English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Fiebre amarilla

Fiebre hemorrágica tropical causada por el virus de la fiebre amarilla

Es una infección viral transmitida por mosquitos.

Causas

La fiebre amarilla es causada por un virus que se transmite por la picadura de mosquitos. Usted puede contraer esta enfermedad si lo pica un mosquito infectado con el virus.

Esta enfermedad es común en Sudamérica y en África subsahariana.

Cualquier persona puede contraer la fiebre amarilla, pero las personas mayores presentan un riesgo mayor de infección grave.

Si una persona es picada por un mosquito infectado, los síntomas generalmente se manifiestan entre 3 y 6 días más tarde.

Síntomas

La fiebre amarilla tiene 3 etapas:

  • Etapa 1 (infección): Son comunes el dolor de cabeza, dolores musculares y articulares, fiebre, sofoco, inapetencia, vómito e ictericia. Después de aproximadamente 3 a 4 días, a menudo los síntomas desaparecen brevemente.
  • Etapa 2 (remisión): La fiebre y otros síntomas desaparecen. La mayoría de las personas se recuperará en esta etapa, pero otras pueden empeorar en cuestión de 24 horas.
  • Etapa 3 (intoxicación): Se presentan problemas con muchos órganos, incluyendo el corazón, el hígado y el riñón. También se pueden presentar trastornos hemorrágicos, convulsiones, coma y delirio.

Los síntomas pueden incluir:

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica realizará un examen físico y ordenará exámenes de sangre seleccionados. Estos exámenes de sangre pueden mostrar insuficiencia renal y hepática y evidencia de shock.

Es importante comentarle a su proveedor si ha viajado a áreas donde se sabe que la enfermedad prolifera. El diagnóstico se puede confirmar por medio de análisis de sangre.

Tratamiento

No existe un tratamiento específico para la fiebre amarilla. El tratamiento de los síntomas puede incluir:

  • Hemoderivados para el sangrado grave
  • Diálisis para la insuficiencia renal
  • Líquidos por vía intravenosa (líquidos intravenosos)

Expectativas (pronóstico)

La fiebre amarilla puede causar problemas graves, entre ellos, sangrado interno. Es posible que se presente la muerte.

Posibles complicaciones

Las complicaciones que se pueden presentar incluyen:

Cuándo contactar a un profesional médico

Visite a un proveedor por lo menos de 10 a 14 días antes de viajar a una zona en la que la fiebre amarilla sea común con el fin de averiguar si se debe hacer vacunar contra esta enfermedad.

Coméntele a su proveedor de inmediato si usted o su hijo presentan fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, vómito o ictericia, especialmente si ha viajado a una zona en donde se sabe que la fiebre amarilla es común.

Prevención

Existe una vacuna efectiva contra la fiebre amarilla. Pregúntele a su proveedor al menos de 10 a 14 días antes del viaje si debe vacunarse contra este tipo de fiebre. Algunos países solicitan prueba de la vacuna antes de permitir la entrada.

Si va a viajar a un área en donde la fiebre amarilla es común:

  • Duerma en casas con mallas protectoras.
  • Use repelentes contra zancudos.
  • Lleve puesta ropa que cubra todo el cuerpo.

Referencias

Centers for Disease Control and Prevention website. Yellow fever. www.cdc.gov/yellowfever. Updated July 12, 2016. Accessed February 15, 2017.

Kivlehan SM, Villar J, Kanzaria HK. Mosquitoes and mosquito-borne diseases. In: Auerbach PS, Cushing TA, Harris NS, eds. Auerbach's Wilderness Medicine. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 39.

Thomas SJ, Endy TP, Rothman AL, Barrett AD. Flaviviruses (dengue, yellow fever, Japanese encephalitis, West Nile encephalitis, St. Louis encephalitis, tick-borne encephalitis, Kyasanur Forest disease, Alkhurma hemorrhagic fever, Zika). In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 155.

Volver arriba Sólo texto

 

Actualizado: 12/13/2017

Versión en inglés revisada por: Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos