la apariencia de la piel regresa a la normalidad. En algunos casos, se puede usar láser para eliminar los vasos sanguíneos pequeños.

Los hemangiomas cavernosos que comprometen el párpado y obstruyen la visión se pueden tratar con inyecciones de esteroides o láseres para reducir su tamaño. Esto permite que la visión se desarrolle normalmente. Los hemangiomas cavernosos grandes o los mixtos se pueden tratar con esteroides orales o inyecciones en el hemangioma.

Tomar medicamentos betabloqueradores también puede ayudar a reducir el tamaño de un hemangioma.

Expectativas (pronóstico)

Los hemangiomas superficiales y pequeños con frecuencia desaparecen por sí mismos. Aproximadamente una mitad desaparece antes de los 5 años de edad y casi todos han desaparecido al cumplir los 7 años.

Posibles complicaciones

Pueden suceder las siguientes complicaciones a causa de un hemangioma:

  • Sangrado (especialmente si el hemangioma se lastima)
  • Problemas para respirar y comer
  • Problemas psicológicos a causa de la apariencia de la piel
  • Llagas e infecciones secundarias
  • Cambios visibles en la piel
  • Problemas de la visión

Cuándo contactar a un profesional médico

Todos los lunares, incluso los hemangiomas, deben ser evaluados por su proveedor durante un examen regular.

Los hemangiomas del párpado pueden causar problemas de la visión y deben tratarse poco después del nacimiento. Los hemangiomas que interfieren con la respiración y la alimentación también se deben tratar rápidamente.

Llame al médico si un hemangioma está sangrando o se llaga.

Prevención

No se conoce ninguna manera de prevenir los hemangiomas.

Referencias

Habif TP. Vascular tumors and malformations. In: Habif TP, ed. Clinical Dermatology. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 23.

Martin KL. Vascular disorders. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 650.

Patterson JW. Vascular tumors. In: Patterson JW, ed. Weedon's Skin Pathology. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Churchill Livingstone; 2016:chap 38.

Volver arriba Sólo texto

  • Aparato reproductor masculino - ilustración

    Este angiograma (una radiografía tomada después de inyectar contraste en el torrente sanguíneo) muestra una masa de vasos sanguíneos (hemangioma) en el hígado.

    Aparato reproductor masculino

    ilustración

  • Hemangioma en la cara (nariz) - ilustración

    Los hemangiomas son tumores que se originan de los vasos sanguíneos dilatados que por lo general aparecen poco después del nacimiento, aunque pueden estar presentes al nacer. Los hemangiomas en la cara pueden desfigurarla e interferir con el desarrollo de la visión u obstruir las vías respiratorias.

    Hemangioma en la cara (nariz)

    ilustración

  • Sistema circulatorio - ilustración

    La sangre utilizada por el cuerpo es regresada al corazón y a los pulmones por las venas del cuerpo. Una vez que la sangre acumula más oxígeno de los pulmones, es bombeada de nuevo hacia el cuerpo a través de las arterias.

    Sistema circulatorio

    ilustración

  • Excisión de hemangioma - ilustración

    Los hemangiomas son tumores benignos (no cancerosos) de los vasos sanguíneos. Éstos son el tipo más común de tumor vascular en los bebés y en los niños. La mayoría se resuelve con el tiempo y ocasionalmente requieren medicamentos. Los hemangiomas grandes o poco estéticos pueden necesitar tratamiento quirúrgico para su excisión.

    Excisión de hemangioma

    ilustración

  • Aparato reproductor masculino - ilustración

    Este angiograma (una radiografía tomada después de inyectar contraste en el torrente sanguíneo) muestra una masa de vasos sanguíneos (hemangioma) en el hígado.

    Aparato reproductor masculino

    ilustración

  • Hemangioma en la cara (nariz) - ilustración

    Los hemangiomas son tumores que se originan de los vasos sanguíneos dilatados que por lo general aparecen poco después del nacimiento, aunque pueden estar presentes al nacer. Los hemangiomas en la cara pueden desfigurarla e interferir con el desarrollo de la visión u obstruir las vías respiratorias.

    Hemangioma en la cara (nariz)

    ilustración

  • Sistema circulatorio - ilustración

    La sangre utilizada por el cuerpo es regresada al corazón y a los pulmones por las venas del cuerpo. Una vez que la sangre acumula más oxígeno de los pulmones, es bombeada de nuevo hacia el cuerpo a través de las arterias.

    Sistema circulatorio

    ilustración

  • Excisión de hemangioma - ilustración

    Los hemangiomas son tumores benignos (no cancerosos) de los vasos sanguíneos. Éstos son el tipo más común de tumor vascular en los bebés y en los niños. La mayoría se resuelve con el tiempo y ocasionalmente requieren medicamentos. Los hemangiomas grandes o poco estéticos pueden necesitar tratamiento quirúrgico para su excisión.

    Excisión de hemangioma

    ilustración

 

Actualizado: 10/14/2018

Versión en inglés revisada por: Michael Lehrer, MD, Clinical Associate Professor, Department of Dermatology, University of Pennsylvania Medical Center, Philadelphia, PA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos