English Version
Print-Friendly
Bookmarks
bookmarks-menu

Obstrucción de la unión ureteropélvica

Obstrucción de la unión ureteropélvica; Obstrucción de la unión U-P; Bloqueo de la unión ureteropélvica

Es un bloqueo en el punto donde parte del riñón se une a uno de los conductos que van a la vejiga (uréteres). Esto obstruye el flujo de orina que sale del riñón.

Causas

La obstrucción de la unión ureteropélvica generalmente ocurre en los niños. A menudo sucede cuando el bebé aún está creciendo en el vientre de la madre. Esto se denomina afección congénita (presente desde el nacimiento).

Se produce un bloqueo cuando hay:

  • Un estrechamiento de la zona entre el uréter y la parte del riñón llamada la pelvis renal
  • Un vaso sanguíneo anormal que se cruza sobre el uréter

En consecuencia, la orina se puede acumular y dañar el riñón.

En los niños mayores y en los adultos, el problema puede deberse a tejido cicatricial, infección, tratamiento previo para un bloqueo o cálculos renales.

La obstrucción de la unión ureteropélvica es la causa más usual de la mayoría de las obstrucciones urinarias en los niños. Ahora se encuentra comúnmente antes del nacimiento con ecografías. En algunos casos, es posible que la afección no aparezca hasta después del nacimiento. Si el problema es grave, se puede requerir cirugía a comienzos de la vida. La mayoría de las veces, la intervención quirúrgica no se necesita hasta una etapa posterior. Algunos casos definitivamente no requieren cirugía.

Síntomas

Es posible que no se presente ningún síntoma, pero cuando ocurren, pueden incluir:

Pruebas y exámenes

Una ecografía durante el embarazo puede mostrar problemas renales en el feto.

Los exámenes que se realizan después del nacimiento pueden incluir:

Tratamiento

La cirugía para corregir la obstrucción permite que la orina fluya normalmente. Generalmente, se practica una cirugía abierta (invasiva) en los bebés. Los adultos se pueden tratar con procedimientos menos invasivos. Estos procedimientos implican incisiones quirúrgicas más pequeñas que la cirugía abierta y pueden incluir:

  • Técnica endoscópica (retrógrada) que no requiere una incisión quirúrgica en la piel. En lugar de esto, se coloca un pequeño instrumento dentro de la uretra y la vejiga y dentro del uréter afectado. Esto le permite al cirujano abrir la obstrucción desde el interior.
  • Técnica percutánea (anterógrada) que implica una pequeña incisión quirúrgica en el lado del cuerpo entre las costillas y la cadera.
  • Pieloplastia que elimina el tejido cicatricial del área bloqueada y reconecta la parte sana del riñón al uréter sano.

Se ha utilizado también la laparoscopia para tratar la obstrucción de la unión ureteropélvica en niños y adultos que no han tenido éxito con otros procedimientos.

Se puede colocar una sonda, llamada stent, para drenar la orina del riñón hasta que la cirugía sane. También se puede necesitar una sonda de nefrostomía, que se coloca en un costado del cuerpo con el fin de drenar la orina, por un período corto después de la cirugía. Este tipo de sonda también se puede utilizar para tratar una infección grave antes de la cirugía.

Expectativas (pronóstico)

La detección y el tratamiento oportunos del problema pueden ayudar a prevenir el daño renal futuro. La obstrucción de la unión ureteropélvica diagnosticada antes del nacimiento o poco después de nacer realmente puede mejorar por sí sola.

La mayoría de los niños se recupera bien sin problemas a largo plazo. Se puede presentar daño serio en personas que reciban el diagnóstico posteriormente en el curso de sus vidas.

Los desenlaces clínicos son buenos con los tratamientos actuales. La pieloplastia tiene la mayor efectividad a largo plazo.

Posibles complicaciones

Sin tratamiento, la obstrucción de la unión ureteropélvica puede llevar a la pérdida permanente de la función renal (insuficiencia renal).

Se pueden presentar cálculos renales o infección en el riñón afectado, incluso después del tratamiento.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el proveedor de atención médica si su bebé presenta:

  • Sangre en la orina
  • Fiebre
  • Una protuberancia en el abdomen
  • Indicios de dolor en la espalda o en los costados (la zona hacia los lados del cuerpo entre las costillas y la pelvis)

Referencias

Elder JS. Obstruction of the urinary tract. In: Kliegman RM, St. Geme JW, Blum NJ, Shah SS, Tasker RC, Wilson KM, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 21st ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 555.

Frøkiaer J. Urinary tract obstruction. In: Skorecki K, Chertow GM, Marsden PA, Taal MW, Yu ASL, eds. Brenner and Rector's The Kidney. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 38.

Meldrum KK. Pathophysiology of urinary tract obstruction. In: Wein AJ, Kavoussi LR, Partin AW, Peters CA, eds. Campbell-Walsh Urology. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 48.

Nakada SY, Best SL. Management of upper urinary tract obstruction. In: Wein AJ, Kavoussi LR, Partin AW, Peters CA, eds. Campbell-Walsh Urology. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 49.

Stephany HA, Ost MC. Urologic disorders. In: Zitelli BJ, McIntire SC, Nowalk AJ, eds. Zitelli and Davis' Atlas of Pediatric Physical Diagnosis. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 15.

Volver arriba Sólo texto

  • Anatomía del riñón - ilustración

    Los riñones son responsables de eliminar los desechos del cuerpo, regular el equilibrio electrolítico y estimular la producción de glóbulos rojos.

    Anatomía del riñón

    ilustración

  • Anatomía del riñón - ilustración

    Los riñones son responsables de eliminar los desechos del cuerpo, regular el equilibrio electrolítico y estimular la producción de glóbulos rojos.

    Anatomía del riñón

    ilustración

Los conceptos básicos

 
 

Actualizado: 4/2/2019

Versión en inglés revisada por: Sovrin M. Shah, MD, Assistant Professor, Department of Urology, The Icahn School of Medicine at Mount Sinai, New York, NY. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., unidad de negocios de Ebix, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com

 
 
 

 

 

Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos de A.D.A.M.
Se recomienda utilizar los navegadores IE9 o superior, Firefox o Google Chrome para visualizar mejor los contenidos