English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Criptococosis

C. neoformans versus infección por neoformans; C. neoformans versus infección por gattii; C. neoformans versus infección porgrubii

Es una infección con los hongos Cryptococcus neoformans y Cryptococcus gattii.

Causas

C neoformans y C gattii son los hongos causantes de esta enfermedad. La infección por C neoformans se observa en todo el mundo. La infección por C gattii ha sido observada principalmente en el noreste del Pacífico de los Estados Unidos, Columbia Británica en Canadá, sudeste de África y Australia. El criptococcus es el hongo más común que causa infecciones graves.

Ambos tipos de hongos se encuentra en la tierra. Si uno los inhala, infectan los pulmones. La infección puede desaparecer por sí sola, permanecer solo en los pulmones o propagarse (diseminarse) por todo el cuerpo. La criptococosis se observa con más frecuencia en personas con un sistema inmunitario débil, como aquellas:

El C gattii puede afectar a las personas con un sistema inmunitario normal.

El C neoformans en la causa potencialmente mortal más común de infección por hongos en personas con VIH/sida.

Las personas entre los 20 y 40 años de edad tienen esta infección.

Síntomas

En personas con un sistema inmunitario debilitado, la infección se puede diseminar al cerebro. Los síntomas neurológicos (cerebrales) comienzan lentamente. La mayoría de las personas presenta inflamación e irritación del cerebro y la médula espinal al momento del diagnóstico. Los síntomas de la infección cerebral pueden incluir:

La infección también puede afectar los pulmones y otros órganos. Los síntomas pulmonares pueden incluir:

Otros síntomas pueden incluir:

Es posible que las personas con sistemas inmunitarios normales no presenten síntomas en absoluto.

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica realizará un examen físico y hará preguntas sobre los síntomas y el historial de viajes. El examen físico puede revelar:

  • Sonidos respiratorios anormales
  • Frecuencia cardíaca rápida
  • Fiebre
  • Cambios en el estado mental
  • Cuello rígido

Los exámenes que se pueden hacer incluyen:

Tratamiento

Algunas infecciones no requieren ningún tratamiento. Aun así, debe haber chequeos regulares durante un año para constatar que la infección no se haya diseminado. Si hay lesiones pulmonares o la enfermedad se disemina, el proveedor le recetará medicamentos antimicóticos. Es probable que tenga que tomarlos por un tiempo prolongado.

Los medicamentos incluyen:

  • Anfotericina B (puede tener efectos secundarios graves)
  • Flucitosina
  • Fluconazol

Expectativas (pronóstico)

El compromiso del sistema nervioso central a menudo causa la muerte o lleva a daño permanente.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el proveedor si se desarrollan síntomas de criptococosis, en especial si tiene un sistema inmunitario debilitado.

Referencias

Kauffman CA. Cryptococcosis. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 336.

Perfect JR. Cryptococcosis (Cryptococcus neoformans and Cryptococcus gattii). In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 264.

Robles WS, Ameen M. Cryptococcosis. In: Lebwohl MG, Heymann WR, Berth-Jones J, Coulson IH, eds. Treatment of Skin Disease: Comprehensive Therapeutic Strategies. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 49.

Volver arriba Sólo texto

  • Criptococo cutáneo en la mano - ilustración

    Estas son lesiones de piel causadas por el Cryptococcus, una levadura (un tipo de hongo) que raras veces causa infección, pero se considera oportunista, pues afecta a las personas con un sistema inmunológico debilitado. La infección micótica por Cryptococcus es una de las más comunes y temidas por los personas con SIDA.

    Criptococo cutáneo en la mano

    ilustración

  • Criptococosis en la frente - ilustración

    Este es un ejemplo de lesiones de la piel en la frente causadas por Cryptococcus, una levadura (un tipo de hongo) que raras veces causa infección y se considera oportunista, pues afecta a los individuos con un sistema inmunológico debilitado. La infección micótica por Cryptococcus es una de las más temidas por las personas con SIDA.

    Criptococosis en la frente

    ilustración

  • Hongo - ilustración

    Las infecciones micóticas son causadas por organismos microscópicos (hongos) que pueden vivir en la piel. Dichos organismos pueden vivir en los tejidos muertos del cabello, las uñas y las capas externas de la piel.

    Hongo

    ilustración

  • Criptococo cutáneo en la mano - ilustración

    Estas son lesiones de piel causadas por el Cryptococcus, una levadura (un tipo de hongo) que raras veces causa infección, pero se considera oportunista, pues afecta a las personas con un sistema inmunológico debilitado. La infección micótica por Cryptococcus es una de las más comunes y temidas por los personas con SIDA.

    Criptococo cutáneo en la mano

    ilustración

  • Criptococosis en la frente - ilustración

    Este es un ejemplo de lesiones de la piel en la frente causadas por Cryptococcus, una levadura (un tipo de hongo) que raras veces causa infección y se considera oportunista, pues afecta a los individuos con un sistema inmunológico debilitado. La infección micótica por Cryptococcus es una de las más temidas por las personas con SIDA.

    Criptococosis en la frente

    ilustración

  • Hongo - ilustración

    Las infecciones micóticas son causadas por organismos microscópicos (hongos) que pueden vivir en la piel. Dichos organismos pueden vivir en los tejidos muertos del cabello, las uñas y las capas externas de la piel.

    Hongo

    ilustración

 

Actualizado: 9/22/2018

Versión en inglés revisada por: Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos