English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Enfermedad de Chagas

Infección parasitaria - tripanosomiasis americana

Es una enfermedad causada por parásitos diminutos y se transmite por medio de insectos. Esta enfermedad es común en Centro y Sudamérica.

Causas

La enfermedad o mal de Chagas es provocada por el parásito Tripanosoma cruzi. Se propaga por la picadura de los insectos redúvidos, o triatominos (chinches), y es uno de los mayores problemas de salud en Sudamérica. Debido a la inmigración, la enfermedad también afecta a personas en los Estados Unidos.

Los factores de riesgo para la enfermedad de Chagas incluyen:

  • Vivir en una choza donde los redúvidos habitan en las paredes
  • Vivir en Centro o Sudamérica
  • La pobreza
  • Recibir una transfusión sanguínea de una persona que porta el parásito, aunque no tenga la enfermedad de Chagas activa

Síntomas

La enfermedad de Chagas tiene dos fases: la aguda y la crónica. La fase aguda puede presentarse sin síntomas o con síntomas muy leves, que incluyen:

  • Fiebre
  • Malestar general
  • Hinchazón de un ojo si la picadura está cerca de este
  • Área inflamada y enrojecida en el sitio de la picadura del insecto

Después de la fase aguda, la enfermedad entra en remisión. Es posible que no se presente ningún otro síntoma durante muchos años. Cuando los síntomas finalmente se presentan, pueden incluir:

  • Estreñimiento
  • Problemas digestivos
  • Insuficiencia cardíaca
  • Dolor abdominal
  • Latidos cardíacos fuertes o acelerados
  • Dificultades para tragar

Pruebas y exámenes

El examen físico puede confirmar los síntomas. Los signos de la enfermedad de Chagas pueden incluir:

Los exámenes pueden incluir:

Tratamiento

La fase aguda y la enfermedad de Chagas reactivada deben recibir tratamiento. También se debe tratar a los niños nacidos con la infección.

Se recomienda el tratamiento de la fase crónica en niños y la mayoría de los adultos. Los adultos con enfermedad de Chagas en fase crónica deben hablar con su proveedor de atención médica para decidir si el tratamiento es necesario.

Se usan dos fármacos para tratar esta infección: benznidazol y nifurtimox.

Los dos a menudo tienen efectos secundarios. Estos pueden ser peores en las personas mayores. Los efectos pueden incluir:

  • Dolores de cabeza y vértigo
  • Pérdida del apetito y pérdida de peso
  • Daño neurológico
  • Problemas para dormir
  • Erupciones cutáneas

Expectativas (pronóstico)

Alrededor de un tercio de las personas infectadas que no reciben tratamiento enferman de Chagas sintomática o crónica. Pueden pasar más de 20 años desde el momento de la infección original para que se presenten problemas cardíacos o digestivos.

Los ritmos cardíacos anormales pueden causar la muerte súbita. Una vez que se presenta la insuficiencia cardíaca, la muerte generalmente ocurre al cabo de algunos años.

Posibles complicaciones

La enfermedad de Chagas puede provocar las siguientes complicaciones:

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita con su proveedor si cree que puede tener la enfermedad de Chagas.

Prevención

El control de los insectos con insecticidas y las viviendas que tengan menos probabilidad de tener altas poblaciones de insectos ayudarán a controlar la propagación de la enfermedad.

Los bancos de sangre en Centro y Sudamérica examinan a los donantes en busca de exposición al parásito. La sangre se descarta si el donante porta el parásito. La mayoría de los bancos de sangre en los Estados Unidos comenzó a practicar pruebas de detección para la enfermedad de Chagas en 2007.

Referencias

Bogitsh BJ, Carter CE, Oeltmann TN. Blood and tissue protistans I: hemoflagellates. In: Bogitsh BJ, Carter CE, Oeltmann TN, eds. Human Parasitology. 5th ed. San Diego, CA: Elsevier Academic Press; 2019:chap 6.

Kirchhoff LV. Trypanosoma species (American trypanosomiasis, Chagas' disease): biology of trypanosomes. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 278.

Volver arriba Sólo texto

  • Chupo - ilustración

    El triatoma o chupo puede portar el mal de Chagas (tripanosomiasis americana). (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos.)

    Chupo

    ilustración

  • Anticuerpos - ilustración

    Los antígenos son moléculas grandes, (generalmente proteínas) localizadas en la superficie de las células, virus, hongos, bacterias y algunas sustancias muertas como toxinas, sustancias químicas, medicamentos y partículas extrañas. El sistema inmunológico detecta los antígenos y produce anticuerpos que destruyen las sustancias que los contienen.

    Anticuerpos

    ilustración

  • Chupo - ilustración

    El triatoma o chupo puede portar el mal de Chagas (tripanosomiasis americana). (Cortesía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades - CDC - de los Estados Unidos.)

    Chupo

    ilustración

  • Anticuerpos - ilustración

    Los antígenos son moléculas grandes, (generalmente proteínas) localizadas en la superficie de las células, virus, hongos, bacterias y algunas sustancias muertas como toxinas, sustancias químicas, medicamentos y partículas extrañas. El sistema inmunológico detecta los antígenos y produce anticuerpos que destruyen las sustancias que los contienen.

    Anticuerpos

    ilustración

Los conceptos básicos

 
 

Actualizado: 12/1/2018

Versión en inglés revisada por: Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos