English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Neuroblastoma

Cáncer - neuroblastoma

Es un tipo muy raro de tumor canceroso que se desarrolla a partir de tejido nervioso. Normalmente se presenta en bebés y niños.

Causas

El neuroblastoma puede presentarse en muchas zonas del cuerpo. Se desarrolla a partir de tejidos que forman el sistema nervioso simpático. Esta es la parte del sistema nervioso que controla funciones del organismo, como la frecuencia cardíaca y la presión arterial, la digestión y los niveles de ciertas hormonas.

La mayoría de los neuroblastomas comienza en el abdomen, en las glándulas suprarrenales, cerca de la médula espinal o en el tórax. Los neuroblastomas pueden diseminarse a los huesos. Esto incluye la cara, el cráneo, la pelvis, los hombros, los brazos y las piernas. También se pueden diseminar a la médula ósea, el hígado, los ganglios linfáticos, la piel y alrededor de los ojos (órbitas).

La causa del tumor se desconoce. Los expertos creen que un defecto en los genes puede ser parte del problema. La mitad de los tumores está presente desde el nacimiento. El neuroblastoma se diagnostica con mayor frecuencia en los niños antes de los 5 años. Cada año, hay alrededor de 700 nuevos casos en los Estados Unidos. Este trastorno es ligeramente más común en los varones.

En la mayoría de las personas, el neuroblastoma ya se ha diseminado cuando se hace el diagnóstico.

Síntomas

Los primeros síntomas generalmente son fiebre, una sensación de indisposición general (malestar) y dolor. También se puede presentar falta de apetito, pérdida de peso y diarrea.

Otros síntomas dependen del sitio del tumor y pueden incluir:

Los problemas del cerebro y del sistema nervioso pueden incluir:

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica examinará al niño. Según la ubicación del tumor:

  • Puede haber una protuberancia o masa en el abdomen.
  • El hígado puede estar agrandado si el tumor se ha diseminado hasta dicho órgano.
  • Puede haber presión arterial alta y frecuencia cardíaca rápida si el tumor se encuentra en la glándula suprarrenal.
  • Los ganglios linfáticos pueden inflamarse.

Se toman radiografías y se hacen otros exámenes imagenológicos para localizar el tumor principal (primario) y para ver hasta dónde se ha diseminado. Estos incluyen:

Otros exámenes que pueden realizarse incluyen:

Tratamiento

El tratamiento depende de:

  • La ubicación del tumor
  • Cuánto y a dónde se ha propagado el tumor
  • La edad de la persona

En ciertos casos, la cirugía sola es suficiente. Pero, con frecuencia, también se requieren otras terapias. Se pueden recomendar medicamentos anticancerosos (quimioterapia) si el tumor se ha diseminado. También se puede utilizar la radioterapia.

La quimioterapia en dosis altas, el autotrasplante de células madre autólogas y la inmunoterapia también se están utilizando.

Grupos de apoyo

El estrés causado por una enfermedad se puede aliviar uniéndose a un grupo de apoyo para el cáncer. El hecho de compartir con otras personas que tengan experiencias y problemas en común puede ayudarles a usted y a su hijo a que no se sientan solos.

Expectativas (pronóstico)

El desenlace clínico (resultado) varía. En los niños muy pequeños, el tumor puede desaparecer por sí solo, sin ningún tratamiento, o los tejidos del tumor pueden madurar y transformarse en un tumor benigno (no canceroso) llamado ganglioneuroma, que puede extirparse quirúrgicamente. En otros casos, el tumor se disemina con rapidez.

La respuesta al tratamiento también varía. El tratamiento a menudo es eficaz si el cáncer no se ha propagado. Si se ha diseminado, el neuroblastoma es mucho más difícil de curar. A los niños más pequeños con frecuencia les va mejor que a los niños mayores.

Los niños que reciben tratamiento para un neuroblastoma pueden estar en riesgo de padecer un segundo cáncer diferente en el futuro.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si su hijo tiene síntomas de neuroblastoma. El diagnóstico y tratamiento tempranos mejoran las probabilidades de un buen desenlace clínico.

Referencias

Dome JS, Rodriguez-Galindo C, Spunt SL, Santana VM. Pediatric solid tumors. In: Niederhuber JE, Armitage JO, Doroshow JH, Kastan MB, Tepper JE, eds. Abeloff's Clinical Oncology. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 95.

National Cancer Institute website. Neuroblastoma treatment (PDQ) - health professional version. www.cancer.gov/types/neuroblastoma/hp/neuroblastoma-treatment-pdq. Updated August 17, 2018. Accessed November 12, 2018.

Volver arriba Sólo texto

  • Tomografía computarizada de neuroblastoma en el hígado - ilustración

    Esta TC del abdomen superior muestra un tumor grande (neuroblastoma) en el lado derecho del abdomen del paciente (lado izquierdo inferior de la imagen). El tumor se encuentra detrás del hígado, empujándolo hacia adelante, y existe la posibilidad de que se disemine dentro del tejido hepático.

    Tomografía computarizada de neuroblastoma en el hígado

    ilustración

  • Tomografía computarizada de neuroblastoma en el hígado - ilustración

    Esta TC del abdomen superior muestra un tumor grande (neuroblastoma) en el lado derecho del abdomen del paciente (lado izquierdo inferior de la imagen). El tumor se encuentra detrás del hígado, empujándolo hacia adelante, y existe la posibilidad de que se disemine dentro del tejido hepático.

    Tomografía computarizada de neuroblastoma en el hígado

    ilustración

Los conceptos básicos

 
 

Actualizado: 10/18/2018

Versión en inglés revisada por: Todd Gersten, MD, Hematology/Oncology, Florida Cancer Specialists & Research Institute, Wellington, FL. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos